Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Opina los lectores

Día del Trabajador


Daniel E. Chavez expresa: “Soy un hombre de sesenta y un años que por problemas de salud no trabajo desde hace 8 años. Pero trabajé desde que dejé la escuela primaria, hasta fines de 2010, cuando tuve que decir basta por razones de salud. Desde entonces no manejo un solo peso siquiera. Me acostumbré a la pobreza, me adapté a la precariedad, me sometí voluntariamente a la limitación económica. No tengo jubilación, pensión, mucho menos plan de ayuda social, ni los necesito urgentemente. Sí recibo dádivas, pero de mi familia y mis amigos que bien me quieren, gracias a los cuales me sostengo. En este año electoral, festejaré el Día del Trabajador como siempre lo hice: de manera sobria, medida y singular; no pensando en mí, sino en los demás, en el mundo que me rodea. En mi micromundo (para ser más explícito), que es el país en el cual vivo. En el cual la pobreza actual me permite aún sobrevivir con dignidad, buena voluntad y buenas intenciones, aunque el dinero me falte. Y tratando de impedir que me alcance la miseria. Ni a mí, ni a los que me rodean. Hago mías las palabras de San Pedro cuando dice: ‘Sean sobrios y vigilen, porque su adversario, el diablo, como un león rugiente, ronda buscando a quien devorar. Resístanle firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos dispersos por el mundo soportan los mismos padecimientos’. Ese diablo, que cita Pedro, para mí es la miseria que no me podrá alcanzar”.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla