Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
De tal palo, tal astilla

La tendencia “mini yo”

Se extiende la moda de vestir a los hijos igual que los padres. Una onda que arrancó entre distintas estrellas de Hollywood

Que madres e hijas se vistan iguales suele usarse para eventos especiales como fiestas o cumpleaños, y es algo que ambas disfrutan / shutterstock

Ahora, los papás también optan por apostar a esta tendencia

Lo que comenzó siendo un capricho de estrellas de Hollywood como Kate Holmes y su hija Suri, hoy son muchas las celebrities que visten a sus hijos igual que ellas, con estilismos clonados. Ahora, los papás también optan por apostar por esta tendencia con estilismo más normales, arropados de un simpático guiño.

Firmas como Dolce&Gabbana, Ralph Laurent o Mango han incorporado a sus colecciones una serie de prendas dirigida a las mamas y papas más fashionistas. La moda infantil la determinan prendas que al mismo tiempo son usadas por los adultos y esta tendencia, también llamada Mini Me, continúa durante el verano.

Histórico

Pero idea de vestir padres e hijos idénticos no es una moda de millennials, desde el siglo XIX, las niñas vestían igual que sus madres, usaban enaguas tan incómodas como los miriñaques o postizos como los polisones, que impedían jugar con libertad, pero se vestían a diario porque acercaban a las pequeñas al estilo de sus elegantes progenitoras, lo que hoy llamamos el “mini yo”.

Dos siglos después, la tradición continúa y el concepto “mini yo” se ha democratizado, ya que los diseñadores crean líneas para adultas que tienen su réplica exacta en tallas pequeñas, una tendencia que se traduce en colecciones cápsula para que las más pequeñas vayan a juego con “mamá”.

En el Romanticismo, la moda infantil era una perfecta copia de la de sus mayores. Y ya no solo en el modelo de la prenda en sí, sino también en los colores y adornos utilizados. Aunque la ropa de las pequeñas se independizara hacia finales del siglo XIX, la idea del “mino yo” permanece hasta hoy cuando los accesorios y vestidos son los protagonistas de estos “looks”.

Se trata de una tendencia en alza que, tanto firmas de lujo como otras más económicas, hacen que, a la hora de vestir, las madres, de alguna manera, vuelvan a la infancia y las niñas se sientan “como mamá”, sin que ambas estén fuera de lugar.

Y es que no hay “celebrity” que haya podido resistirse a vestir igual a su hija en alguna ocasión. Algunas, como la modelo brasileña Alessandra Ambrosio, actrices como Katie Holmes o Angelina Jolie, o la mismísima Victoria Beckham son fieles seguidoras de esta tendencia en versión “mini”, pero ellas la practican todo el año.

Wanda Nara presume de todas sus posesiones sin importar los comentarios de sus seguidores. Francesca Icardi, su primera hija mujer con el futbolista argentino Mauro Icardi, es toda una “mini fashionista”, que incluso tiene su propia cuenta de Instagram.

Francesca, de cuatro años, posee un exclusivo vestidor lleno de diseños firmados por las más prestigiosas casas internacionales en versión kids, la mayoría de ellas las favoritas de su mamá. Recientemente fueron invitadas a la primera fila de Elisabetta Franchi y ambas lucieron looks casi idénticos de la casa italiana.

Otra argentina que está en el exterior junto a su marido y sus hijos es Evangelina Anderson. Sus hijas Lola y Emma Demichelis -sobre todo Lola- son mini fahionistas y la mayor tiene una cuenta de Instagram propia en la que muestra sus looks.

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...