Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $103,58
Dólar Ahorro/Turista $170.91
Dólar Blue $186,00
Euro $120,78
Riesgo País 1496
Policiales |LA CIUDAD DE LOS ESCRUCHES
Siguen los ataques a instituciones y las comunidades de tres escuelas dijeron basta

Tres jóvenes intentaron llevarse el alambrado de un instituto en La Loma. Familiares de alumnos de Los Hornos piden seguridad

Siguen los ataques a instituciones y las comunidades de tres escuelas dijeron basta

Los carteles que colgaron ayer en el edificio de 137 entre 85 y 86 / web

28 de Julio de 2021 | 01:59
Edición impresa

La inseguridad que golpea a las instituciones educativas, deportivas y sociales de la región sumó en las últimas horas un capítulo nuevo bajo la forma de un intento de escruche que pudo ser frustrado a tiempo, mientras las comunidades de tres escuelas de Los Hornos salieron a la calle para pedir que la delincuencia no atente contra el derecho a estudiar de cientos de niños y adolescentes.

El robo frustrado sucedió en La Loma, donde dos jóvenes de 20 años fueron demorados junto a un menor de 15, cuando los descubrieron pretendiendo llevarse el alambrado perimetral del predio donde funcionaba el Instituto Isabel La Católica, en la manzana que va de la calle 30 a 31 y de 45 a 46, en el límite con el barrio Gambier.

Según informaron fuentes oficiales, las autoridades recibieron un alerta radial del 911 sobre el robo de alambrado en el lugar y móviles del Comando de Patrullas que fueron a cubrir la denuncia encontraron a los jóvenes con “las manos en el alambrado”.

Con el rollo de alambrado y las herramientas que tenían encima todos fueron trasladados a la comisaría Cuarta, con jurisdicción en la zona, donde el menor fue entregado a los adultos responsables y los dos restantes quedaron a disposición de la UFI penal en turno.

UNA PROTESTA QUE SE HIZO SENTIR

Por otro lado, tal como prometieron la semana pasada tras el último ataque delictivo que sufrió el edificio en el que funcionan tres escuelas, alumnos y sus familiares se concentraron ayer en el lugar para pedir medidas de seguridad que frenen una ola que ya sumó más de 50 incidentes en los últimos dos años.

Se trata del edificio situado en 137 entre 85 y 86, que concentra al Jardín de Infantes Nº 972; la Escuela Primaria Nº 72 y la Escuela Secundaria Nº 49.

“Queremos una solución y que los chicos puedan volver a clases, porque se robaron hasta las estufas”, dijo una de las madres que participó de la protesta.

Pero las estufas no son los únicos elementos que desaparecieron de esos colegios luego de la seguidilla de escruches, buena parte de los cuales ocurrieron a partir de la pandemia y los cierres por cuarenta.

Los delincuentes arrasaron ya con las sillas, mesas, la bomba de agua y hasta con los juegos del jardín de infantes y los inodoros, sin pasar por alto los daños que han provocado con cada nueva irrupción.

Los padres resaltaron la falta de iluminación en la zona y pidieron que se reparen las cámara de seguridad existentes y se instalen nuevas. “Cuando suena la alarma viene la Policía, pero ya es tarde”, apuntó otra madre.

Los padres de los alumnos temen que la falta de estufas y mobiliario complique la vuelta a clase

 

Los manifestantes solicitaron algo que vienen pidiendo muchos responsables de colegios de la Región: que un sereno vigile el edificio, así como el traslado de un puesto policial que ahora funciona en 90 y 137, al frente de los colegios.

Los familiares de los alumnos de las tres instituciones volcaron todos estos planteos en una nota dirigida a la Dirección General de Cultura y Educación, con sus firmas.

Desde la comisaría Tercera, con jurisdicción en la zona, se comprometieron a mejorar la frecuencia de los patrullajes preventivos.

El último ataque al edificio ocurrió hace menos de una semana, tal como informó este diario, cuando ladrones volvieron a romper vidrios y forzar puertas para llevarse, esta vez, mercaderías que había en una dependencia y que está destinada a familias carenciadas de la zona.

“Esto en una escuela del centro de la ciudad no pasa y si pasa lo solucionan enseguida”, se quejó entonces una persona ligada a esa comunidad educativa. Los intrusos se metieron por un descampado al que se accede por calle 136. Luego de saltar un paredón, forzaron una reja hasta sacarla de su lugar. Por ahí accedieron a la cocina, de donde se llevaron una heladera, utensilios, mercadería y hasta guantes, desatando la bronca de toda la comunidad educativa que ahora dijo “basta”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla