Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LAVADO Y PLANCHADO IDEAL

Ropa impecable

Algunos consejos para mantener las prendas en buen estado y no tener que renegar con las manchas y las arrugas

Ropa impecable

A la hora de lavar, es importante tener en cuenta una serie de cuestiones a fin de obtener mejores resultados con el mínimo esfuerzo posible / Shutterstock

Lavar y planchar la ropa es una de las tareas del hogar más odiadas, porque llevan tiempo y los resultados de estos trabajos nunca son demasiado buenos o satisfactorios.

Un estudio de mercado indicó que para 4 de cada 10 personas la plancha es la tarea más molesta del hogar, seguida por la limpieza de los baños (15%) y el 36% querría tener un dispositivo inteligente que planchara y doblara la ropa.

Como la tecnología aún no pudo crear este robot que planche por nosotros, les pasamos algunos trucos que se pueden poner en práctica para que esta tarea no sea tan tediosa.

En las etiquetas de la ropa está toda la información que se necesita saber sobre cómo lavar, planchar y secar cada prenda para que se mantenga en buen estado. Hay que fijarse sobre todo en: uno, a qué temperatura pueden lavarse, y dos, si admiten centrifugado o no.

Otro tip importante antes de meter todo en el lavarropas en separar las prendas. Primero por color y luego por grado de suciedad. Y, en el caso de aquellas más delicadas, por tipo de fibra. Lo más recomendable es lavar la lencería dentro de bolsas de lavado. Así queda más protegida y se roza menos.

En cuanto a los pantalones, camperas y buzos con cierre, hay que tener un cuidado especial. Se deben cerrar para evitar que se enganchen con otras prendas. También se tienen que abrochar cuellos y puños.

El dato clave es vaciar los bolsillos para que estén libres de pañuelos de papel y objetos que puedan desteñir y ensuciar todo el lavado. Pero además pueden estropear el lavarropas.

MANCHAS

Pretratar las manchas difíciles antes de meter la ropa en el lavarropas es la mejor manera de asegurarse de que salga limpia al primer lavado. Tratar con un productos específicos para que sea más efectivo.

Para mantener los colores de las prendas lo más intactos posible, hay que lavarlas dadas vueltas.

Si se cree que una prenda nueva puede desteñir se debe hacer el primer lavado a mano y mejor si es con agua fría.

UN BUEN USO

Para que el lavarropas tenga una mayor vida útil y la limpieza sea más efectiva, no se debe llenarlo en exceso. Una forma de comprobar que el volumen de la carga es correcto es dejar siempre un espacio del ancho de una mano entre la parte superior del tambor y la ropa. Si no, el detergente no se disolverá bien ni habrá espacio en el tambor para la ropa.

Justo cuando acaba el ciclo de lavado es el mejor momento para tender la ropa. Así se evitará que se arrugue más dentro del tambor. Antes de hacerlo, hay que sacudir y estirar bien cada prenda. Un consejo: evitar el centrifugado a máxima potencia, arruga más la ropa.

Otro dato es poner los broches en las costuras de las prendas para que no queden marcas. Camisas y vestidos es mejor secarlas en perchas. En función de su tejido, luego no tendrán que plancharse.

La ropa que no se pueda planchar cuando se recoja, es mejor doblarla para cuando se pueda hacerlo (sábanas, pantalones...). Para las camisas y vestidos lo ideal es guardarlos colgados en perchas para que no se arruguen más.

También se pueden usar las manos para alisarla. De esta manera muchas prendas ya no tendrán que ser planchadas, como la ropa interior, los pijamas, alguna camiseta o la ropa de deporte.

PLANCHADO

Mientras la plancha se calienta, se puede aprovechar para planchar las fibras que necesitan menos calor como las sintéticas, que requieren temperaturas más frías que las naturales, como lino o algodón.

Si se va a usar una camisa y está un poco arrugada, se puede meter la prenda en el baño mientras se toma la ducha. El vapor del agua caliente elimina las arrugas.

Si se usa un secarropas, hay que leer las etiquetas igual que cuando se lava, para comprobar la temperatura y el programa de cada prenda. Para que la ropa no se arrugue tampoco hay que llenar en exceso este artefacto. Con dejar libre un 20 por ciento de la carga está bien.

Es mejor planchar mucha ropa de una vez, que poca en varios días. La plancha consume mucha energía para calentarse y si acumulas ropa se ahorrará.

Y se puede desconectar la plancha cinco minutos antes. El calor residual es suficiente para dejar perfecto lo que está menos arrugado.

Lo más nuevo en electrodomésticos para este trabajo de la casa son los centros de planchado, los cepillos de vapor y las planchas de última generación con tecnología de carga inteligente y diseño ergonómico.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla