Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
¿Ternura u obscenidad?

Insiste: Capristo provoca con sus “tetis” tras la polémica foto desnuda amamantando

Insiste: Capristo provoca con sus “tetis” tras la polémica foto desnuda amamantando

Mariquita Venezuela

@mariquitadeamor

La semana pasada, una foto de Ximena Capristo, haciendo malabares, desnuda, dándole la teta a Félix, cual mono de circo colgado a la “tetis” de su madre, generó gran polémica porque hubo muchos que vieron en la imagen, que la vedette subió a su cuenta de Instagram, olor a sexo encubierto de ternura maternal. Claro que hubo quienes sólo vieron algo natural, como el hecho de dar la teta y por eso mismo, claro, se armó el debate.

Lo cierto es que tras la repercusión generada por la foto, la morocha, surgida del reality “Gran Hermano”, en donde conoció al padre de la criatura de 17 meses, Gustavo Conti, la “Negra” salió a aclarar, minimizando las críticas, acusando sin acusar de retrógrados a las personas que veían obscenidad en la foti.

“Cuál es el problema si estaría en bolas?? Se ve algo... es una imagen obscena? A mi hijo le gusta tomar la teti de parado. Y con la otra mano sintoniza...”, comenzó Capristo su descargo en Twitter, sobre la foto (primera) que subió a Instagram. Y continuó: “Faltar el respeto a mi hijo... por favor. Qué estupideces que dicen... esto es darle amor... Félix dispone 24 hs de sus tetis y las dos a la vez, porque así le gusta a él. Relax es solo una foto y saben qué... no estoy en bolas. El niño tapa mi pijama”.

La polémica generada no la inhibió y, a menos de una semana de haber sido noticia por su acrobática foto anterior, Capristo lo hizo de nuevo con una imagen en la que, a primera vista, los ojos de quien la mira reposan en el “generoso alimento” más que en Félix, que, mientras toma de una, “sintoniza” con la otra. La madre, otra vez, está desnuda, sentada en lo que parece ser el jardín de su casa.

Las críticas negativas fueron del mismo tenor a la anterior, aunque también hubo varias que la felicitaron por la naturalidad con la que vive el amamantamiento.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...