Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ESTABLECE UN PAGO DE 5 MIL PESOS EN DOS CUOTAS

La CGT aceptó el bono propuesto por el Gobierno y desactivó el paro general

Daer reconoció que el bono postergó la posibilidad de una huelga. El DNU estaba a la firma del Presidente. Aunque será obligatorio, el decreto flexibiliza el pago y el monto. Crea una medida preventiva para evitar despidos

La CGT aceptó el bono propuesto por el Gobierno y desactivó el paro general

Héctor Daer y Carlos Acuña encabezaron ayer la reunión del consejo directivo de la central obrera, en la calle Azopardo / Télam

Héctor Daer, uno de los secretarios generales de la CGT, dijo anoche que el bono de fin de año que el Gobierno establecerá mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del presidente Mauricio Macri “posterga” la posibilidad de que la central obrera concrete a fin de mes un paro general contra el Gobierno.

“La posibilidad de un paro se evaluó, pero esto (por el bono) posterga cualquier medida de fuerza”, afirmó Daer en rueda de prensa, al término de la reunión de la conducción de la CGT llevada a cabo en la sede de la calle Azopardo.

Luego del encuentro con los otros jefes sindicales de la central obrera, Daer dijo que están esperando la firma del decreto que obligará a las empresas a abonar un plus de $ 5000 por única vez, en dos tramos, que se depositarán con los salarios de noviembre y enero.

Daer se quejó porque “se magnificó muchísimo esto de las imposibilidades de las empresas de pagar” el bono, y evaluó que esto “va a posibilitar amortiguar la caída de la actividad económica que es la que, a su vez, lleva a las empresas, sobre todo las pymes, a registrar una caída”.

“Se trata de un esfuerzo que tiene que hacer el sector empresarial para poner dinero en la calle y hacer girar la rueda económica, que también los beneficia”, resumió el dirigente cegetista.

Y admitió que la medida negociada con el Gobierno y las cámaras empresariales apenas ayuda a “mitigar la coyuntura”.

La CGT le hizo saber al Gobierno que no está conforme con todos los puntos del borrador, que incluye el bono compensatorio para los privados y la cláusula para anticipar información sobre despidos.

La conducción de la central obrera quedó ahora expuesta a las críticas de los sectores más combativos del sindicalismo, que piden la convocatoria a una huelga general contra el plan económico de Mauricio Macri, con Pablo Moyano a la cabeza.

“TODOS TENEMOS QUE HACER UN ESFUERZO”

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, había sostenido en la mañana de ayer que en la negociación con los empresarios y sindicalistas por un bono de fin de año “todos tenemos que hacer un esfuerzo para poder llegar a un acuerdo que satisfaga a la mayoría de las partes, preservando la capacidad adquisitiva del salario de los trabajadores, y el deseo de todos que es el mantenimiento del nivel de empleo”.

El ministro, en declaraciones que formuló en la Casa de Gobierno tras una reunión del gabinete con el presidente Mauricio Macri, precisó que desde el Gobierno “lo que estamos planteando es un bono de 5000 pesos pagadero en dos veces, y después, en función del tamaño de la empresa, algunos sectores con flexibilidad podrán pactar algunas cosas distintas”.

Y, señaló que en la negociación “el Gobierno también cede y pone su parte; lo que estamos planteando nosotros es que el bono no sea remunerativo hasta 5000 pesos, y a partir de ahí hay algún sector que pueda absorber este esfuerzo; en muchas negociaciones que se están realizando hay sectores que están acordando bonos que son superiores a este valor”.

Aclaró Sica que las tratativas sólo comprenden al sector privado y que la negociación con los estatales “está encaminada”, mientras que los jubilados y pensionados “no forman parte de la discusión porque tienen su propio sistema de actualización” de haberes.

MÁS FLEXIBILIDAD PARA EL PAGO DEL BONO

Haciéndose eco de las críticas que los empresarios, sobre todo pequeños y medianos, le habían hecho a esta iniciativa, el Gobierno flexibilizó su pago, de acuerdo al borrador que le entregó ayer a la central sindical.

El texto del borrador del decreto incluye un artículo que abre la posibilidad a que las empresas que estén en crisis paguen menos que los $5.000 pesos que propuso la Casa Rosada y en un plazo mayor a las dos cuotas iniciales.

El artículo tres lo deja por escrito: “Podrán adecuar la implementación de lo dispuesto en el presente decreto en materia de plazos y montos aquellas actividades que sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva”.

El miércoles la UIA y la CAME habían advertido que buena parte de las empresas no podrían afrontar el bono extra. Las cifras que manejaban en la industria eran que 6 de cada 10 compañías no llegarían a cumplir el acuerdo. Por eso, el artículo parece un gesto a esos reclamos.

El ministerio de Producción y Trabajo será el organismo de aplicación del DNU que establece la instrumentación del bono.

 

UPCN
El líder del gremio de Sanidad, Héctor Daer, anticipó anoche que si bien el bono no alcanza a los trabajadores del sector público, el gremio UPCN, al mando de Andrés Rodríguez, se encuentra en negociaciones con el Gobierno para alcanzar un beneficio similar.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...