Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Toda la semana |LAS IT-GIRL Y LOS IT-BOY DE LA CORONA EUROPEA
Influencers reales: nacer para disfrutar los beneficios de la familia

Partieron desde una cuna de oro y tienen a su alcance lo que deseen, a diferencia de hermanos o primos que cumplen deberes oficiales. Disfrutan de la libertad y lo muestran en las redes

Influencers reales: nacer para disfrutar los beneficios de la familia

Las princesas Carolina y Chiara de Borbon Dos Sicilias

VIRGINIA BLONDEAU
Por VIRGINIA BLONDEAU

7 de Agosto de 2022 | 08:41
Edición impresa

Son jóvenes. Muy jóvenes. Son hermosos, se educaron en las mejor instituciones de sus respectivos países, crecieron en palacios y recibieron, desde su nacimiento, la mejor atención sanitaria. Nada garantiza la felicidad pero cuando la vida te regala tantas oportunidades, estás más cerca de alcanzarla. Nos referimos a los niños mimados de la realeza, a los que vimos crecer a través de las revistas, superar la adolescencia con algún que otro escándalo y hoy, en su primera juventud, se muestran sin tapujos a través de las redes. Instagram es su segundo hogar.

Claro que no nos referimos a Amalia, la hija mayor de Máxima, ni a Leonor, princesa de Asturias, ni al heredero del trono de Dinamarca. A ellos les tocó, además del privilegio, la responsabilidad. Serán algún día jefes de Estado de sus países y desde la cuna tienen que dar el ejemplo. En cambio sus primos, nietos de reyes pero hijos de segundones, van por la vida sin presión. No recibirán estipendio del gobierno ni tampoco joyas pero tendrán un bien mayor: la libertad.

Princesa Alexia de Orange

Ha alcanzado cierta notoriedad estos días la condesa Eloise de Orange-Nassau, hija del príncipe Constantino, nieta de la exreina Beatriz, sobrina política de Máxima, porque a partir de septiembre convivirá con su entrañable prima, la princesa Amalia ya que compartirán departamento cuando comiencen la universidad en Ámsterdam. Eloise tiene en su cuenta @eloisevanoranje 330.000 seguidores, un número que la convierte en influencer y es una pequeña ventana por la que vamos a poder espiar la vida de Amalia, quien por su condición de miembro de Casa Real, no puede tener cuenta en las redes. “Soy la única que tiene una cuenta abierta de la familia y creo que a mucha gente le gusta ver que somos personas normales”, declaró Eloisa el año pasado. Pero no. Por más que lo diga, ninguna chica “normal” tiene a los 20 años un libro ya publicado. Un libro autorreferencial en el que Eloise cuenta sus vivencias, su manera de gestionar la negatividad en las redes, algunas recetas, el amor por sus mascotas y no mucho más. “Learning by doing” se llama la publicación, por si interesa.

La que en algún momento tuvo cuenta en Instagram fue Alexia, la más rebelde de las hijas de Máxima y la que más se parece a ella. Y no una sino varias cuentas anónimas en las que publicaba la ropa que se iba a poner y hacía una declaración de principios a través de las palabras de Coco Chanel: “Yo no hago moda, yo soy la moda”. Tenía solo 13 años y cuando la obligaron a cerrar Instagram, abrió TikTok y subió un video en el que estaba fumando. Y cuando lo censuraron se filmó cantando un rap con una letra poco adecuada para una princesa menor de edad y lo subió en la cuenta de una amiga. Hasta Máxima y Guillermo Alejandro se sintieron en la obligación de hacer un mea culpa de la poca atención que habían puesto en las travesuras de su hija y alertaron sobre el mal uso de las tecnologías entre los adolescentes. Alexia cumplirá 18 años en junio del año que viene y Máxima estará temblando porque una vez que se emancipe ¿quién la para? Los medios internacionales no van a dejarla ni a sol ni a sombra y lo peor es que ella va a estar encantada. Todo hace pensar que será “la nueva Harry”, segundogénita como el ahora duque de Sussex que tantos dolores de cabeza dio a los Windsor con sus salidas nocturnas y su desparpajo. Por ahora la alejaron de los focos mandándola a estudiar a Gales.

Olympia de Grecia tiene miles de seguidores en las redes sociales

La familia real española no se queda atrás. La excelentísima señora, Grande de España y señora de Tejada, tal sus títulos, Victoria Federica de Marichalar y Borbón es la royal it-girl del momento. Ha protagonizado tapas de revistas de actualidad y los diseñadores se pelean por ella. Puede llevar desde remeras oversize y zapatillas Golden Goose (que ya vienen de fábrica sucias y rotas) hasta el más sofisticado vestido de alta costura con tacazos imposibles. A sus 21 años ya supera el metro ochenta de estatura y se siente muy atraída por el mundo de la moda. Sus padres, la infanta Elena y don Jaime de Marichalar han sido referentes del buen vestir pero, justo es decirlo, ninguno de los dos se ha destacado por tener rasgos de Adonis y Atenea. Siempre se los consideró más bien feos. Elegantes pero feos. En cambio Vic, tal el sobrenombre de la niña, es preciosa. Desde su cuenta @vicmabor (206.000 seguidores) comparte todos sus looks, las salidas con amigas y el amor por su novio (ahora ex) pero no se considera una influencer. Ha dado un reportaje a la edición española de la revista ¡HOLA! que parece más bien un currículo para un concurso de Miss Universo: lo más importante es la familia, me apasiona la moda pero me preocupa la guerra en Ucrania, quiero triunfar profesionalmente pero mi objetivo es formar una familia, no importa el físico en un hombre sino solamente que sea buena persona y otros clichés semejantes. Por más políticamente correctas que sean sus respuestas suponemos que sus tíos, los reyes Felipe y Letizia, deben estar un poco asustados con este salto mediático de su sobrina. Ellos que han hecho un culto de la sobriedad y discreción, que siempre están haciendo equilibrio entre la frivolidad y la elegancia y consideran que una foto poco favorecedora puede desencadenar en la tercera república española, estarán espantados ante tanta exposición.

Victoria Federica de Marichalar y Borbón es la royal española it-girl del momento

 

En la Dinamarca más liberal, la reina Margarita no tiene ningún problema en que su nieto mayor sea el modelo de alta costura más codiciado del reino. El príncipe Nicolás, hijo del príncipe Joaquín y de su primera esposa, la condesa Alexandra Manley, posa desde los 18 años. Cuando finalizó los estudios secundarios se anotó en la agencia de modelos escandinava Scoops, debutó en un desfile de Burberry en la Semana de la Moda de Londres y protagonizó portadas de revistas danesas, holandesas y ucranianas, entre otras. Hizo varias producciones para Vogue y hoy es una de las caras más visibles de Dior. Los primeros meses compatibilizó el modelaje con instrucción militar pero las pasarelas pudieron más que las barracas y abandonó a los pocos meses. De todas formas y para demostrar que no es solo una cara bonita, está estudiando Administración de Empresas. Hoy tiene 22 años y es uno de los príncipes solteros más deseados.

Camille Gottlieb, la hija menor de la princesa Estefanía de Mónaco

Siguiendo los pasos de su hermano, el príncipe Félix también comenzó estudios en la Academia Militar de Jutlandia pero duró solo un mes. Mucho más atractivo y menos sacrificado le habrá parecido el mundo del modelaje ya que también de la mano de Scoops, a los 18 años se convirtió en la cara de la marca de relojes de lujo Georg Jensen. De rostro más aniñado, el príncipe Félix acaba de cumplir 20 años y espera aún encontrar su camino.

Pero si hay una familia mediática, influencer e instagramer es la familia del príncipe Pablo de Grecia, el heredero del rey Constantino quien fuera monarca de Grecia entre 1964 y 1973. Constantino es, claro, el hermano de la reina Sofía de España, y se casó con Ana María, princesa danesa hermana de la reina Margarita de Dinamarca. Por lo tanto los hijos de Pablo son primos de Victoria Federica y de Félix y Nicolás. Y pertenecen también a ese mundo donde todo es posible. La única hija de Pablo, Olympia, es el prototipo de las llamadas royal it-girls. Hoy tiene 26 años pero desde su mayoría de edad que es muy activa en redes. Su cuenta @olympiagreece tiene 261.000 seguidores y podemos ver en él fotos de ella luciendo las colecciones de los grandes diseñadores. La princesa es la típica rubia sofisticada que no pone ni una coma que no sea finamente estudiada. Hoy puede ser París y mañana Nueva York, pero nada de lo que tiene puesto baja de las cinco cifras. Cada tanto, claro, humaniza su cuenta con alguna foto familiar o de su mascota.

Condesa Eloisa de Orange

Aunque podría parecer una Barbie viviente, Olympia tiene un dejo de autenticidad si las comparamos con las princesas María Carolina y María Chiara de Borbón-Dos Sicilias, de 19 y 17 años. Ambas son hijas de Carlos, duque de Castro, jefe de la casa real de Borbón-Dos Sicilias. Ni él ni sus hijas tienen la posibilidad de reinar sobre nada que no sea su tocador y a ello se han dedicado. La familia vive en Mónaco y Carlos y su esposa, Camila Crocciani, (@camilladebourbon) siempre han sido protagonistas de los bailes del principado y los vestidos de Camila, llenos de volados, adornos y estampados vertiginosos nunca han pasado desapercibidos. Sus niñas están tomando su ejemplo y no dejan de posar allí donde tienen oportunidad. Siempre se dijo que las proporciones de las Barbies no podían ser reales pero Carolina (@carolinadebourbon) y Chiara (@chiaradebourbon) existen para desmentirlo: piernas y cabellera larguísimas, cintura diminuta y sonrisa amplia y eterna. Un mundo de fantasía pero real, en el que no se cultiva el buen gusto ni la elegancia pero sí un estilo singular. Aún no son muy activas en las redes pero darán que hablar.

El príncipe Nicolás y el príncipe Félix

En Mónaco, los hijos de las princesas Carolina y Estefanía han sido grandes influencers y protagonistas de los medios en la década pasada pero hoy ya rondan los 30 y se han asentado. Paulina Ducruet (@paulinedcrt), hija mayor de Estefanía, es quien más se ha focalizado en las redes hasta el punto de crear los Influencer Awards Monaco para premiar a los perfiles más destacados en el mundo de la virtualidad. Pero es Camille (@camillerosegottlieb), la hermanita menor, quien la supera en seguidores. La joven tiene 24 años pero comenzó a estar presente en redes cuando aún era menor y no tenía demasiado control de lo que publicaba, lo que le trajo algunos disgustos. Hoy su cuenta está verificada y, además de selfies muy estudiadas, nos cuenta un poco de las actividades del principado en las que participa. El parecido que tiene con su abuela materna, la inolvidable Grace Kelly, se hace más notorio a medida que crece.

Como dijimos al comienzo, son jóvenes que tiene el mundo a sus pies. Su mayor pecado sería desperdiciar las oportunidades, creer que la cuna en que nacieron los hace superiores y no trabajar para mejorar el mundo con esas herramientas a la que pocos pueden acceder. Ojalá sean influencers del bien.

Victoria Federica

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $350.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla