Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
SUS PROTAGONISTAS VAN DEL TECHNO AL ACID Y DEL DEEP HOUSE AL DIGITAL POP

El latido de la noche

Nacida entre fines de los ‘80 e inicios de los ‘90, la movida electrónica local transita su cuarta década, impulsada por una joven camada de djs, bandas y productores, más algunos resilientes pioneros

Matías Minghinelli, dj residente de varios bares de la ciudad

Yazmín “Yaz” Huenchuman, una de las integrantes del dúo electropop Joyaz

Peces Raros en plena sesión

Franco Sorgio, dj, productor y también profesor de djs aficionados

Gonzalo Rojas Y Manu Tello forman varese, que articula ramas alternativas del house y el techno

Por CECILIA FAMÁ

vivirbien@eldia.com

“Tuve un romance en Durango / pensando en mi generación” canta en uno de sus discos Lucio Consolo, líder de Peces Raros, apuntalado por bombos hoscos y maquinales, y sintetizadores como resortes electrificados. Aunque para el intérprete, de 26 años, se trate de una evocación de Bob Dylan, para los platenses con mayor recorrido, la mención de Durango oficia como un asterisco nostálgico que remite a un extinto restaurante de Gonnet desde el que se expresó parte de la movida tecno de principio de siglo, de la mano de su disc-jockey emblemático, Luis Zerillo, y numerosos invitados de peso.

Resulta que tanto Luis, que hoy pisa los 50, como Lucio, son parte de la actualidad de la escena electrónica desde diferentes lugares. El más joven haciendo vibrar escenarios locales como banda soporte de Babasónicos, o agotando la capacidad del boliche Niceto en la capital federal. El más experimentado, aun trabajando en lo suyo y sentenciando que “la nueva ‘generation’ viene con todo. A los de veinte les gustan el vinilo y el acid house... y son manija. Lo que no explotó en nuestra ciudad en 1989, explota en 2019”.

“Esta `generation´ viene con todo. Lo que no explotó en la ciudad en 1989, explota en 2019”

Luis Zerillo
Disc-jockey

 

“La constante confluencia de público entre la escena ‘indie’ y la cultura underground de música electrónica genera chispas de creatividad que convierten a La Plata en una verdadera capital a nivel continente” evalúa Franco Sorgio (26), dj, productor y también profesor de djs aficionados: “estamos ante una ciudad en la que en tan sólo quince cuadras a la redonda podemos encontrar un centro cultural siendo anfitrión de una fiesta de música house, una cervecería ambientada con el beat del progressive techno, y algún espacio tal vez más ‘clandestino’ con gente bailando estilos más experimentales como el dubstep, el future garage o el psycho trance”.

Matías Minghinelli, dj residente de varios bares de la ciudad, con una extensa foja de servicios sobre sus espaldas en solitario o integrando colectivos como Loud Team, advierte que “la escena siempre tuvo cuatro variables para poder existir: la gente, la música, el dj y el productor. Y aunque siempre habrá factores externos que alteren la dinámica de la escena y estos actores, hay un común denominador que siempre aparece: la sensibilidad para decidir, dónde ir a bailar, qué plataformas musicales elegir para escuchar o comprar, que música poner, etcétera. El universo de la música electrónica creció exponencialmente y para elegir bien, hay que estar mucho más informado. Es natural, después de unos cuantos años, que en una charla nos pregunten: ‘¿vos, qué estilo de música ponés?’... Desde mi óptica, es un gran avance, porque si bien a casi todos los que salen a bailar, los convoca la pista, ahora está más claro que no todas las personas gustan del mismo sonido -porque sentimos de diferente manera-, y por lo tanto poder encontrar en una misma noche dos o tres alternativas estéticas para elegir es gratificante, porque ya nadie está obligado a bailar ‘punchi’, sino que podemos elegir dónde ir y a quién escuchar”.

A TODO RITMO

“En la actualidad se apuesta por el sonido híbrido: muchas bandas supieron desarrollar propuestas de ‘live sets’ como Peces Raros, B-Sides, o La Danza de las Bestias, por sólo nombrar algunas. La figura del dj dentro de una fiesta es ahora observada desde otro lugar; capaz que hasta hace unos años la apuesta era más salvaje a la hora de preparar un set para dominar la pista, pero ahora, por el contrario, la retroalimentación entre el músico y el dj ha resultado en nuevas camadas de djs más meticulosos, tomándose muy en serio la selección de música en el afán de contar un relato”, apunta Sorgio.

Y agrega: “por mi parte, en lo que respecta a mis experiencias como partícipe activo de la escena local, disfruto mucho de la cercanía de la gente para con mi trabajo y el constante cariño y expreso apoyo que reciben los ciclos temáticos de música electrónica. Será tal vez esa cosa del fanatismo futbolero la que siembra el brote de fidelidad, como es el caso de ciclos como L’Acid, Lacura o Mundo Perro, en los que donde edición tras edición son comprobables el crecimiento de audiencia y el artístico. Ahora en septiembre, con ‘Low Fi’ (@ciclo_lowfi) queremos llevar la temática por encima de lo musical y por eso apostamos al primer festival multigéneros. Jugamos todo el tiempo a trazar nuevas fronteras entre géneros y bajo este lema, el house, el techno, la música disco y lo tribal conviven armoniosamente en un marco apto para todo público”.

Cara visible de la movida a partir de la notoriedad de su banda, los ascendentes Peces Raros, Lucio Consolo destaca que “en nuestra ciudad hay fiestas, djs y productores que están trabajando ‘de diez’ y vinculándose con escenas y artistas internacionales. También hay muchas bandas que enlazan el formato ‘de grupo’ con la electrónica, como Varese, B-Sides, Fus Delei y Trazante, por nombrar apenas algunas”. El 13 de septiembre próximo, los Peces ofrecerán su segunda fecha en el Niceto porteño.

Yazmín “Yaz” Huenchuman, una de las integrantes del dúo electropop Joyaz, siente que “el circuito de música electrónica está en pleno crecimiento gracias a fiestas que están buenísimas y a una convocatoria espectacular de jóvenes con ganas de soltarse y disfrutar. Esto no sucede sólo en La Plata. Me animo a decir que es mundial: la palabra mágica para pasarla bien es ‘techno’. Y a mí me gusta cuando se mezcla con estilos electrónicos más latinos, porque se arma una especie de ritual”.

“La figura del dj dentro de una fiesta es ahora observada desde otro lugar ”

Franco Sorgio
Dj, productor y profesor

 

“Desde nuestro comienzo como Joyaz, fue novedoso el formato dúo de chicas manejando diferentes dinámicas y canciones muy arriba. Sin la intención de hacer un género puro, ahora me doy cuenta de que teníamos influencias del progressive, del techno, del electro, entre otros... Los tracks ‘Egipto’, ‘Freakin’Hot’ e ‘Hibernar’ fueron remixados por djs, o me pedían las vocales separadas para mezclarlas con otros beats. Fue emocionante descubrir ese interés. Mi primer referente cercano de música de pista es Paquito Salazar, pionero de la escena electrónica under platense. Su sonido de grooves ácidos y cortes duros me influencia desde entonces (y cada vez más). En 2016 conocí a las Ibiza Pareo en una fecha que compartimos gracias a una productora local que es Anita Bertoldi. Ellas son dos diosas de la pista a las que me apegué con una especie de fervor místico y ellas me adoptaron prácticamente como familia. Gracias a ellas que me convocaron, formo parte de un compilado de remixes junto a Ana Helder, Carisma, Djs Pareja, Diegors, Coneji y Tom Clubber. Para mí, es como volcar, girar en el aire y seguir andando, no me lo creo, una especie de milagro estar a su lado: la sensación de que esto fue soñado por todas mis células”, se explaya Yaz, cuya próxima fecha en La Plata será el 18 de septiembre en Laberinto Casa Club, con artistas del sello Pista Lolleata como Less Lee, Lamacha, Floma, Merlot y Santiago Zorrilla.

OLD SCHOOL & NEW GENERATION

Luis Zerillo recuerda que “empecé en 1989 poniendo el hit ‘French kiss’... en esa época hacíamos las ‘Acid House Party’ en Relieve -8 entre 44 y 45-. Después estuve en La Boutique, De La Ostia, Barro, y en casi todos los boliches y bares de La Plata. Lo que puedo decir es que el dj es un melómano enfermo, al que lo único que le importa es la música... Yo creo que la electrónica está en ciclo 9: ‘89, ‘99, ‘09, ‘19. ¡La nueva generación viene con todo!”.

Minghinelli opina que “hubo un suceso en Argentina que marcó un antes y un después de la escena: la tragedia de Cromañón. Desde allí, la rebeldía del under (siempre jugando al límite de lo permitido) fue muy castigada por sucesos que poco tuvieron que ver con hechos artísticos, manchados de intereses políticos y económicos, y por eso los únicos lugares aptos para el crecimiento de la escena fueron los boliches habilitados oficialmente, que en general demandan respuestas fáciles para satisfacer a todos y ya, por lo que durante un tiempo la escena estuvo algo frenada. Y hablo del under porque la historia marca que en el arte los sucesos más importantes nacen y se desarrollan ahí, y restringir esos espacios es atentar la expresión más pura, que motoriza el crecimiento de cualquier movimiento”.

“El circuito de música electrónica está en pleno crecimiento”

Yazmín “Yaz” Huenchuman
Integrantes del dúo Joyaz

 

“Sin embargo, al poco tiempo, las redes sociales con sus anuncios de eventos con ‘private location’ permitieron a otro sector de la escena desarrollarse sin la urgencia del bolichero al que poco le importa lo artístico” concluye Matías: “pasamos de la pista improvisada en bares a la fiesta clandestina en una casa; de ir a la disquería a pedirle al dueño que nos recomiende música para comprar, a meternos en un océano de tracks digitales, y de pistas en boliches donde sonaban algunos temas comerciales al principio, y otro tantos al final para dar cierre a la noche, a pistas donde bailaban 2 mil personas música 100% electrónica; algunos sin saber por qué estaban ahí, y otros entendiendo todo perfectamente. Y finalmente, pasamos de entender que el dj tiene que saber mixar con vinilos para ser quien dice ser, a volcar toda la atención hacia la selección de música y la ‘línea’ del set”.

El dj repasa que “crecimos en una década con artistas icónicos como Murk o Chemical Brothers, de alcance global, a pibes que crean desde la casa y en forma intuitiva, con un conocimiento acabado del manejo de softwares y de cómo navegar en la web para poder conseguir generar el sonido que buscan, con muy poca inversión de dinero y muchas ideas. Pasamos de ser muy pocos y conocernos todos en la pista, a que sean casi todos los que están en la pista, sin saber quién está al lado. Y pasamos de ser unos locos por la música y el baile los que nos reuníamos, a ser la excusa perfecta para la mera reunión de gente ávida por conseguir sustancia y mimetizarse entre los amantes del género, artísticamente hablando”.

“La escena pasó de ser para pocos y exclusivos, a masiva y saturada”

Matías Minghinelli
Disc-jockey

 

“Por eso, mi mejor definición para la escena es decir que es como un péndulo que pasó de un extremo para pocos y exclusivos, a otro masivo y saturado, pero que tiende a volver al centro y para alegría mía y de muchos más, La Plata está siendo generador de diversos artistas de diferentes estilos y movimientos más que interesantes y que vale la pena descubrir” finaliza Minghinelli, quien desde su rol de productor en Negroni La Plata y otros reductos, convive con los códigos de la nueva generación: “si tuviera que definirme diría que soy un ‘deejay old school’ que entiende que no todo tiempo pasado fue mejor. Rescatemos lo mejor de ayer y hoy, y sigamos para adelante”.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla