Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Escándalo en boca: en horas de la tarde una de las presuntas víctimas realizó una denuncia en prefectura

Cardona y Barrios fueron acusados de intentar abusar y agredir a dos mujeres

Los colombianos salieron a desmentir los hechos y, el abogado, indicó que todo esto se armó para sacarle dinero a los jugadores

edwin cardona / archivo

wilmar barrios / archivo

El mundo de Boca se vio sorprendido ayer por la mañana por un nuevo escándalo, esta vez, con los jugadores colombianos Edwin Cardona y Wilmar Barrios involucrados. Según trascendió, habrían intentado abusar de dos mujeres durante una fiesta en un hotel ubicado en Puerto Madero y, ante la negativa de las mismas, las habrían amenazado con cuchillos y facas para que accedieran a tener un encuentro íntimo con ellos.

Las primeras informaciones se fueron conociendo por publicaciones de distintos periodistas en Twitter, hasta que en horas de la tarde se conoció que una de las implicados hizo una denuncia en Prefectura. Conocida la noticia, los propios jugadores, el abogado de los mismos y el presidente xeneize, Daniel Angelici, salieron rápidamente a hablar con la prensa.

El primero en dar declaraciones fue Miguel Ángel Perri, abogado defensor de los colombianos, quien aseguró: “Esto es un invento y eso es muy grave. Alguien quiere sacar dinero de esto”, y agregó en diálogo con TyC Sports: “Vamos a ver qué camino tomar”.

Luego sí se defendieron los involucrados, negando lo ocurrido e indicando que recurrirán a la justicia para que esto se aclare. “En mi vida vi a esas señoritas, no las conocía. El peluquero sí las conocía. Nosotros con Wilmar no tuvimos nada que ver. Tengo la mente sumamente tranquila. Es una falta de respeto que manchen nuestro nombre de esta manera”, comenzó indicando Cardona, quien agregó: “Es muy extraño todo lo que salió. Nunca en mi vida tomé un cuchillo. Las mujeres para mí son sagradas. Jamás en la vida haría algo así”.

El oriundo de Antiquia dijo que toda esta situación lo pone muy mal por sus seres queridos, y por eso comentó: “Estoy muy dolido y triste por lo que se anda diciendo. Yo tengo una esposa y tres hijas. ¿Con qué cara me dirijo a mi nena de siete años?”.

Barrios, por su parte, indicó: “Más allá de los que se dice, nosotros estamos tranquilos porque nada es cierto. Estamos tratando de llegar al fondo de esta situación. Nos duele a nosotros y a nuestra familia, porque es bastante incómodo para nuestro entorno”.

“Nosotros vamos siempre a nuestro peluquero, que es amigo. Lo llamamos para ir a cortarnos y él estaba con dos chicas. Lo que nadie comentó es que él tenía una invitación cuando salía de ahí, por eso estaba con ellas. Todo lo que se dice de drogas, armas y amenazas es mentira”, agregó el volante central en ESPN.

Quien también habló del escándalo fue Daniel Angelici, quien no salió a defender a sus jugadores, sino que indicó que primero va a averiguar que sucedió realmente. “No hablé con nadie. Voy a averiguar para ver qué pasó”, y agregó: “Se va a comunicar con el cuerpo técnico para ver qué sucedió”.

“hubo violencia física y verbal”

Juan Cerolini, abogado patrocinante de una de las denunciantes de los jugadores Edwin Cardona y Wilmar Barrios, aseguró que “hubo violencia física y verbal” en el escándalo nocturno que habría involucrado a los futbolistas xeneizes en la madrugada de ayer.

En declaraciones a Closs Continental, Cerolini dijo esta tarde que “acá no hay nada extorsivo”. “Prefiero no dar el nombre de mi asistida y la sugerencia fue hacer la denuncia en la Prefectura”, señaló.

El letrado contó que “hubo un episodio en un ascensor, en el que uno de los jugadores empuñó un cuchillo”.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...