Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $92,00
Dólar Ahorro/Turista $151.80
Dólar Blue $156,00
Euro $109,84
Merval 0,00%
Riesgo País 1422
Claves para completar servicios respetando el aislamiento social

Por: LAURA AÓN

17 de Mayo de 2020 | 01:40
Edición impresa

Observatorio de movilidad del Gran La Plata (IIPAC-CONICET/UNLP)

El distanciamiento social nos lleva, de manera temporal, hacia una ciudad individual, siendo la ciudad en condiciones normales, particularmente un hecho colectivo. La ciudad individual es insustentable desde lo funcional, desde lo económico, desde lo social y desde lo ambiental y el transporte masivo de pasajeros es un claro ejemplo de ello. Si el ideal de las ciudades sustentables es el uso generalizado del transporte masivo, para reducir la contaminación ambiental y el consumo energético y para lograr recuperar las vías y espacio público para los peatones, en tiempos de pandemia las opciones se reducen y el ideal pasa a ser preservar la distancia y la salud.

Algunas voces académicas hablan de un futuro posible sin transportes públicos masivos por efecto de la pandemia. Estas ideas probablemente se puedan aplicar a aquellas ciudades policéntricas, donde la extensión urbana tiende a ser compacta y tiende a disponer de sus propios equipamientos, espacios de educación, salud, recreación, compras, tramites y demás necesidades de la vida propiamente urbana. La Plata en cambio, es una ciudad desigual en lo espacial y también en lo social, por lo cual sus sistemas de transporte público masivo, conforman un importante sostén de los sectores que viven en condiciones de menor calidad y diversidad urbana.

Desde los años ‘90, los transportes masivos de nuestra ciudad se han replegado pero no han perdido vigencia frente al avance del uso del automóvil por varias razones. Una de ellas es que una parte importante de la población que no dispone de un auto particular, vive en las áreas más alejadas y debe viajar cotidianamente al centro. Otra es que 12.000 personas por día aproximadamente viajan a la capital en transporte masivo.

Por esto es necesario analizar el funcionamiento del transporte público de La Plata pensando en la demanda que resuelven habitualmente y analizando escenarios de completamiento de servicios respetando las medidas del distanciamiento social.

En nuestra ciudad desde hace años, la línea comunal Oeste y la línea provincial 273, han sido las de mayor demanda. Sin embargo no son las únicas que llevan gran cantidad de pasajeros. De acuerdo el Observatorio de Movilidad de la Facultad de arquitectura de la UNLP, los promedios van de 8 a 42 pasajeros por servicio, mientras la mayor parte de las lineas llevan un promedio de entre 20 y 40 pasajeros por coche.

Estos valores son muy críticos en el contexto de la necesidad de distanciamiento social. De acuerdo con las disposiciones municipales para el uso de los colectivos en la actual situación, el máximo de pasajeros es de 15 por servicio. Cumplir esta disposición implica incrementar la cantidad de servicios diarios, lo cual ofrece varias dificultades, una de las más críticas es la capacidad del sector empresario de incrementar la cantidad de servicios y con ello la cantidad de unidades circulando, chóferes, seguros, mantenimiento y demás costos fijos.

Este problema puede implicar una mayor demanda de subsidios por parte de los concesionarios. Otra dificultad es cómo calcular el incremento necesario de unidades, que es probable que sea variable y progresivo en el tiempo, a medida en que se vayan habilitando más actividades. El problema es crítico y requiere analizar de manera cuantitativa y cualitativa las componentes criticas de la demanda de la población y los costos del transporte.

Aspectos positivos

Algunas cuestiones positivas del actual contexto se pueden incluir en escenarios urbanos futuros. Una es la idea de ciudades más tranquilas, menos congestionadas, con menos prisas, menos cantidad de actividades urbanas presenciales. Otra idea es la del transporte público menos denso garantizando a la población el derecho de viajar sentados y cómodos. Una última es el protagonismo que ha ganó la importancia de las actividades de proximidad, por la preocupación de reducir oportunidades de contagios y de encuentros masivos de personas. Esta es una idea que se filtró en la agenda pública y puede ser la semilla de un futuro proceso de planificación de descentralización urbana y de consolidación de los barrios para una ciudad más justa y más sustentable.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla