Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Una renovada Natalia Oreiro insiste con ser profeta en su tierra

2 de Octubre de 2000 | 00:00
La cantante y actriz Natalia Oreiro, que los días 13 y 14 de octubre en el teatro Gran Rex debutará en vivo en la capital federal presentando los temas de su segundo álbum, "Tu veneno", consideró que estos recitales porteños "constituyen la presión más grande y el desafío mayor".
"Aunque económica y profesionalmente cantar en Buenos Aires tal vez no sea lo que más me convenga, yo quería dar estos recitales", dijo Oreiro.

Para este par de conciertos, la dama contará, según enumeró, "con un sonido muy compacto, toda la escenografía de Juan Carlos Baglietto y la indumentaria especialmente realizada por Renata Schusseim (la del resto de la gira la creó la propia Oreiro).
La joven, de 23 años, agregó en relación a estas actuaciones que "por ahí era mejor seguir presentando el disco en otros mercados que se están abriendo y no hacerlo en la Argentina porque pese a que mí me va muy bien, el país no está nada bien".
"Económicamente la gente no está bien -opinó- y entonces es entendible que prefiera comprarle zapatillas a los hijos, que ir a ver un show o comprarse un disco".
En relación a la estructura del concierto, la muchacha, que se lanzó a la fama a partir de la tira "Ricos y famosos", adelantó que "además de presentar 'Tu veneno', vamos a agregar los hits de mi primer disco ('Natalia Oreiro', de 1998)".
Sobre las características de "Tu veneno", subrayó que el disco "incorporó más ritmos, tiene más de pop, más de rock, un blues y canciones andaluzas que me encantan".
"Creo que logré una fusión muy grande como para no aburrirme, pero teniendo claro que soy una artista pop capaz de abrir un abanico rítmico", disparó encontrándole llamativas aristas al contenido de su segunda placa.
La prueba en directo que dará a mediados de octubre incluye otros aditamentos complementarios. "Si bien no soy bailarina ni tengo coreografías armadas, me gusta mucho moverme sobre el escenario y apelar a lo que aprendí en la actuación, porque me vengo entrenando para eso", sostuvo.
La carrera artística de Oreiro le ha permitido, en un breve lapso, convertir en éxito todo lo que toca. Desde la novela "Muñeca brava" al film "Un argentino en Nueva York", pasando a su más reciente inclinación musical, pese a lo cual negó de plano ser un "producto inventado".
"No soy una persona que a alguien se le ocurrió inventar, y aunque hago algo que se envuelve en un papel y se vende por lo que puede considerarse un producto, la diferencia es que tengo un montón de gente que trabaja a la par conmigo para entregar algo que está bien hecho", diferenció.
Ataviada con una larga pollera roja, sandalias y una ajustada chaqueta de jeans y sentada en la platea de la sala del centro porteño donde debutará como intérprete, la actriz se mostró todavía conmovida por las muestras de reconocimiento que recibió durante 12 días en Israel.
Natalia comentó que "sabía que iba a tener un buen recibimiento en Israel porque recibía millones de cartas, pero verlo ahí fue increíble, porque la gente se sabía todas las canciones en español".
De la mano de sus varias y taquilleras actividades, la muchachita logró trascender las fronteras culturales, artísticas y estéticas de diversas regiones, y como un acabado ejemplo de esta situación, luego de este par de recitales en el Gran Rex brindará conciertos en Uruguay, Rumania, Grecia, Rusia y la República Checa.
Volcada de lleno a la faceta musical, Natalia Oreiro aclaró que "ya en mi primer disco me identifiqué con la música pero todavía era 'la chica de telenovelas'. Ahora, si bien sigo siendo la actriz y seguramente volveré a actuar, me involucré desde otro lugar".
"Trabajé mucho con los autores, tiré ideas, participé de las letras y reboté millones de canciones porque aunque la discográfica quería repetir la fórmula exitosa del primer disco, yo me negué porque haciendo algo así me aburriría", reseñó.
Oreiro aclaró que "no quiero repetirme todo el tiempo 'porque eso es lo que vende'. Además, considero que sorprender es mucho mejor porque, más allá de lo inmediato, eso te permite hacer una carrera más larga y estar siempre un paso adelante".
Como un ejemplo de esta dedicación, la actriz no sólo destacó la labor del numeroso equipo que la acompaña sino que dio cuenta de la construcción de una sala de ensayo propia y de sus clases de canto con Gabriela Torres, talentosa intérprete tanguera.
"Con Gabriela -resaltó- estamos estudiando a partir de la técnica del 'bel-canto', que trabaja desde el grito en los sobreagudos para que la voz tome más cuerpo y se coloque de otra manera".
La vocalista consideró que este aprendizaje demuestra que "siempre quiero estar a la altura de lo que espero, porque soy muy exigente y obsesiva con lo que hago".
"En poco tiempo -se explayó- empiezo a estudiar música porque me encanta tocar el piano. Quiero comenzar a escribir mis propias canciones y también deseo estudiar audio-percepción para tener una formación más, aunque eso no sea lo que se necesita para subirse a un escenario".
Colocándose en un lugar que avista como propio, Oreiro agregó que "una artista no precisa solamente tener una buena voz sino poder transmitir lo que canta".
Por último, y para completar una declaración de principios sobre eficacias y resultados, concluyó que "creo que estoy evolucionando, porque crecer desde lo personal ayuda a que uno tome conciencia para mejorar también en lo profesional".

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Para comentar suscribite haciendo click aquí

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla