Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Bochazo en Matemática y leve mejora en Lengua para los alumnos argentinos en las PISA 2018

La evaluación internacional deja preocupaciones por el rendimiento de los estudiantes del país en diferentes asignaturas. En Ciencias, Argentina expuso un estancamiento. Se observan serias dificultades en lecto-comprensión y el análisis de datos para resolver problemas

Jorge Garay

Por: Jorge Garay
jgaray@eldia.com

3 de Diciembre de 2019 | 05:03
Edición impresa

Casi al fondo de la tabla y con un ligero empeoramiento en Matemática, con una leve mejora en Lectura y un estancamiento en Ciencias de la Naturaleza, los resultados del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, por su siglas en inglés) 2018 -a los que accedió EL DIA- arrojan un diagnóstico preocupante sobre la calidad educativa de la Argentina.

En el estudio global de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) que evalúa a alumnos de 15 y 16 años en esas tres asignaturas, el país quedó en el puesto 71 (de 79 naciones) en Matemática; en el 63 en Lectura y en el 65 en Ciencias de la Naturaleza. En la edición 2012 -si bien las pruebas se realizan cada tres años, la muestra nacional presentó “irregularidades” en 2015, por lo que fue descalificada-, había ocupado el lugar 57 (entre 65) en Matemática; el 58 en Lectura y el 56 en Ciencias.

¿Y en cuanto al ranking regional? Entre los diez países participantes de América Latina, Argentina se ubica 8º en Matemática, 7º en Lectura y en Ciencias. Todos los países latinoamericanos cayeron lugares tanto en Ciencias como en Matemática (en Lectura sólo escalaron posiciones Uruguay y Chile).

La muestra en el país tomó 458 escuelas y 14.546 estudiantes, según informó Educación

En Matemática, esta vez los estudiantes argentinos obtuvieron un promedio de 379,5 puntos, por debajo de los 388,4 logrados en la medición 2012 y del promedio latinoamericano, situado en 387,8.

En esta materia, el país sólo supera en la región a Panamá (352,8) y República Dominicana (325,1). En tanto que el vecino Brasil (383,6) se encuentra levemente por encima de la Argentina. Los desempeños más destacados de América Latina corresponden a Uruguay (417,7) y Chile (417,4), quienes no obstante se encuentran sensiblemente lejos del promedio de los 37 países miembros de la OCDE, que es de 489,3. En Matemática -como en Lectura y Ciencias, Beijing (591,3) y Singapur (569) están al tope del ranking global.

La tendencia en Matemática, como se dijo, empeoró con el curso de los años. En 2006, por ejemplo, el 64 por ciento de los estudiantes argentinos se ubicaba en los niveles más bajos de desempeño (Nivel 1 o menor); en 2018, la proporción trepó al 69 por ciento: es decir, casi siete de cada diez alumnos de 15 años no pueden resolver satisfactoriamente los problemas más simples. Mientras que más de cuatro de cada diez se encuentran todavía por debajo del Nivel 1 y apenas un 2,6 por ciento se sitúa en los niveles más avanzados. De modo que, al mismo tiempo que aumentó la cantidad de estudiantes en los peores niveles, en los últimos 12 años bajó en unos 4 puntos porcentuales la proporción de estudiantes con desempeños medios y altos.

El relevamiento distingue niveles de rendimiento del 1 al 6: a mayor puntaje, mejor desempeño. En Matemática, por caso, los adolescentes argentinos exhiben un puntaje promedio sensiblemente por debajo del límite inferior del Nivel 2, que es el concebido como umbral básico de rendimiento.

LECTURA, POR DEBAJO DE LA MEDIA LATINOAMERICANA

¿Qué pasa en Lectura? Aquí también Argentina, con 401,5 puntos, se ubica por debajo de la media de América Latina (407,2) con un puntaje promedio cercano al de Perú (400,5) y por encima de Panamá (377) y República Dominicana (341,6). Los desempeños más destacados de la región corresponden a Chile (452), Uruguay (427) y Costa Rica (426), aunque todos sensiblemente por debajo del promedio OCDE (487).

Aunque mostraron una leve mejora de 5 puntos con respecto a la medición 2012, los alumnos del país se encuentran lejos aún del desempeño de 418,3 puntos logrado en el año 2000. Todavía, más de la mitad de los estudiantes, específicamente un 52,1 por ciento se hallan en el Nivel 1 o por debajo de éste, lo que implica que sólo pueden realizar las tareas más simples frente a los textos presentados, manteniéndose en el plano de los datos explícitos, los contextos familiares y las relaciones más sencillas entre información evidente. En tanto que el 47,9% de los estudiantes se encuentran en el nivel de desempeño 2 o mayor, demostrando que tienen, como mínimo, los conocimientos para la comprensión básica de las situaciones.

La proporción de estudiantes con niveles de desempeño muy bajos (Nivel 1 o menor) se redujo en 1,5 puntos porcentuales entre 2012 y 2018. Mientras que la proporción de estudiantes con niveles medios y superiores (desde Nivel 3 en adelante) se incrementó en 3 puntos porcentuales (pasando de 19,2% en 2012 a 22,2% en 2018).

En el marco de un estancamiento en el progreso de lecto-comprensión que, en promedio, afecta a Latinoamérica, el caso argentino presenta dificultades persistentes: cada 4 estudiantes de 15 años, dos se encuentran por debajo del nivel básico, uno en el nivel básico y uno por encima de ese nivel básico.

Como en Matemática, son muy pocos los estudiantes del país que llegan a los niveles más avanzados de lectura; y muchos los que evidencian los peores rendimientos.

ESTANCAMIENTO EN CIENCIAS

¿Y en Ciencias? En esta materia, Argentina mostró un estancamiento, con una leve baja con respecto al promedio de la medición 2012: pasó de 405,6 a 404,1 puntos, exhibiendo un rendimiento similar al promedio de los países de la región (403), mirando desde abajo a los miembros de la OCDE (488,7). Por debajo de Argentina se ubican Brasil (403,6), Panamá (364,6) y República Dominicana (335,6). Los desempeños más destacados de la región nuevamente corresponden a Chile (444) y Uruguay (426).

En matemáticas, Argentina sólo superó a Panamá y República Dominicana

A la inversa de lo que sucede con la mitad de los estudiantes de los países de la OCDE, pero de manera similar a lo que ocurre en América Latina, Argentina muestra un estancamiento en los resultados en Ciencias: el 53,5% de los estudiantes se encuentra en el Nivel 1 o por debajo, presentando condiciones para desarrollar un procedimiento científico sólo siguiendo instrucciones explícitas, mientras presentan dificultades para analizar los datos y reconocer la pregunta que busca responder un experimento simple. Y un 46,5 por ciento logra el Nivel 2 o superior.

MÚLTIPLES FACTORES

Los datos de la muestra, que en el país tomó 458 escuelas y 14.546 estudiantes (con tasas de participación de 96 y 86 por ciento, respectivamente), fueron presentados ayer en la sede central del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, en el marco de un encuentro con periodistas (en el que estuvo presente EL DIA) encabezado por el Ministro Alejandro Finocchiaro, la Secretaria de Evaluación Educativa, Elena Duro y los especialistas por la Universidad de Buenos Aires, Javier Curcio e Irene Kit, responsables técnicos del informe a nivel nacional.

“No soy amigo de los números fríos alejados del contexto”, advirtió Finocchiaro, quien pidió tener en cuenta los “distintos umbrales” de los países medidos, y la condición de sus estudiantes. En ese sentido, ilustró: “No es lo mismo un país como Argentina, con el tejido social dañado, débil económicamente, que un país que tiene dos PBI ahorrados”.

Se sabe, y las PISA lo ratifican, que a mayor índice socioeconómico, mayores son los puntajes obtenidos en las áreas evaluadas. Del mismo modo, las diferencias entre puntajes alcanzados por los estudiantes según los niveles educativos de la madre alcanzan hasta 85 puntos en el área de Lectura.

BRECHA SIGNIFICATIVA

También, la brecha de desempeño en los estudiantes de escuelas de gestión estatal y privada continúa siendo significativa a favor de esta última, a la vez que incide el sector socioeconómico de origen del estudiante que asiste a uno u otro tipo de escuela.

Otra cuestión que desmitifica las PISA es la presunta mejora en la eficiencia de los aprendizajes con la que se suele asociar a la repitencia: los estudiantes que han repetido obtienen los desempeños más bajos; y quienes no han asistido a nivel inicial o lo han hecho sólo durante un año, también muestran desempeños más bajos. Por el contrario, estar a los 15 años en el grado que corresponde a la edad teórica y además haber asistido a educación inicial, se asocia con mejores desempeños. La diferencia entre quienes están en edad teórica y quienes tienen sólo un año de sobreedad es de 60 puntos; diferencia que se amplía en otros 40 puntos al acumularse el rezago escolar, totalizando 100 puntos de diferencia.

“Cabe destacar que esta brecha en Lectura es la más amplia entre las tres áreas evaluadas, lo cual podría relacionarse con el carácter transversal de la capacidad de lectura como soporte de los aprendizajes en los distintos espacios de conocimiento, así como con la incidencia de los problemas de lecto-comprensión en las situaciones de reprobación, que luego derivan en la repetición del año escolar”, puntualiza el informe sobre la situación nacional.

Las PISA, que el año pasado pusieron el foco en la capacidad lectora, agregaron en 2018 un cuestionario complementario a los estudiantes.

En Argentina, poco más de un tercio dijo leer por placer, y fueron justamente los que tuvieron los mejores desempeños.

Al separar por género, PISA arrojó que a las alumnas argentinas les va mejor en Lectura, mientras que los varones tienen un mejor rendimiento en Matemática y Ciencias.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla