Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Fáciles de hacer

Pollo, la base de muchas recetas

Tres preparaciones que cuentan con este ingrediente como protagonista principal

A LA NARANJA

Ingredientes

- 4 pechugas de pollo

- 2 cebollas

- 4 naranjas

- 2 cucharadas de salsa de soja

- 2 dientes de ajo

- 1 chorrito de vinagre

- 1 cucharada de azúcar

- 2 cucharadas de maicena

- Sal y pimienta

- Aceite de oliva

Preparación

Preparar la salsa. Para ello, exprimir las naranjas en un bol. Añadir la salsa de soja, los dientes de ajo picados, el chorrito de vinagre, el azúcar, la maicena, que espesará la salsa en la cocción y un poco de sal y de pimienta negra recién molida.

Se puede añadir aquí el pollo y dejarlo macerar durante una hora o, se puede pasar directamente al siguiente paso.

En una sartén a fuego medio, añadir un chorrito de aceite. Cuando esté caliente echar la cebolla picada muy finamente. Salpimentar y dejar cocinar 5 minutos, mientras remover de vez en cuando con una cuchara de palo.

Pasado el tiempo, subir la potencia del fuego y añadir las pechugas de pollo, que ya están previamente cortadas en tamaño de bocado y salpimentadas. Mezclar con la cebolla y sellar los trocitos durante un par de minutos.

Añadir la salsa que se había preparado al principio. Bajar la potencia del fuego y cocinar a fuego suave, mientras se mezcla con la cuchara. La salsa irá reduciéndose un poco mientras también se va espesando por efecto de la maicena. Finalmente, se puede espolvorear con perejil fresco.

 

PECHUGAS EN SALSA DE QUESO

Ingredientes

- 2 pechugas de pollo

- 1 cebolla

- 4 dientes de ajo

- 250 ml. de crema de leche

- 200 grs. de queso curado

- Aceite de oliva

- Sal y pimienta

- Perejil picado

Preparación

Cortar las pechugas en cubos del tamaño de bocado. Salpimentar.

En una sartén amplia, poner un chorrito de aceite a fuego fuerte y sellar las pechugas en él. La idea es sellar los poros del pollo para que mantenga la mayor cantidad posible de sus jugos en el interior.

Pasados alrededor de 3 minutos, que el pollo haya tomado color pero, siga crudo en su interior, retirar todos los trozos de la pechuga de la sartén.

En la misma sartén y, si el fondo está muy seco, añadir otro chorrito de aceite. Añadir la cebolla y el ajo picados. Salpimentar y cocinar a fuego suave durante unos 15 minutos.

Pasado el tiempo, cuando ambos ingredientes estén muy blandos, pero que no hayan tomado color (por eso los cocinamos a fuego suave) añadir la crema y el queso. Mezclar a fuego suave, el tiempo suficiente para que se integren todos los ingredientes. Es el turno de añadir las pechugas de pollo. Integrar junto a la salsa de queso y dejar cocinar a fuego suave 5 minutos más. Es importante no remover en exceso ni calentar a fuego muy fuerte para que la nata no se corte.

AGRIDULCE CHINO

Ingredientes

- 300 grs. de pechuga de pollo

- 1 huevo

- 1 cucharada de salsa de soja

- 1 cucharada de vino chino (vale vino blanco)

- 1 pimiento rojo

- 1 pimiento verde

- 1 diente de ajo

- 1/2 cebolla

- Maicena

- Sal

- Aceite

(Para la salsa agridulce)

- 150 ml. de agua

- 30 grs. de ketchup

- 2 cucharadas de salsa de soja

- 1 cucharada de vinagre de arroz (o de vino)

- 15 grs. de azúcar morena

- 1 cucharadita de maicena

preparación

Cortar el pollo en cubos más o menos grandes. Hacer lo mismo con la cebolla y los pimientos. El ajo se debe picar muy fino.

En un bol poner el huevo y batirlo. Añadir el pollo troceado y una pizca de sal. Después añadir la cucharada de vino blanco y la de soja. Mezclar bien.

A continuación se puede dejar marinar esto en la heladera hasta un día entero.

Pero igualmente se puede seguir con la receta sin esperar más, añadiendo generosa cantidad de maicena y mezclar bien.

Meter todo en el congelador para que la masa repose y mientras tanto, preparar la salsa agridulce.

Para ello, ponemos todos los ingredientes de la salsa, salvo la maicena, en una sartén. Calentar mientras se remueve con frecuencia. Dejar que espese unos 10 minutos y reservar.

Ahora, sacar las pechugas de pollo del congelador. Retirar el exceso de maicena y freír cada pieza en abundante aceite muy caliente. Cuando estén doradas, retirarlas y colocarlas sobre papel absorbente.

En un wok o en una sartén grande, añadir un chorrito de aceite. Calentarlo a fuego medio y añadir el diente de ajo picado. Justo cuando comienza a tomar color, añadir los pimientos, la cebolla y una pequeña cantidad de sal. Mezclar todo bien mientras se deja cocinar unos 3 minutos más.

Es el momento de añadir la salsa agridulce y una cucharadita de maicena, disuelta en 10 ml de agua. Esto es para que espese la salsa. Mezclar bien y dejar cocinar un par de minutos más, sin dejar de remover.

Añadir el pollo. Volver a mezclar todos los ingredientes y servir.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...