Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Metió su cuarto triunfo consecutivo y se aseguró un fin de semana perfecto

El Pincha quedó a 3 puntos de los líderes. Felicidad de los hinchas, luego de ganar el clásico y en la antesala del regreso a 57 y 1

Lautaro Segura

Por: Lautaro Segura
lsegura@eldia.com

9 de Noviembre de 2019 | 05:22
Edición impresa

El actual plantel profesional de Estudiantes estuvo a la altura de un fin de semana histórico para el club por la inauguración de su nuevo estadio y venció por 1-0 a Talleres en el Ciudad de La Plata, por la fecha 13 del campeonato organizado por la Superliga. Con un gol desde el vestuario de Manuel Castro, el conjunto pincharrata cosechó su cuarto triunfo consecutivo y quedó a solamente 3 unidades del líder Argentinos, que aún tiene que jugar esta fecha.

En la formación inicial no hubo sorpresas, ya que por primera vez en el semestre Gabriel Milito la confirmó un día antes en conferencia de prensa. El dibujo fue el mismo de las tres fechas anteriores y solamente hubo dos modificaciones de nombres: el regreso de Iván Erquiaga por Facundo Mura en el sector izquierdo de la defensa y el ingreso de Nahuel Estévez en reemplazo del lesionado Iván Gómez.

Empujado por los hinchas, que coparon el Ciudad de La Plata palpitando el regreso a 1 y 57 y disfrutando aún la victoria clásica, los jugadores salieron decididos a ganar el partido en el arranqueny al minuto ya abrieron el marcador. Gastón Fernández le puso un pase milimétrico a Nahuel Estévez, quien se filtró en el área por la derecha y cruzó la pelota por abajo para que Castro solamente tenga que empujarla sobre la línea llegando por el segundo palo.

El uruguayo marcó el duodécimo tanto del Pincha en el actual campeonato de la Superliga, los cuáles tuvieron todos autores distintos. Es decir, hoy por hoy son 12 los goleadores del equipo en el campeonato con un festejo cada uno. Todo una particularidad.

Volviendo a lo ocurrido ayer en 25 y 32, ese tanto le dio tranquilidad al conjunto comandado por Gabriel Milito que, a pesar de no generar grandes situaciones de peligro, controló el primer tiempo con la pelota en sus pies y manteniendo a Talleres lejos del arco de Mariano Andújar. Los cordobeses sintieron el golpe del gol y mostraron poco y nada en los primeros 45 minutos, especialmente en ataque, en donde tiene futbolistas con capacidad de desequilibrar

La única mala noticia en esa primera etapa para el León fue la lesión de Gastón Fernández, quien abandonó el campo juego cuando iban 43 minutos y fue reemplazado por Ángel González, quien ocupó su misma posición. La Gata había manejado los hilos del equipo, como en los partidos anteriores, pero ese dolor no le permitió continuar.

EN EL COMPLEMENTO, A AGUANTAR

En el segundo tiempo Estudiantes se quedó: dejó de tener el dominio de la pelota y fueron pocas las veces las que se acercó al arco de Herrera. Talleres, en cambio, cambió la cara y empezó a tener más conexiones de mitad de cancha hacia arriba que le permitieron inquietar en varias ocasiones a Andújar. La más clara fue un tiro libre lanzado por Martín Payero que rechazó el arquero albirrojo en el primer palo.

Al ver que su equipo se estaba quedando, especialmente en el aspecto ofensivo, Milito decidió ponerlo a Matías Pellegrini en lugar de Castro. La idea del entrenador fue aprovechar los espacios que dejaba la visita en el fondo con futbolistas explosivos y tratar de liquidar la historia con un nuevo gol.

El aluvión de Talleres en ataque mermó a falta de quince minutos, cuando Fernando Espinoza le mostró la roja por doble amonestación a Juan Méndez y dejó con un hombre más a Estudiantes, que recuperó la posesión de la pelota y volvió a encontrar cierta tranquilidad. Antes de la roja, igualmente, ya había mostrado un signo de mejoría en el juego con una buena jugada en ataque que terminó con un remate de González en el palo.

En los últimos minutos la “T” intentó llegar a la igualdad con más ganas que fútbol, pero Estudiantes logró mantener el cero y terminó festejando a lo grande en su despedida del estadio Ciudad de La Plata, un recinto que le ha dado muchas alegrías. Ya con el partido terminado, hinchas y jugadores palpitaron juntos la jornada histórica de hoy al grito de “Señores, vamos a volver a 1...”. Además, le dieron un cierre ideal al recinto de 25 y 32, el cuál en los últimos años fue una verdadera fortaleza para el León.

UN PANORAMA IMPENSADO HACE UN MES

Hace pocas semanas atrás, Estudiantes estaba hundido en una crisis futbolística y el ciclo Gabriel Milito estaba en jaque. Pero tras el triunfo en Santiago del Estero ante Central Córdoba (SdE) en la fecha 10 lo cambió todo. A partir de allí el entrenador encontró un equipo, cosechó cuatro triunfos consecutivos, tomó muchísimo aire en la tabla de los promedios y se metió de lleno en zona de copas internacionales. Además, ganó el clásico frente al Gimnasia de Diego Armando Maradona.

Ahora el desafío del Pincha será mantener este presente y terminar el año con la mayor cantidad de puntos posibles para ilusionarse con terminar el campeonato, en marzo del año que viene, bien arriba. Los jugadores se muestran con mucha confianza y buscarán seguir aprovechando este envión anímico para seguir festejando.

En el juego aún tiene mucho por mejorar, pero sin dudas que está mostrando una cara totalmente distinta que en las primeras fechas. Se muestra aplomado en el fondo y en ataque está siendo más efectivo (un claro ejemplo fue el partido de ayer), con varios jugadores aportando en la generación de situaciones de peligro durante los partidos.

¿Qué se le viene ahora al equipo? Dentro de quince días (el próximo fin de semana no habrá Superliga por la fecha FIFA, visitará a Colón en Santa Fe, luego estrenará oficialmente 1 y 57 contra Atlético Tucumán y cerrará el año venfrentando a, nada más y nada menos, que el actual puntero en La Paternal.

LE PUSO UN CANDADO A SU ARCO

Una de las claves de la levantada de Estudiantes es, sin dudas, que no está recibiendo goles. En el campeonato de la Superliga mantuvo la valla invicta en los últimos 5 compromisos y Andújar se muestra cada vez más seguro bajo los tres palos.

Por otro lado, Milito parece haber encontrado la defensa con una dupla central conformada por el experimentado Jonatan Schunke y el chileno Juan Fuentes, quienes eyer se volvieron a mostrar plantados en la última línea y desactivaron varios jugadas de gol.

Por el lateral derecha Facundo Sánchez volvió a afianzarse y por izquierda Iván Erquiaga y Facundo Mura (ayer no fue ni al banco por una molestia muscular) pelean mano a mano por la consideración del cuerpo técnico.

Mientras semanas atrás la defensa albirroja era muy cuestionada por sus errores en varios encuentros, ahora se ha convertido en un pilar fundamental de este equipo que ya suma cuatro victorias consecutivas.

 

Multimedia

Gritalo, Uruguayo. Manuel Castro celebró su gol / Roberto Acosta

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla