Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |Celos, envidia y ANSIAS DE poder en el clan
Esmeralda Mitre: entre el “Cantando” y una guerra despiadada por la herencia familiar

La actriz volvió al escándalo, como parte del show de Tinelli, mientras encabeza una dura pelea con sus hermanos por los bienes

Esmeralda Mitre: entre el “Cantando” y una guerra despiadada por la herencia familiar
1 de Agosto de 2020 | 05:10
Edición impresa

Volvió el “Cantando” y volvió el escándalo. La primera entrega polémica se dio con el debut en la pista de Esmeralda Mitre, que, con un extraño desenfado, que Moria atribuyó quizás a “copitas de más”, hizo gala de su irreverencia y sentido de la impunidad.

Entre medio las chicanas, que dejó entrever su mala onda con Nacha Guevara, también se hizo alusión en el programa conducido por Ángel de Brito y Laurita Fernández, a la enredada interna familiar que la actriz atraviesa por la abultada herencia que dejó su padre, Bartolomé Mitre.

Desde su muerte, el pasado 25 de marzo, el clan se dirime en una guerra feroz en la que los bienes deberán dividirse entre varias partes: Esmeralda, en este sentido, es hija de su segundo matrimonio, Blanca Isabel Álvarez de Toledo, y está en pie de guerra con sus hermanos mayores, Bartolomé Junior, Rosario y Dolores -hijos que el dueño de La Nación tuvo con su primera esposa, Dolores González Álzaga-; y también con el más chiquito, Santos, y su madre, la ex modelo Nequi Galotti, última mujer de Mitre.

Días atrás, la escandalosa Esmeralda hizo público que sus hermanos habrían iniciado la sucesión sin su consentimiento, ocultándole la supuesta apertura de una cuenta judicial a nombre de su padre y que habrían nombrado al mayor, Bartolomé Junior, como administrador de un campo familiar, algo que la indignó.

En una entrevista reciente, la ex mujer de Darío Lopérfido contó que su padre, antes de morir, le reveló “verdades económicas”, que guarda como un as bajo la manga para esta disputa familiar.

“Me dijo que en el divorcio con mi madre no había sido justo con ella y me contó una cantidad de verdades muy duras. Me pidió perdón. Lloramos y nos abrazamos. Me contó de una cuenta que le escondió a mi madre en el Credit Suisse, una cuenta de muchísimo dinero, de una suma imposible de gastar”, reveló Esmeralda y contó cómo fue la tensa relación de su padre con sus hermanos mayores que, según ella, “querían quedarse con cosas o pelearse por plata”.

Además, dejó al descubierto que su relación con sus hermanos no era buena. “Me clavaron veinte puñales por la espalda”, dijo, en relación a su separación con su ex marido, y contó una oscura trama de celos y envidia en el clan: “Cuando nací, uno de mis hermanos dijo: ‘Ahí tienen a la rubia de ojos celestes que querían’. Hubiera tenido ojos marrones para no sufrir tanto. Me pidieron perdón por haberme envidiado”.

Según reveló, su intención es convertirse en accionaria del diario La Nación. “Voy a entrar por la fuerza. Van a tener que negociar conmigo. Mi padre estaba débil, pero yo soy joven y fuerte”, advirtió.

En las últimas horas se supo que, mientras dure la sucesión, la familia había acordado que Nequi sería la administradora de los bienes. Pero, al parecer, este acuerdo fue de todos menos de Esmeralda que, tras quejarse, logró que la justicia impugnara esa decisión con la ayuda de su abogado, Santiago Yofre.

“Yo a Nequi se lo dije en la cara. Mantenemos una buena relación. (…). Ella está muy acostumbrada a escuchar las verdades que digo y pienso. Así como digo cosas duras, no quiere decir que no la quiera, le tenga cariño, la respeté. No es una opinión, es algo fáctico: no quiero que haga eso porque es mío, y no lo sabe hacer”, sostuvo Esmeralda en “Confrontados” (El Nueve).

A su criterio, la sucesión de su padre no es cualquier sucesión, en tanto, “es casi de Estado; está la libertad de prensa y hay un diario (La Nación) en juego”.

Sin achicarse, dijo que, entre el clan, la única capacitada es ella. “Tengo una carrera, estoy recibida, estudié diez años de teatro, estuve medio becada en la Sorbonne; becada en Estados Unidos por David Mamet. Hablo inglés, francés … Nequi no habla inglés, ni francés. Mis hermanos no hablan idiomas. Hay una diferencia. Y para manejar un patrimonio semejante hay que tener preparación. No digo que no estudió nada, no tiene estudios. Es una ex modelo. No está recibida en Letras, ni licenciada en filosofía, ni siquiera es una autodidacta intelectual o en economía. No nos podemos comparar a nivel profesional, por favor. Y lo digo con todo respeto aunque pueda quedar como un poco pedante”.

En medio de esta feroz interna, la actriz acaba de debutar en el certamen de mayor exposición a nivel nacional y, a juzgar por la primera performance, se esperan acaloradas discusiones con ella, claro, de protagonista.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla