Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ADULTOS MAYORES 3.0

Nuevas tecnologías: el “chiche” cada vez menos temido por los abuelos

Los cursos especiales para ellos están colapsados. Quieren postear, “wasapear” y entender los dispositivos tecnológicos de última generación. Muchos se resisten pero la ayuda de los nietos acorta la brecha digital

Si bien es una tendencia creciente en los últimos años, los cursos del PEPAM tienen cada vez más alumnos en sus nuevas clases /EL DIA

Los adultos mayores actuales ya tienen un recorrido en el campo de las nuevas tecnologías / EL DIA

Los abuelos no le temen a los nuevos desafíos tecnológicos / EL DIA

Facebook le recordó esta semana a Estela (72) que hace ya cuatro años que integra esa comunidad virtual. En realidad, cuenta, su primer paso en la red social más grande de todas -y por estos días acsaso la más cuestionada- lo dio a partir del consejo de su nieta, quien se ocupó de abrirle una cuenta personal para que pudiera subir las fotos de las vacaciones y compartirla así con el resto de su familia. En aquel momento, Estela no se opuso pero creyó que rara vez pondría una foto suya en esa página repleta de caritas y posteos que no llegaba a entender bien. Pero el tiempo pasó y las cosas cambiaron. “No digo que soy fanática -dice ahora Estela, que suma más de 400 amigos en la red-, pero me gusta entrar una o dos veces por día y chusmear qué hacen mis conocidos”.

Las redes sociales tendrían ya un 96,8% de población argentina mayor de 55 años

 

Jubilada de docente y abuela de cuatro nietos con los que suele veranear, Estela hoy en día no sólo tiene un perfil de Facebook: también usa Whatsapp, lee los diarios y habla por skype a través de su tablet y guarda todas las fotos de sus vacaciones en las carpetas de Google Drive. Y no es raro ni una excepción. Al contrario: en los últimos años -y cada vez con más fuerza- la relación entre los adultos mayores y las nuevas tecnologías se afianza y no para de crecer. El caso de las redes es todo un ejemplo, tanto que ya existen plataformas creadas especialmente para ellos y las empresas de marketing online les prestan año tras año mayor atención.

Y ni que hablar de los que se forman a través de cursos a distancia y tienen a la computadora como su herramienta indispensable para relacionarse y aprender, tal como sucede con los cursos que se brindan en el Programa de Educación Permanente para Adultos Mayores de la UNLP (Pepam). “Todavía hay determinados prejuicios sobre las posibilidades de socialización informática de las personas mayores -apunta Rodolfo Iuliano, director del Pepam-, pero estos cursos y la gran participación que tenemos representan una experiencia pionera a nivel mundial”.

Si bien algunos siguen asociando el uso de las redes sociales y los dispositivos tecnológicos como una costumbre casi exclusiva de adolescentes y jóvenes, como comenta Iuliano, son cada vez más los estudios de mercado que confirman la creciente presencia que tienen en el campo de las nuevas tecnologías los usuarios de la tercera edad.

Sin ir más lejos, las redes sociales tendrían ya un 96,8% de penetración en la población argentina mayor de 55 años que se encuentra online, según un estudio de la consultora ComScore Media Metrix. En cuanto a preferencias, Facebook sería por lejos la red social más elegida. Así lo muestra una investigación realizada por la consultora Pew Research, según la cual alrededor de un 40% de los usuarios mayores de 65 años la usa para comunicarse con familiares y amigos, cerca de un 30% comparte fotos y un 10% también recurre a ella para participar en concursos y disfrutar otras opciones de entretenimiento.

Para la psicogerontóloga Virginia Viguera, quien desde hace tiempo viene advirtiendo que la brecha digital entre las nuevas generaciones y los adultos mayores se hace cada vez más corta, la tendencia ocurre de manera casi natural por una razón cronológica: “Quienes ya son adultos mayores en el XXI -sostiene, lo mismo que gran parte de los que pertenecen a la generación posterior, no nacieron en la era digital. Pero eso no significa que no tengan acceso a la informática. Hace ya unos cuantos años empezaron a establecer vícunlos con las nuevas tecnologías y hoy vemos los resutlados. Los vemos con sus celulares en Facebook o entrando a internet para buscar información. Muchas veces son sus nietos quienes los inician en ese camino, pero ahora también sus propios pares”.

Las redes sociales pueden cumplir un rol clave para aliviar la sensación de soledad

 

Conocedora del fenómeno por trabajar en el Pepam, Viguera cuenta que los talleres de informática y redes que ofrece cada año ese espacio educativo se cubren de inmediato. “Hoy los adultos mayores asumen su mayor longevidad sin dejar de interesarse en los adelantos de la tecnología ni en una herramienta para la comunicación tan valiosa como es internet”, asegura.

Al analizar el desembarco de los adultos mayores en las redes sociales, no son pocos quienes señalan un tercer factor que no ha pasado inadvertido entre algunos expertos: el factor del bienestar emocional que muchos de adultos de edades avanzadas encuentran ahí.

“Si antes tenía la compañía de la radio ahora tengo la de internet -dice Estela con una sonrisa de oreja a oreja-. En realidad, en mi caso me ayudó para descubrir un mundo totalmente nuevo. A veces pienso en anotarme en algunos de los cursos que se dan para poder especializarme, pero el hecho de poder conectarme y no sentirme un sapo de otro pozo ya me reconforta bastante”.

Lo que dice Estela se corrobora en infinidad de investigaciones académicas, muchas de las cuales aseguran que las plataformas sociales de la Red pueden cumplir un rol clave para aliviar la sensación de soledad que muchas veces experimentan las personas de la tercera edad así como mejorar su autoestima como resultado de una mayor interacción social.

Las redes sociales “ayudan a reducir los sentimientos de aislamiento y soledad de los adultos mayores”, señala entre sus conclusiones el estudio Connecting Older Adults, un trabajo realizado por investigadores de la Universidad de Sydney, Australia, que consistió en analizar los estados de ánimo de un grupo ancianos tras enseñarles a usar Facebook, Twitter y Skype.

Este trabajo, que se desarrolló a lo largo de seis meses entre una población de 150 adultos (80% de los cuales superaba los 65 años y el resto tenía entre 55 y 64 años de edad), determinó que con tan apenas seis horas de capacitación, los alumnos que no sabían utilizar redes sociales cambiaban su actitud con respecto a estas plataformas al punto de comenzar a considerarlas amigables.

Pero el hallazgo más interesante que arrojó el estudio fue determinar que alrededor del 80% de los participantes que continuaban utilizando las redes sociales después del período de la investigación había experimentado “una reducción estadísticamente significativa de los sentimientos de soledad”.

En este sentido, el profesor Robert Steele, principal responsable del estudio, asegura que el uso de las redes sociales tiene un impacto en las condiciones de salud general de los adultos mayores. “De hecho, hay estudios que demuestran que cuando los ancianos se sienten menos aislados socialmente, mejoran su salud cardiovascular, el índice de masa corporal, la presión arterial, la mortalidad y la morbilidad en general”, afirma el investigador.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...