Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Mezcla de estilos

Hipster, boho chic o sport chic. Lo tradicional y lo marginal se conjugan logrando combinaciones más relajadas y con mucha onda

Mezcla de estilos
12 de Diciembre de 2019 | 03:09
Edición impresa

Como una especie de liberación, desde hace tiempo viene tomando fuerza una tendencia en la moda en la que se aprecia una especie de disolución entre los estilos formales e informales, o su combinación. El resultado de este fenómeno trajo como consecuencia que se generen looks muy atractivos. Lo “hipster”, la “moda Boho” o la “sporty chic”, son algunos ejemplos. Las fusiones de estilos se producen al combinar prendas y accesorios que en teoría son opuestos pero que resultan muy llamativos en conjunto.

A esto se le suma otro tipo de tendencias que en el pasado solían clasificarse socialmente como “marginales”: tatuajes, piercings y accesorios de culturas emergentes, entre otras.

Los estilos de piercings a elegir son muy variados. Prácticamente cualquier gusto puede cubrirse. Basta con echar una ojeada a los locales donde los venden y colocan para poder encontrar una oferta muy amplia tanto en aros, formas y materiales. Y es que existen varias clases de piercings, de hecho pueden colocarse en casi cualquier parte del cuerpo. Para colocarse un piercing es importante tener en cuenta dos cosas, la primera es que lo debe realizar un profesional. La segunda es que los materiales del aro deben ser de buena calidad para evitar posibles alergias o infecciones.

La inclusión de los piercings y tatuajes en la moda cotidiana también ha roto estereotipos importantes en la sociedad. Se puede tener una predilección por la ropa de marcas de alta costura y observar fusiones de estilo muy interesantes. Podemos encontrar mezclas tanto en corrientes alternativas como la hispter, la vintage, la Boho chic o la tendencia punk rock, hasta en la ropa de marcas comerciales con estilos como el casual chic o el sporty fashion, entre muchos otros.

Boho chic

Un ejemplo a destacar es la moda Boho. Esta tendencia se caracteriza por tomar riesgos al elegir las combinaciones de las prendas. También conocida como estilo bohemio, es de carácter relajado, cómodo, algo romántico y tiene un rasgo hippie muy marcado. Suelen ser prendas muy coloridas, aunque los tonos sobrios también se utilizan, así como accesorios grandes y numerosos.

Se vale de ropa holgada y ligera, de encajes y de accesorios muy diversos. De hecho, estos son fundamentales: van desde collares y pulseras hasta cinturones dorados y aretes extra grandes.

Si se piensa en el concepto de lo Boho Chic, Boho viene de la contracción de las palabras en inglés “Bohemian Homeless”, es decir, se traduciría al español en algo así como “pordiosero elegante”. Lo Boho chic es un gran ejemplo de las mezclas de opuestos en la moda, justo porque resulta hippie, folklórico o étnico pero a la vez es urbano, es vintage pero actual y aunque es casual también puede ser muy elegante.

Es una moda que se puede llevar tanto para el día a día como para un evento formal, mostrando un estilo desenfadado pero muy estilizado. Además, como muchas otras tendencias de la moda, tiene que ver no sólo con un estilo de ropa sino con una corriente estética, que se puede ver reflejada en otras disciplinas tales como la decoración interior y la música.

Hipster

Otro ejemplo de estas tendencias de cruce, de hecho, quizá su ejemplo por excelencia en nuestros días, es la moda hipster. ¿Quién no ha escuchado esta palabra desde hace varios años en el mundo de la moda?

Como lo Boho, lo hipster no es sólo una forma de vestir, sino una serie de tendencias de estilo de vida. Aunque es un término que viene de la década de los cuarenta del siglo XX, fue a principios de la primera década de este siglo que se popularizó para referirse a la cultura o tribu urbana que hoy representa. En principio se asocia a un grupo social que pretende alejarse de las corrientes dominantes y que se identifican más con estilos de vida y corrientes estéticas alternativas.

Viene de la palabra “hip” que se usaba en los años cuarenta en el ámbito del jazz. En la moda, lo hipster tiende a combinar la estética vintage pero revitalizada con elementos actuales. Puede fusionar ropa y accesorios antiguos o rediseñados en estilos anteriores junto con tendencias actuales. En este sentido, los outfits propios de lo hipster también suelen caracterizarse por ser un look que queda en un punto ambiguo entre lo formal y lo informal.

Se retoman muchísimas prendas que antiguamente eran utilizadas sólo de manera formal, o que en su momento sólo eran clasificadas como elegantes, para combinarse con un look contemporáneo y de carácter urbano. Es un estilo que también se lleva muy bien con el uso de piercings y tatuajes, así como con accesorios diversos. Se suelen utilizar desde collares, anillos y aros vintage, hasta relojes de bolsillo u otros accesorios.

Para algunos resulta sumamente atractivo, mientras que para otros es una combinación sin sentido y una ofensa a la moda en regla. Cual sea el caso, lo cierto es que la moda actual marca una tendencia común hacía desdibujar fronteras y combinar conceptos. Un resultado propio de una época en la que los nuevos estilos de vida y procesos sociales también se han redefinido así, en el cruce de fronteras y los cambios de paradigmas.

Se toman prendas que eran sólo formales para combinarlas con un look urbano

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia
cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla