Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
S.O.S. flequillo

Cómo peinarlo y acomodarlo sin tener que recurrir a la tijera. Si se necesita cortarlo sí o sí, van algunos consejos de expertos

S.O.S. flequillo
9 de Abril de 2020 | 04:17
Edición impresa

Todos estamos de acuerdo en que hay dos cosas que bajo ningún punto de vista se puede hacer hasta que la cuarentena termine: el corte y el color. Y es que es mejor prevenir y no caer en la peluquería aterrados y alterados cuando termine el aislamiento.

Si se es de las personas que se cortó el flequillo antes de las medidas preventivas por la pandemia del coronavirus, seguro se habrá notado cómo creció con el paso de los días. Sin embargo, el resto del pelo parece no seguir el mismo ritmo.

Para poder acomodar la cabellera y mantener un corte decente, los expertos dan consejos para peinar y domar el flequillo sin tener que cortarlo.

Flequillo cortina

Este tipo de flequillo es un clásico y sienta bien a todo tipo de rostros, dicen los especialistas. Y aunque se adapta con facilidad a casi todas, funciona mejor en rostros cuadrados. Eso sí, la textura da igual: funciona bien en todas. Combina bien con pelo suelo o recogido y para conseguirlo, sólo hay que seguir estos pasos:

1. Con el pelo mojado, aplicar un spray fijador en raíces, justo en la zona frontal, para poder manejar y peinar mejor el flequillo. Luego ir abriendo rayas y poniendo producto en pequeñas cantidades.

2. Con la ayuda del secador, dar calor en las raíces, dirigiendo el cabello hacia los lados. Esto permitirá concentrar el volumen en la zona central del flequillo.

3. Después de pulir medios y puntas, aplicar un poco de calor ligero con el secador desde abajo en la zona frontal, para que el flequillo se abra de forma natural.

Flequillo lateral

El flequillo de lado, que triunfó a principios de la década pasada, parece que ha vuelto para quedarse una temporada más. Es un flequillo que dulcifica el rostro y suaviza las facciones. Combina con cualquier tipo de rostro, aunque favorece especialmente a los redondeados. Según la textura del pelo, hay una forma diferente de peinarlo.

Si se tiene pelo fino y moldeable, hay que usar un spray de fijación en la zona de las raíces cuando se tenga el pelo aún húmedo. Vale ayudarse de un peine para marcar la raya lateral y peinar todo el cabello hacia un lado. Dejar secar al aire.

Si en cambio el cabello es grueso y difícil de moldear, hay que seguir los primeros pasos del anterior pero después, utilizar una pinza o invisible muy pegado a las raíces para sujetar el flequillo, dejándolo secar al aire. Cuando el pelo esté seco, retirar la pinza.

Corte sí o sí

Aunque retocarlo en casa no sea la mejor idea, puede que se esté decidido a hacerlo porque el flequillo ya es inviable.

En ese caso, les recomendamos seguir estos pasos.

Primero hay que tener en cuenta las herramientas que se van a utilizar. Las tijeras de cocina o de escritorio no son ni de lejos las mejores para cortar e pelo. Si se puede, es importantísimo tener unas tijeras específicas y bien afiladas porque, si no con cada tijeretazo el pelo irá hacia atrás y quedará demasiado corto y no se controlará bien la longitud.

Lo ideal es cortar el flequillo con el cabello seco. En mojado es más fácil equivocarse con la longitud y terminar teniendo un rollinga escandaloso. Para cortarlo el pelo debe estar secado al aire, sin estirarlo con plancha ni secador.

Para empezar hay que peinar el pelo con un peine de púas finas y después, de frente al espejo, buscar justo el punto donde la cabeza se curva. Ahí es donde se marca el flequillo, separando después en forma de triángulo que debe comenzar en el centro del tabique y llegar más o menos hasta las tres cuartas partes de la ceja.

Lo más fácil es girar el cabello ligeramente hacia arriba y no cortar en línea recta, sino abordar el pelo en diagonal: en vez de hacer un corte al ras, es mucho mejor entrar con las tijeras inclinadas, cortando con movimiento ascendentes, con un gesto como de picoteo.

Esto es mejor que cortarlo en recto, porque si primero se corta recto y luego se quiere hacer irregular es muchísimo más difícil. No hace falta cortar todo ese cabello, sino sólo entresacar y eliminar las partes más largas: así el resultado es mucho más natural y si hay errores, pasan más desapercibidos.

Recomendamos que si se quiere un flequillo bien recto se espere a que termine la cuarentena porque es muy difícil dejarlo bien prolijo.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla