Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
CRECE LA ANGUSTIA

Apuran las tareas para rescatar a los chicos de la cueva en Tailandia

Anoche ordenaron despejar toda la zona aledaña a la caverna. Mejoró el tiempo y se abre una ventana de esperanza

Apuran las tareas para rescatar a los chicos de la cueva en Tailandia

El operativo de rescate de los chicos tailandeses supone un riesgo permanente para todos / afp

Mae Sai, Tailandia

Los socorristas que trabajan en el rescate de los chicos atrapados en una cueva iniciaron en las primeras horas del domingo las tareas centrales para tratar de llegar a ellos y llevarlos a la superficie sanos y salvos.

La primera acción que se tomó en ese sentido fue la de ordenar la evacuación del área de la cueva en la que los doce niños y el entrenador de fútbol están atrapados desde hace 15 días.

“Todos los que no están implicados en la operación deben salir de la zona inmediatamente”, anunció la policía por altavoz en el lugar, donde se encuentran cientos de periodistas.

Las autoridades consideran que una mejoría temporal de las condiciones climáticas en la zona, donde dejó de llover, abrió una ventana de vital importancia para poder intentar el rescate.

Ayer, en tanto, un miembro de los equipos de rescate se encuentra herido de gravedad y otros tres resultaron heridos levemente por el accidente de un vehículo durante las operaciones para salvar a doce chicos y un adulto atrapados en una cueva de Tailandia, informaron ayer medios locales.

El grupo viajaba en un vehículo todo terreno que se precipitó por un barranco en la tarde del sábado. Según se informó, la razón del accidente estaría relacionada al desconocimiento del conductor sobre el terreno por donde transitaba.

Ya con las tareas de rescate en marcha, las autoridades continuaban evaluando las opciones para sacar al grupo atrapado desde hace dos semanas en las profundidades de la laberíntica cueva con pasadizos parcialmente inundados, de la norteña provincia de Chiang Rai.

Los responsables barajan dos opciones para la salida del grupo: bucear a través de los túneles subterráneos empantanados o encontrar una fisura en la montaña que sirva como puerta de salida alternativa.

El jueves un buzo de 38 años, antiguo miembro de la marina tailandesa, perdió la vida cuando se encontraba buceando tras completar una misión de abastecimiento. El fallecimiento del experimentado buceador muestra, según las autoridades, la dificultad de las tareas de salvamento a las que se enfrentan los equipos.

Los trece atrapados (doce chicos y un adulto) se internaron en las galerías el sábado 23 de junio tras un entrenamiento de fútbol y una súbita tormenta que inundó la cavidad les cortó la salida.

“Es necesario actuar deprisa, ya que la situación empeoró”, advierten los encargados de las tareas, sin especificar cuánta autonomía de respiración le queda al grupo atrapado.

Así, las autoridades a cargo del operativo de rescate reconocen que el tiempo para la evacuación es “limitado”. En cada viaje a la gruta, de hecho, los buzos tienen que atravesar 1,7 kilómetros de estrechos pasadizos entre visibilidad nula y corrientes de agua, un camino que toma, ida y vuelta, unas once horas. “El camino es una continua sucesión de agotadores retos”, declaró un buceador voluntario. (AFP)

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...