Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Un problema muy argentino: se crean menos empresas de las necesarias

En la Argentina son pocas las empresas, sobre todo pequeñas, donde abunda la informalidad de la mano de obra ocupada

Un problema muy argentino: se crean menos empresas de las necesarias
8 de Abril de 2018 | 09:35
Edición impresa

Un estudio de la Fundación Observatorio Pyme es contundente: “Sin empresas no hay trabajo. Y sin trabajo hay pobreza”, aseguran.

De esta forma, mientras en nuestro país se debate intensamente cómo crear empleo, el tema de cómo favorecer la creación de empresas está en segundo plan o en el debate económico.

“El empleo lo crean las empresas. Sin empresas, el trabajo lo deberá crear el Estado y las personas deberán autoemplearse como “monotributistas” en actividades de baja productividad y de mala calidad con remuneraciones por debajo de la media de los trabajos en blanco registrados.

Los informes internacionales señalan que la creación y subsistencia de nuevas empresas es un factor sustancial para el crecimiento y el desarrollo económico de un país, ya sea porque se generan más puestos de trabajo y se incrementa el ingreso total, o porque se generan nuevos procesos y/o productos.

El stock de empresas existentes en un país y la tasa de creación (o natalidad como destaca el trabajo de la Fundación) son indicadores clave de su desarrollo futuro.

En Argentina, de acuerdo con las estadísticas internacionales, se observa una grave anomalía estructural que se refleja en un escaso número de empresas (formales e informales) y una muy baja tasa de natalidad empresarial.

Existe, además, una concentración de la informalidad en la contratación de la mano de obra en las empresas con menos de 10 ocupados.

Es totalmente errado pensar que Argentina dispone de una clase empresarial abundante, como se solía afirmar hace treinta o cuarenta años.

MUY POCAS E INFORMALES

En Argentina hay pocas empresas, sobre todo pequeñas, y con un alto grado de informalidad de la mano de obra que ocupan.

Al preguntarse acerca de las causas de la baja natalidad empresarial argentina y el alto grado de informalidad concentrada en las empresas de menos de 10 ocupados, el informe destaca que es necesario considerar que el nacimiento de un emprendimiento es el resultado de la decisión de un individuo que debe optar entre buscar un trabajo en relación de dependencia (en el sector privado o en el sector público) o iniciar una actividad por cuenta propia, es decir, transformarse en emprendedor.

Esta decisión está condicionada por las capacidades técnicas y habilidades del potencial emprendedor (el “saber hacer”), la disponibilidad de capital propio (y de terceros) para financiar el inicio de la actividad, la carga tributaria que pesa sobre las empresas nacientes y el nivel de “riesgo ambiental” (relaciones laborales, grado de certidumbre sobre las reglas de juego, funcionamiento de la Justicia, etc.).

Todas estas condiciones determinan la tasa de natalidad empresarial y, en consecuencia, determinan el stock final de empresas existentes en un país, destaca el trabajo de la Fundación Observatorio Pyme, que claramente advierte que el nivel de creación de empresas está muy por debajo de las necesidades del país y de lo que sucedió en otras etapas históricas.

 

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla