Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Materia en la que queda mucho por hacer en la ciudad

Convertir el reciclaje en un modo de vida, el objetivo prioritario que buscan potenciar

En Plaza Malvinas se hizo una jornada para enseñar a los vecinos cómo fabricar a partir de materiales que quedan para el descarte

Convertir el reciclaje en un modo de vida, el objetivo prioritario que buscan potenciar

distintos programas vinculados al reciclaje, ayer, en plaza malvinas

De dos botellas de plástico en desuso puede salir el cepillo de un escobillón; de los restos de papel y cartón, nuevas piezas de papel y cartón; de una vieja computadora otro equipo listo para conectar; de tierra arcillosa, cal y cemento, ladrillos ecológicos. Todo eso se mostró ayer en varios stands con los que se celebró en la plaza Islas Malvinas el Día Mundial del Reciclaje.

La Universidad Nacional de La Plata, el Municipio, la Provincia, las cooperativas de trabajo y empresas vinculadas a la actividad enseñaron al público que participó de la jornada -unos 100 vecinos- las diversas producciones que se fabrican a partir de materiales que quedan para el descarte.

Además del objetivo de divulgación para la adquisición de hábitos que favorezcan el cuidado del medio ambiente la propuesta sirvió para reunir desechos de los hogares de la Región. Así, por caso, el programa E-Basura de la UNLP, en su 6ª campaña de recolección y en su 10º año de creación, consiguió juntar alrededor de 500 componentes relacionados con la electrónica.

Con la convocatoria a los vecinos para el descarte de material electrónico en desuso el programa logra un doble objetivo: mientras se preserva de contaminación el medio ambiente le extienden la vida útil, por caso, a los cpu, los monitores y las impresoras; los equipos reciclados son donados a hospitales, escuelas, cárceles y comunidades de pueblos originarios y se le acerca así tecnología a los sectores con mayores necesidades.

“Es una manera de unir tecnología, sociedad, ambiente y educación”, sintetizó la directora del programa E-Basura, Viviana Ambrosi, quien resaltó a la vez que la iniciativa, que comenzó en 2009 con la donación de los equipos recuperados a instituciones locales se extendió ahora a todas las provincias argentinas donde se necesiten computadoras.

En total, se recolectaron 237 artefactos relacionados con la informática (entre otros elementos 200 cpu y monitores, 38 impresoras, 5 tablets) y 113 teléfonos celulares

En esta oportunidad, se aclaró, no se recibieron pilas, baterías, cartuchos de impresión ni piezas confeccionadas con vidrio.

Por parte de la Comuna, el subsecretario de Gestión Ambiental, Germán Larrán, destacó que eventos como el que tuvo lugar ayer en la plaza Malvinas “son importantes para generar conciencia acerca del reciclado y del aprovechamiento de aquello que ya no usamos”.

En representación de la Provincia montó un stand el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), como así también el Servicio Penitenciario Bonaerense -ver aparte-.

Distintas firmas que reciben los residuos separados en domicilio y compactados por las cooperativas que participan del sistema de recolección de la Ciudad y que los transforman en productos nuevos explicaron al público interesado cómo se desarrollan los procesos de reciclado.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...