Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Toda la semana |CERRAR UNA ETAPA
Egresados de cuarentena: ex alumnos que terminan el secundario

La Secundaria “Joaquín Gorina” armó un proyecto para que sus ex alumnos puedan rendir materias adeudadas de forma virtual y así obtener el título de bachiller. Una buena de la cuarentena

Egresados de cuarentena: ex alumnos que terminan el secundario
María Laura López Silva

Por: María Laura López Silva
llopezsilva@eldia.com

19 de Julio de 2020 | 02:39
Edición impresa

Con la cuarentena y la suspensión de clases, desde el ministerio de Educación se dispuso que los alumnos cursen de forma virtual para no perder el año.

Del mismo modo, la cartera provincial ideó una forma de rendir virtualmente materias adeudadas para todos los alumnos que tuvieran hasta tres previas durante este periodo de aislamiento.

Así cada escuela se organizó para que sus alumnos pudieran dar los exámenes en las mejores condiciones.

En el caso de la Secundaria 37 Joaquín Gorina, esa disposición de Educación terminó en un proyecto de terminalidad para que ex alumnos de años anteriores obtuvieran su título secundario.

“Nosotros teníamos 236 alumnos para dar examen en la modalidad que el ministerio habilitaba. Se presentaron 150 a rendir, casi el 90 por ciento aprobó y una nena se recibió. Y ahí se me ocurrió”, explica Juan Caredio, director de la secundaria de diagonal 6 entre 138 y 485, que se dio cuenta que podía haber ex alumnos en condiciones de recibirse y obtener el título secundario.

“Los chicos van dejando previas y las van dando muy de vez en cuando. No es una cuestión fácil que rindan”, resalta el director y pasa a explicar la idea que se le ocurrió para ayudar a quienes desde hace años tienen pendiente terminar el secundario en esa institución: hacer un listado de los hacer un listado de 2012 para acá con los ex alumnos que habían dejado el secundario inconcluso.

“Queremos tengan el título secundario para mejorar su situación laboral. Es una manito que uno le puede dar a los pibes y que se pueda decir que para algo sirvió la cuarentena esta”, cuenta Caredio.

Cuando comenzó la cuarentena y como forma de prevenir cualquier ataque vandálico, este director sacó del colegio los “libros importantes de la escuela y la documentación la repartimos entre los directivos y docentes. Patricia, una jubilada de la escuela, que cuando trabajaba se dedicaba a ayudarnos con lo administrativo de cada alumno y quedó en contacto con nosotros. Siempre está predispuesta a ayudar, y por eso le pedí que me ayudara a armar la lista de los ex alumnos”.

A principios de junio terminaron de armar la lista de 35 posibles nuevos egresados.

Con esos datos, el director presentó un proyecto para adelantar algunas de las materias del llamado de agosto. Tras el permiso del inspector, se conversó con los docentes. Todos aceptaron la propuesta y prepararon con anticipación el material de forma virtual para que los chicos estudien sus materias.

DE BOCA EN BOCA

“Armé un flayer donde explicaba que la dirección de la escuela convocaba a los ex alumnos y puse mi teléfono para que me contacten. Lo mandé a los preceptores, a los docentes y se fue pasando por redes sociales y WhatsApp. Eso lo mandé a las 20 y esa noche ya había contactado 15, al otro día 25 y ahora están los 35”, dice Juan sobre la repercusión que tuvo el proyecto.

“Me llamaban tres o cuatro personas por chico o los familiares se comunicaban conmigo antes que con los ex alumnos. Esto es una escuela chica, y por eso funcionó la idea, porque el trabajo administrativo extra no es tanto como en colegios más grandes”.

Caredio cuenta que en las llamadas telefónicas donde se contactaba con los chicos “se escuchaban a sus hijos o me decían que estaban trabajando. Todos ya tienen otra vida y se les dificulta cursar en un secundario de adultos. La vida a veces se complica, muchos necesitaban trabajar”.

A algunos chicos el director los conocía, pero otros habían dejado la escuela hace varios años, antes de que él entrara a la institución.

Caredio armó un grupo de WhatsApp con los ex alumnos y esa fue la vía de comunicación donde se pasaba el material de estudio y evacuaban las dudas.

Hasta ahora ya hubo cuatro mesas de examen y el último lunes este programa tuvo su primera recibida.

Yamila López (24) tiene una hija de 1 año y medio y está feliz de haber dado un cierre a esta etapa.

“Rendí matemáticas, me había quedado previa desde 2011. Me vino bárbaro esto porque ya era hora de terminar”, cuenta la joven que se enteró del proyecto por medio de su hermana: “ella me pasó el dato, porque sus hijos van a la escuela y el folleto llegó al WhatsApp de las tareas de los nenes”.

Cuando terminó de cursar el último año del secundario, Yamila comenzó a estudiar enfermería, pero tuvo que dejar a los seis meses, cuando le pidieron que presentara el certificado analítico. Entre una cosa y otra, la materia siempre quedaba para lo último. “Después quedé embarazada y tuve que trabajar. Ya no me daba el tiempo ni la energía para ir a cursar”, explica.

“Me sentí súper cómoda en esta iniciativa, los docentes entendieron las necesidades de cada uno. y el director fue súper alentador. No me iba a presentar al examen porque no tenía tiempo para estudia pero él me convenció de que aprovechara el momento”, dice Yamila que con la ayuda de su familia pudo preparar la materia mientras entre sus hermanos y su mamá cuidaban de la nena.

“Estudié mucho. El examen lo hice por WhatsApp, era bastante difícil. Cuando terminé lo volví a mandar. Al rato me avisaron que aprobé con siete. Estoy feliz de la vida”, celebra.

En el mismo camino que el de esta reciente egresada están los otro 34 alumnos. Algunos ya rindieron varias materias y otros esperan ansiosos las mesas para poder dar los finales que les otorgarán el título secundario.

ORGULLO Y SATISFACCIÓN

Lucas Leguizamón (20) dejó el colegio hace dos años y debe cuatro materias: economía, sociología, matemáticas y arte. Vive con su mamá quien se puso orgullosa cuando supo que su hijo iba a terminar el secundario.

“Me enteré de esta oportunidad por Nahuel, un compañero que iba conmigo a la escuela, él supo porque Mirtha, la mamá trabaja en la escuela y me avisó. Me cayó justo porque este año quería terminar la escuela pero con la cuarentena ya daba por perdido todo”, relata Lucas que trabaja como repositor en un supermercado.

“Ya tengo todo repasado y ahora me queda rendir. Para mi terminar la secundaria es un logro, porque me va a enorgullecer. Lo hice muy largo y quiero seguir otra cosa. Tenía pensado anotarme en ingeniería mecánica o hacer un terciario de algo parecido porque me gustan las máquinas”, cuanta el joven que recuerda que era “bueno en la escuela” pero tuvo que dejar en los últimos dos trimestres del último año y nunca pudo anotarse en una terminalidad de adultos por los horarios de trabajo.

Andrea Villanueva (27), que se casó el año pasado, dejó el secundario en 2013 porque había fallecido su papá y no estaba como para retomarlo. Hace unos años cursó el Fines pero “Trabajo de niñera y este año iba a arrancar a estudiar operador socio comunitario. Hice el Fines para hacer el último año pero cuando fui a retirar el analítico me dijeron que nunca me habían registrado, así que no pude inscribirme. No tener el secundario siempre me complicó la búsqueda laboral”, explica y cuenta que le quedan por rendir todas las materias del último año. “Ya me estoy preparando, me están ayudando ex compañeros que me pasan carpetas o me explican cosas por videollamada”.

A Andrea fueron sus familiares y vecinos quienes le avisaron que la Secundaria 37 de Gorina estaba convocando a ex alumnos para que terminaran sus estudios. “Me viene genial. Sería cerrar una etapa para mi. Hay muchos cursos para hacer que no te piden el secundario, pero te sentís incompleta, como que algo te falta. Si termino siento que ya está, que ese ciclo lo cerré, es algo que me debo a mi misma. Para mi es importante, sobre todo para estudiar lo que yo quiero”.

Al no tener que ir a trabajar por la cuarentena, esta joven aprovecha para estudiar a full.

“Los chicos están re activos en el grupo alentándose entre ellos, los profesores se mostraron súper predispuestos. Desde todos lados hay mucho entusiasmo y ganas”, resalta Juan y agrega que “tuvimos la primera satisfacción con Yamila, pero en agosto seguramente se reciban cinco o seis ex alumnos más, y para octubre es posible que mas de la mitad de los chicos del proyecto hayan terminado el secundario. Yo creo que esto va a funcionar. Todos vieron que es posible, así como se recibió Yamila, se van a recibir quienes le pongan voluntad”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Yamila López es la primera egresada del proyecto de la Secundaria 37

A Lucas Leguizamón le quedan cuatro materias para terminar el secundario

La Secundaria Joaquín Gorina de de diagonal 6 entre 138 y 485

El flyer de convocatoria de los ex alumnos circuló por WhatsApp y redes sociales

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla