Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $110,15
Dólar Ahorro/Turista $181.75
Dólar Blue $221,00
Euro $122,65
Riesgo País 1897
Opinión |El gobierno prepara medidas
El precio de los alimentos se aceleró en las últimas semanas

El precio de los alimentos se aceleró en las últimas semanas

Por: Agustín Maza

1 de Diciembre de 2021 | 01:18
Edición impresa

eleconomista.com.ar

Los analistas concuerdan con que la variación del índice de precios minoristas de noviembre podría quedar por debajo del 3,5 por ciento que marcó en septiembre y octubre, debido a un leve impacto en el congelamiento de precios dispuesto por el Gobierno. Pero, durante las últimas semanas hubo una disparada en el precio de la carne que impulsó las subas en el rubro alimentos y dejará para diciembre, que estacionalmente suele ser un mes de alta inflación, un arrastre considerable.

Mientras tanto, el Gobierno tiene en estudio medidas para contener el avance en los cortes vacunos de mayor consumo popular de cara a unas fiestas de fin de año en las que se espera haya una mayor demanda que en 2020.

A su vez, se reforzarán los controles para el cumplimiento del congelamiento dispuesto por la Secretaría de Comercio Interior sobre 1.432 productos de consumo masivo y el que se pactó con las empresas de medicamentos en noviembre.

Desde la secretaría que conduce Roberto Feletti afirman que el cumplimiento de la medida oficial es alto tanto en abastecimiento como en precios. “Se viene cumpliendo en 90 por ciento en lo que respecta a los precios y en 80 por ciento en cuanto al abastecimiento en las grandes cadenas del Area Metropolitana de Buenos Aires y del interior del país”, destacó Comercio Interior.

Alimentos en alza

Por su parte, los analistas prevén que la inflación estará cerca del 50 por ciento para todo 2021 y volverá a los niveles en que había quedado en 2019 antes de la pandemia. El relevamiento de alimentos semanal de LCG marcó un incremento del 1,8 por ciento la semana pasada, un punto porcentual (p.p.) por encima de los registros de las dos semanas previas. “Se trata del mayor aumento semanal desde enero”, destacó la consultora.

En detalle, panificados, carnes y verduras presentaron las mayores subas, a la vez que se observó un mayor porcentaje de productos (14% del total) con aumentos. De todas formas, LCG resaltó que sólo el rubro carnes explicó por sí sólo el 45% de la inflación de alimentos en la semana. “En el promedio de las últimas 4 semanas, los alimentos reflejaron un aumento del 2,4%, poniendo un freno a la desaceleración que sumó 6 semanas”, explicaron.

Esas subas están relacionadas a los saltos en la hacienda que hubo en las primeras semanas de noviembre y que preocupó tanto al Gobierno. En su momento Feletti había hablado de un “desacople” en los precios internacionales del maíz, el trigo y particularmente “la carne”, que vienen en alza, a través de una suba de retenciones o alguna otra ingeniería financiera.

Esas declaraciones fueron recogidas por el ministro de Desarrollo Productivo y superior de Feletti, Matías Kulfas, quien se diferenció de las declaraciones del secretario y sostuvo que “a lo mejor tuvo una actitud que no fue la indicada”.

Otro que quedó en “offside” fue el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, a quien desde el campo vienen presionando para que defina qué va a suceder con las retenciones. Domínguez quedó a cargo, luego de las declaraciones de Feletti, de las charlas con el sector y está negociando actualmente con los frigoríficos una mayor oferta para el programa de cortes de carne a “precios populares” en supermercados.

“La última semana la carne vacuna saltó 10% y el rubro alimentos creció 1,6% en esos siete días. Con ello, la suba mensual de los alimentos fue de 3,9% y la inflación estimada de 3,2% para noviembre”, comentó el director de Eco Go, Sebastián Menescaldi.

“La variación de precios de noviembre nos está dando 2,7%, reflejando un impacto del congelamiento de precios que se comenzó a ver a finales de octubre. No obstante, vemos una aceleración muy fuerte de alimentos en las últimas semanas de noviembre, impulsada por la carne, que va a dejar un arrastre importante para diciembre”, dijo el director de C&T, Camilo Tiscornia.

Medidas

En ese contexto, Comercio Interior sigue trabajando en una canasta de productos frescos, que incluye, además de la carne, frutas y verduras. Vale destacar que la inflación en alimentos fue traccionada durante los últimos dos meses por estos dos últimos segmentos que suelen tener subas por cuestiones estacionales.

Desde el área que conduce Feletti indicaron que la idea es estandarizar un esquema para monitorear que el consumo de proteínas no baje de los 115 kilos anuales de carne por habitante, de los cuales 55 serían de carne vacuna; 40 de pollo; 10 de cerdo y 5 de pescado. “Hoy hay menos regulación que en 2015 con mayores precios internacionales. Las retenciones son menores y no hay cupos”, describieron. Así, con la canasta de productos frescos se buscará asegurar un abastecimiento mínimo.

Comercio Interior va a avanzar en su armado y la va a presentar a los ministerios de Agricultura, de Desarrollo Productivo y de Economía en el corto plazo. En el marco de las potenciales iniciativas que se encuentran bajo análisis, en Comercio Interior insistieron que con fijar en 20% la relación de la exportación sobre la faena de carne vacuna, junto con retenciones del 15% a las exportaciones, se podría estabilizar una oferta de 55 kilos anuales por habitante.

Incluso, puede haber un proceso en el cual primero se puedan llevar las retenciones del 9% actual al 12% y asegurar 52 kilos anuales por habitante, y después avanzar en el otro tramo hasta el 15% que es el tope al que se pueden subir sin tener que pasar por una votación en el Congreso.

De acuerdo con los cálculos, el aumento de las retenciones a las exportaciones dejaría ingresos por US$ 42 millones más al año. Sobre esto, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, dijo que “hay una cantidad de posibilidades sobre la mesa”, pero “todavía no está la decisión tomada de hasta qué punto se puede llegar a un acuerdo o no”.

“Este Gobierno siempre prefiere primero llegar a un consenso pero hay momentos en los que esto es imposible y hay que tomar otro tipo de medidas”, indicó la vocera, quien adelantó que la resolución “se va a conocer en estos días”.

El aceite en la mira

Por otro lado, Comercio Interior también está negociando con el sector aceitero para cubrir faltantes en góndolas y renovar el nuevo fideicomiso que funciona como un “desacople” de los precios internacionales. En este producto, el cumplimiento del abastecimiento es sólo del 55%, según datos de la Secretaría.

En un encuentro llevado a cabo la semana pasada se abordó, además del bajo cumplimento, la cuestión del fideicomiso del sector que vence el 31 de enero. En ese sentido, las aceiteras se comprometieron a aumentar en US$ 28 millones el fideicomiso que actualmente es de US$ 190 millones y se está agotando, con lo cual pasaría a ser de US$ 218 millones.

El fideicomiso es una herramienta a través de la cual el Gobierno buscó desacoplar los precios internacionales de los commodities a los valores que paga el consumidor, e implica que los exportadores subsidian a los productores otorgándoles una compensación por la diferencia entre el precio de exportación y el del mercado interno.

Si bien en este punto llegaron a un acuerdo, respecto al faltante de aceite de girasol en las góndolas no hubo claridad por parte del sector empresario respecto a lo que está pasando. Las aceiteras aseguran que están cumpliendo con producción y abastecimiento y que no saben si el producto se queda en los distribuidores mayoristas o se lo guardan los supermercados, dijeron fuentes oficiales.

Frente a esta situación, Comercio Interior envió a la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) los resultados de un relevamiento de 200 puntos de venta donde se registró faltante de aceite para que las productoras se avengan a seguir el trazado de la entrega de productos. Así se investigarán a distribuidores y a supermercados para ver por qué el abastecimiento de aceite de girasol está muy por debajo del promedio, siendo un consumo difundido.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla