Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $103,77
Dólar Ahorro/Turista $171.22
Dólar Blue $185,00
Euro $120,78
Riesgo País 1512
Información General |LA CAPACIDAD DE AFRONTAMIENTO MEJORA CON LA EDAD
En pandemia, los adultos mayores, un modelo de bienestar emocional

Pese a ser uno de los grupos con más riesgo frente al coronavirus, las personas mayores han logrado enfrentar sus retos con mayor entereza que el resto de la sociedad. Las razones

En pandemia, los adultos mayores, un modelo de bienestar emocional

Poner en práctica pasiones como la música, aprender y adaptarse a la pandemia. Los mayores asumieron retos

28 de Marzo de 2021 | 04:59
Edición impresa

Lejos de la imagen de vulnerabilidad y rigidez frente a los cambios con que la que se las suele identificar, las personas mayores han sido durante la pandemia el grupo etario que mejor ha logrado llevarla desde el punto de vista emocional. Así lo han puesto en evidencia numerosas investigaciones hechas a lo largo del año pasado en el mundo, las que coinciden en una consoladora conclusión: la edad y el bienestar emocional aumentan a la par.

Frente a esta evidencia que encontró en la pandemia un laboratorio de comprobación excepcional, el gran interrogante es cómo se explica tal capacidad. ¿Será que con la edad la gente agudiza su habilidad para evitar situaciones de estrés? ¿O es que las personas mayores desarrollan de alguna manera la capacidad de afrontar las situaciones críticas con mayor entereza que el resto de la sociedad?

Para poner a prueba estas dos hipótesis, los científicos necesitaban un entorno en el que tanto las poblaciones más jóvenes como las de mayores se encontraran expuestas por igual a una situación prologada de fuerte estrés. Se trataba de un escenario ciertamente difícil de recrear de manera ética, pero que la pandemia impuso de por sí a nivel global.

EL ESCENARIO “IDEAL”

En ese contexto “ideal”, un equipo del Centro de Longevidad de la Universidad de Stanford reclutó en Estados Unidos una muestra representativa de mil adultos de entre 18 y 76 años de todo el país para obtener de ellos información sobre su estado emocional. De esta forma observaron que las personas mayores de 50 presentaban, en comparación con los adultos jóvenes, puntuaciones claramente más altas o más positivas en una amplia variedad de emociones diarias independientemente de sus ingresos o nivel de educación.

Si las personas mayores realmente alcanzan su bienestar emocional evitando situaciones de estrés -razonaron los investigadores- era de esperar que siendo un grupo que en medio de la pandemia no pudo evitar estar expuesto a un alto riesgo de muerte por contagio sus puntuaciones resultaran menores que las del resto de la sociedad. Lejos de eso, las encuestas mostraban más bien lo contrario: que los estados de ánimo de las personas de mayor edad permanecieron elevados, en promedio, en comparación con las demás.

“La vejez aparece asociada con niveles de mayor bienestar emocional y menor estrés por la amenaza del COVID”

Psicólogos,
Universidad de Columbia

 

En un estudio similar, psicólogos de la Universidad de Columbia Británica encuestaron exhaustivamente a unos 800 adultos de todas las edades en los primeros meses de la pandemia y llegaron a la misma conclusión.

“La pandemia ha provocado un brote de discriminación hacia las personas de edad, que han sido presentadas como un grupo vulnerable. Sin embargo nuestra investigación de la vida diaria en medio del brote sugiere lo contrario: la vejez aparece asociada con niveles de mayor bienestar emocional y menor estrés por la amenaza del COVID”, señalaron los psicólogos de la Universidad de Columbia al presentar la investigación.

La resiliencia se construye a lo largo de la vida enfrentando problemas y aprendiendo que uno puede adaptarse a sus desafíos. Qué mejor ejemplo de eso son todos los adultos mayores que antes de la pandemia apenas si podían usar una computadora y en el último año terminaron aprendiendo cosas nuevas por Zoom”

Silvia Gascón
Psicogerontóloga

LA EXCEPCIÓN A LA NORMA

Una de las pocas investigaciones sobre el bienestar emocional durante la pandemia que no encontró diferencias significativas relacionadas con la edad se basó en 226 adultos jóvenes y mayores del Bronx, uno de los distritos más desatendidos de Nueva York. En él las personas mayores a menudo viven con sus hijos y nietos, ayudando con las comidas, cuidando a los niños y ejerciendo en cierto modo un rol de co-paternidad. Estas condiciones de estrés adicional habrían sido, según concluyeron los investigadores, la razón de que entre ellos el nivel de bienestar emocional no aumentara con la edad.

Lo cierto que esta excepción a la norma refuerza en cierto modo la teoría del desarrollo emocional asociado al envejecimiento que vienen sosteniendo desde hace años muchos psicólogos. En términos sencillos, esta teoría plantea que cuando las personas son jóvenes sus objetivos y motivaciones apuntan generalmente a adquirir habilidades y correr riesgos que les aseguren un futuro mejor, lo que las somete a una fuerte presión emocional, pero al llegar a la mediana edad y volverse más conscientes de que el horizonte temporal, comienzan a volcarse hacia las actividades diarias más placenteras o con menos estrés.

RESILIENCIA

Para la profesora Silvia Gascón, directora de la Maestría en Gerontología de la Universidad ISalud y presidenta de la Red Mayor de La Plata, la respuesta a la pregunta de por qué los adultos mayores han sobrellevado emocionalmente mejor la pandemia se resume en la palabra “resiliencia”, un concepto que refiere a la propia capacidad de dejar las situaciones traumáticas atrás.

“Lo que muestran todos los estudios y encuestas hechas sobre el tema durante la pandemia, incluida la que hicimos en La Plata con la Red Mayor y HelpAge Internacional, es que las personas mayores tenemos en general una mayor resiliencia, es decir una mayor capacidad de asimilar las situaciones traumáticas, lo que se traduce en niveles más altos de bienestar emocional”, explica Silvia Gascón.

“La pandemia mostró a la sociedad nuestra enorme capacidad de adaptación”

 

“Creo que eso tiene que ver con la historia de vida; con el hecho de haber atravesado antes situaciones críticas y haber podido superarlas –dice-. No hay que olvidarse que para nuestra generación de adultos mayores la pandemia no es una novedad: muchos de nosotros ya vivimos una con el brote de poliomielitis en nuestra niñez”,

La resiliencia, explica la psicogerontóloga, “se construye a lo largo de la vida enfrentando problemas y aprendiendo que uno puede adaptarse a sus desafíos. Qué mejor ejemplo de eso son todos los adultos mayores que antes de la pandemia apenas si podían usar una computadora y en el último año terminaron aprendiendo cosas nuevas por Zoom”.

“Por supuesto que hay que es importante aclarar que los adultos mayores no somos un grupo homogéneo y no todo el mundo tiene acceso a las mismas oportunidades –señala -. Pero en cualquier caso –dice-, la pandemia mostró a la sociedad nuestra enorme capacidad de adaptación, una capacidad que contradice la visión instalada de que los mayores somos personas frágiles y rígidas a las que nos cuesta cambiar”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla