Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Todos

En días difíciles, Gimnasia cumple 133 años y festeja dando sangre (como siempre) y ayudando a los que menos tienen (Más que nunca). Un cumpleaños con nobleza sin igual.

3 de Junio de 2020 | 03:07

El Club de los patricios de la ciudad ideada por masones. El Club de los obreros de Swift. El del centro y el de la periferia. El Club por el que se desvivían René Favaloro en EEUU y el Facha Martel en la noche marplatense. El de radicales y peronistas, el de Balbín y Cristina. El que supo festejar cuando tocó (porque ganar es solo una parte de la historia) y el que supo sobreponerse cuando el destino lo golpeó duro. El sueño de aquellos pocos que se reunieron un 3 de junio a las 20 hs. en la Sala de Comercio y la pasión de miles cumple hoy 133 años.

Gimnasia es un club de distintos igualados por el amor a una divisa. El que en el '44 obligaba a dejar de lado el "buenos días" para dar paso al saludo emocionado, "Arriba Gimnasia" y el otro contestaba "Arriba nomás". El que te enloqueció con cada gambeta de Guillermo y el que te hizo morder los labios por los errores de jugadores cuyo nombre la memoria prefiere no rescatar. El de los triunfos y el de las derrotas, porque de eso está hecha la vida. Porque como en el ajedrez, en la vida real el Rey y el peón terminan en la misma caja.

Hoy, 3 de junio de 2020, estamos jugando un partido jodido. El rival toca y lastima, es invisible, Mezcla de Maradona y Messi con un toque de Housemann. O un Della Savia cruzado con el Melli. Letal como Onnis. El que mejor está, se siente encerrado y extraña abrazos y afectos, panza llena pero sin el corazón contento. Pero hay otros, que ven como se rompe la ilusión de un futuro mejor, el negocito fruto del esfuerzo de años. Y muchos que solo tienen un mate cocido con un guaymallén de cena y mañana será otro día. Así, cientos, miles. En el país, millones.

Pero acá en La Plata, ninguno está solo. El Tripero es solidario. En las ollas populares y en los comedores no se pide carnet. Y Toti Chaves da una mano en un merendero. Y Coquito Roldán ayuda en el barrio. Así tantos, conocidos y anónimos. Y en Los Hornos una olla popular y más allá otra. Hoy, 22 ollas populares reemplazan el abrazo del triperaje en casa, en el Bosque. El guiso y la torta que siempre tienen sabor a infancia felíz, esta vez se transforman en un guiso que tiene gusto a amistad, a abrazo, a grito de gol aunque las tribunas estén vacías. A la dignidad del que -otra vez- se va a poner de pie. Como siempre. Y como siempre también se dona sangre, que hoy se necesita como siempre y más que nunca.

Club de pasionales y solidarios, de esforzados y talentosos, de locos y racionales. Club de amigos, que es más importante que ser familia porque es la familia que se elige. Club de todos.

El final del texto me lo sopla un viejo tripero de sede y tablón, de partidos y asambleas, de sonrisa franca y abrazo sentido. Hoy, 3 de junio, todos cumplimos años. Y el deseo será, más allá de que haya o no un mango, uno solo: cuando pase el temblor, el encuentro será en el Bosque, en un abrazo, en un grito. Todos juntos, que es lo mejor que tenemos.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Facundo Aché Platense, del Colegio Nacional, Periodismo y Humanidades. En La Redonda desde 2001, pero cubriendo el día a día de Gimnasia -con una breve interrupción- desde hace casi 25 años.

Blog Gimnasia
'
cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla