Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
VICTORIA 1 A 0 DE LOS DE DESCHAMPS EN KRESTOVSKI

Francia exorcizó a los Diablos Rojos y se ganó el lugar en la final luego de 12 años

Los galos superaron a Bélgica y se convirtieron en el primer finalista de Rusia 2018. El domingo, en Luzhniki, volverán a jugar el partido decisivo luego de la caída en Alemania 2006

Espectacular toma aérea del gol de Umtiti para Francia / afp

Didier Deschamps (DT de Francia).- “Si estamos en la final de la Copa del Mundo es por quienes están en el terreno de juego”

Samuel Umtiti (Defensor de Francia).- “Los del 98 hicieron su trabajo y nosotros estamos escribiendo nuestra historia”

El equipo fue más que los nombres propios y Francia logró derrotar a Bélgica por 1 a 0 en la primer semifinal del Mundial, disputada ayer en el estadio de Krestovski.

Con gol del defensor del Barcelona de España, Samuel Umtiti a los 6 minutos del complemento, los de Didier Deschamps pudieron derrumbar la muralla llamada Courtois y acceder al partido por el título luego de 12 años.

no defraudaron

En la previa se presentaba como un partido por demás atractivo debido al ritmo de juego y los antecedentes propios en la presente cita ecuménica.

Con dos equipos rápidos, de mucha dinámica y de gran poder de gol, los primeros minutos de juego fueron acordes a lo esperado.

Francia le cedió el espacio y el control a un Bélgica que tiene los nombres propios para hacerlo y que intentó, desde los pies de un enorme Hazard, llevar peligro al arco de Hugo Lloris, primero con un remate de izquierda y luego otro de media vuelta con la derecha, que despejó el central del Madrid, Raphael Varane, al córner.

A partir de eso, y gracias a los sólidos aportes de su arquero, los galos crecieron en confianza y aprovecharon cada otorgado por los de Martínez para salir de contra de manera muy veloz con Mbappé y Griezmann.

Las recetas de ambos equipos resultaron tan complementarias que el partido se hizo de ida y vuelta constante, provocando ocasiones en ambos bandos.

Antes del descanso, Courtois evitó con el pie derecho que Pavard marcara luego de un pase de Mbappé, y Lukaku no supo aprovechar un error de Umtiti para tener su chance.

LAS GRANDES EMOCIONES APARECIERON EN EL COMPLEMENTO

Tras el descanso, la tónica continuó de la misma manera, pero la posesión belga fue menos peligrosa y los contragolpes franceses más afilados. Kompany evitó un remate de media vuelta de Giroud, pero en el saque de esquina posterior, Umtiti se adelantó a dos “torres” como Alderweireld y Fellaini para decretar de cabeza el 1-0 y estampar su firma goleadora.

El tanto acomodó aún más a los de Deschamps en su apuesta y estrategia y a ello se unió que Mbappé mostró algunas perlas de lo que puede llegar a ser: una escalada con pase para Matuidi y un pase de taco dentro del área para Giroud, demostraron la calidad de un creciente delantero de 19 años que aún no había nacido cuando se entrenador se coronaba en París ante Brasil.

Roberto Martínez intentó la reacción quitando a un volante como Dembéle y sumando al delantero Dries Mertens.

En cinco minutos, dos centros del atacante del Nápoli obligaron a Lloris a sacar un balón con los puños y a ver cómo otro, rematado por Fellaini, se iba a unos metros de su portería. La posesión volvía a ser de la generación dorada del fútbol belga, que veía cómo su gran momento se les escapaba entre los dedos.

Conforme avanzó el reloj, la desesperación belga fue en aumento mientras los aficionados franceses disfrutaban la ventaja de su equipo. Lukaku tuvo una opción de cabeza, pero no llegó a conectar un centro. Seguidamente, Courtois detuvo un disparo raso a Griezmann y Tolisso tuvo el 2-0 en el descuento, pero se encontró nuevamente con el guardameta del Chelsea.

Francia convirtió y sostuvo la diferencia, y es por eso que se ganó un lugar en la final luego de 12 años. Sólo resta conocer el rival y saber si su entrenador, Didier Deschamps, podrá sumarse a Franz Beckenbauer y a Mário Zagallo, como los únicos campeones en sus etapas de jugador y de entrenador.

 

 

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...