Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

En la vía pública: apareció otro alacrán y causó susto en el Centro

El arácnido fue divisado por una vecina en la vereda de 55 entre 8 y 9. Piden que se inspeccione el sector

En la vía pública: apareció otro alacrán y causó susto en el Centro

Una mujer que vive en 55 entre 7 y 8 se llevó un enorme susto esta mañana cuando salió a la vereda de su casa y se topó con un alacrán que caminaba bien pegado contra la pared.

Para evitar que el ejemplar ingrese en su propiedad o reaccione con picaduras, decidió atraparlo y ponerlo dentro de un tarro, donde lo mantenía en cuarentena. La vecina aseguró que en el transcurso de la jornada posiblemente haga una denuncia en la Municipalidad. La finalidad es que personal especializado lleve a cabo una inspección en el sector y que se determine si se trata o no de un escorpión de tipo ponzoñoso.

Cabe destacar que esa zona del centro platense cuenta con múltiples antecedentes por la aparición de esta clase de artrópodos. Pueden recordarse los casos registrados en los Tribunales de 7 entre 56 y 57, en especial las oficinas del subsuelo, o los que ocurrieron en el jardín de infantes de 8 y 59, o en un departamento de 5 y 56, donde una vecina vivió un momento de terror cuando divisó un alacrán mientras se duchaba.

Hay, se sabe, dos tipos de escorpiones: los venenosos y los inofensivos. De un tiempo a esta parte se ha detectado, asimismo, que la especie ponzoñosa presente en nuestra región, desde el punto de vista biológico, carece de actividad tóxica. Tal como hace un tiempo explicó a este medio la especialista en toxicología pediátrica del Hospital de Niños Adriana Aguirre, “hay que tener cuidado porque no sabemos qué puede ocurrir, por ejemplo, si hay un cambio climático”. Y es que, explicó la médica, se cree, aunque todavía sin confirmación científica, que por las condiciones atmosféricas -temperatura y humedad- de La Plata y sus alrededores el veneno de los alacranes de la Región no hace efecto.

Como marrones oscuros, con pinzas cortas y gruesas y un solo “aguijón” en la cola, describió Aguirre a los alacranes que por la falta de veneno no son peligrosos. Los que sí son ponzoñosos, aclaró la especialista, son color té con leche, tirando a transparentes, y tienen las pinzas más largas y finas y la cola remata con dos aguijones.

En rigor, de acuerdo a lo que resaltó Aguirre, el color de los escorpiones puede ser engañoso. “No hay que guiarse por eso sino por la cantidad de aguijones que tiene en la cola y para eso hay que verlos a través de una lupa una vez que fueron colocados con mucho cuidado en un frasco. El CEPAVE, por ejemplo, los identifica de inmediato”.

Los escorpiones se dejan ver, por lo general, en verano, pues salen de su hábitat oscuro y húmedo a la superficie en los meses de calor. Por eso, ahora, en la Región se atraviesa los meses en que su presencia se vuelve más frecuente. De hábitos solitarios, el arácnido rechaza estar cerca de los humanos, y suelen estar entre escombros, malezas, huecos los árboles.

Otra de sus particulares características es que no existe insecticida que lo mate, por lo que es vano y hasta peligroso arrojarle veneno para combatirlos. “Ese es un grave error de muchas personas que terminan intoxicadas por los plaguicidas”, dijo Aguirre
 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...