Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Tu cuerpo pide salsa

Preparaciones que siempre le suman un plus a cualquier plato. Aquí, tres para ensaladas, carnes y pescados

Tu cuerpo pide salsa

Holandesa

4 de Junio de 2019 | 01:57
Edición impresa

HOLANDESA

Ingredientes

- 200 grs. de manteca

- 3 yemas de huevo

- 1 cda. de jugo de limón

- 1 cda. de agua fría

- Pimienta blanca molida

- Sal

Preparación

Es una salsa ideal para acompañar todo tipo de preparaciones de pescados y mariscos principalmente, aunque también combina con otros platos, siendo dos de los platos con esta salsa más conocidos los huevos Benedictine y los espárragos.

Se considera una receta con un elevado nivel de dificultad en su preparación, ya que para conseguir un resultado óptimo en su textura hay que controlar muy bien la temperatura de la preparación.

Comenzar clarificando la manteca, lo que consiste en derretirla a baño María y colarla después en una tela.

Esta manteca clarificada hay que mantenerla siempre líquida, pero dejándola que se enfríe un poco.

Mientras tanto en un recipiente batir con intensidad las yemas de tres huevos y una cucharada de agua fría, hasta que quede bien batida.

Poner la mezcla a baño María, a fuego medio, y sin dejar de remover, durante unos 4 o 5 minutos más o menos. Tras este tiempo comenzar a verter la manteca clarificada a la mezcla de las yemas y el agua, poco a poco y sin dejar nunca de batir.

Es importante que la mezcla se mantenga siempre caliente pero sin que el agua hierva, y batir constantemente unos 9 o 10 minutos desde que se haya echado toda la manteca líquida en el recipiente.

Pasado este tiempo la mezcla irá tomando una textura bien densa, momento en el que se agrega el jugo de limón y un poco de sal y pimienta blanca molida, remover bien y ya está lista. Esta salsa debe servirse siempre templada, así que si no se la sirve recién hecha, es mejor calentarla a baño María justo antes de servirla para que tome una buena temperatura.

 

CASTELLANA

Ingredientes

- 500 grs. de champiñones frescos

- 200 grs. de jamón serrano

- 150 ml. de vino blanco

- 150 ml. de caldo de pollo

- 1 caldito de carne

- 2 cebollas medianas

- 4 dientes de ajo

- 2 hojas de laurel

- 3 cdas. de harina

- Aceite de oliva virgen

- Sal

Preparación

Esta salsa se suele utilizar para servir junto a platos de carne, pero combina también con otras preparaciones.

Limpiar los champiñones para quitarles la tierra puedan tener. Después laminarlos no muy gruesos. Pelar la cebolla y cortarla en juliana. Pelar los dientes de ajo y cortamos en rodajitas.

Poner a calentar una sartén grande con un chorro de aceite de oliva virgen, y cuando esté caliente echarlos trozos de cebolla y ajo, con un poco de sal por encima. Dejar sofreír a fuego no muy fuerte hasta que la cebolla empieza a cambiar de color. En ese momento agregarlas hojas de laurel y los champiñones limpios y laminados, remover todo y dejar cocinar a fuego medio.

Aprovechar para cortar el jamón serrano en tiras o en taquitos. Tras unos 5 o 6 minutos en los que debe removerse todo el contenido de la sartén, agregar el jamón troceado y tras otros 4 o 5 minutos echar el vino blanco. Subir la intensidad del fuego y dejar que el alcohol del vino se evapore. En ese momento echar el caldito de carne, el caldo de pollo y la harina, y remover todo para que se disuelva la misma. Dejar a fuego medio-suave para que la salsa reduzca y quede un poco más espesa, corrigiendo el punto de sal si fuera necesario.

 

TZATZIKI

Ingredientes

- 2 yogures griegos naturales

- 2 pepinos grandes

- 2 dientes de ajo

- Jugo de 1/2 limón

- 3 o 4 cdas. de aceite de oliva virgen

- Pimienta negra molida

- Sal

- Un poco de eneldo o menta picada

Preparación

La salsa tzatziki es una de las salsas de origen griego más conocidas, y es una salsa que se suele tomar con pan, ensaladas o bien para acompañar platos de pollo.

Picar el ajo y echarlo en un mortero con un poco de sal gruesa. Machacar bien y echar en un recipiente aparte. Después pelar los pepinos, abrirlos y quitarle las semillas, para después rallarlos y dejarlos escurrir. Agregarles un puñado de sal y mezclar, así sueltan todo el líquido, para que la salsa no quede liquida.

En el mismo recipiente donde están los ajos machacados, echar los yogures, el jugo de limón recién exprimido, el aceite de oliva virgen, la pimienta y un poco de eneldo o menta picada de forma opcional.

Remover todos los ingredientes para mezclarlos lo mejor posible, y dejar esta mezcla en la heladera hasta que los pepinos rallados ya no suelten más agua.

Añadir al otro recipiente los pepinos rallados y totalmente escurridos, volver a mezclar todo lo mejor posible hasta que la salsa quede bien homogénea. Probar para ver si es necesario corregir el sabor de la misma, y al acabar de prepararla llevarla a la heladera en un recipiente cerrado al menos un par de horas antes de servirla.

 

Multimedia
cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla