Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
BOCA LE GANÓ 2-0 A ALDOSIVI

Daniele, el terrible

En el debut de De Rossi en la Bombonera, el equipo de Gustavo Alfaro derrotó al Tiburón. El italiano tuvo un buen primer tiempo y fue clave en el gol de Tevez. Salvio liquidó el partido en el complemento

Boca recuperó la sonrisa con un triunfo 2-0 en la Bombonera, frente a Aldosivi, y más allá de atenuar el dolor que significó la eliminación de la Copa Argentina, sigue en carrera en el presente campeonato oficial de Primera, la Superliga, cumplida la tercera fecha, y llegará entonado al cruce con Liga de Ecuador, por la Copa Libertadores, que comenzará a resolverse el miércoles en la altura de Quito.

Gustavo Alfaro volvió a presentar una formación alternativa, con Daniel De Rossi como principal atracción, que mostró altibajos en su juego, pero terminó redondeando una victoria sin reclamos: al margen que la jugada del 1-0, firmado por Carlos Tevez, mostró a Emmanuel Mas en posición adelantada.

SE RECUPERÓ DEL NOCAUT

El “nocaut” que significó la eliminación de la Copa Argentina, frente a Almagro, en partido disputado en el Estadio Ciudad de La Plata, redobló la apuesta boquense por el triunfo, con De Rossi a cargo del manejo de la pelota en la franja central y el debut de Soldano como referencia de ataque en una formación alternativa.

Claro, porque en el horizonte asoman los partidos frente a la Liga Deportiva de Ecuador, el primero en la altura de Quito, el miércoles, por los cuartos de final de la Copa Libertadores, y como si esto no fuera suficiente, la agenda también anticipa un nuevo cruce con River, en este caso por la quinta fecha del torneo local.

Por esto, Gustavo Alfaro volvió a disponer de una formación con mayoría de suplentes para jugar contra un Aldosivi que se afirmó en el primer tramo. Tanto, que primero pudo dejar lejos al rival del arco defendido por Luciano Pocrnjic, y después animarse un par de veces con pelotazos largos que resolvió Esteban Andrada.

En la medida que Tevez comenzó a participar del juego, creció el conjunto Xeneize en la elaboración de jugadas en los metros finales, y tras un par de situaciones de alto riesgo, a los 34 minutos Carlitos convirtió el 1-0 en una situación que de haber sido revisada por el VAR, sistema que no estará al servicio de la Superliga esta temporada, seguro era anulada por la posición adelantada de Emmanuel Mas en el centro bajo cruzado por Sebastián Villa desde la derecha.

El gol debió ser anulado, es cierto, pero eso no significa que Boca no mereciera completar la primera etapa por lo menos un gol arriba. Un cabezazo de Junior Alonso que explotó en el travesaño, otro de Agustín Obando con características similares, y un par de tapadas del arquero, sirven como argumentos para fundamentar la superioridad del local.

Tevez formó la letra “A” con los dedos en el festejo. Por Apache, la serie que cuenta su vida

 

MOVIDA GANADORA

No aprovechó Boca todas las situaciones generadas en el primer capítulo, y ni bien el juego se reanudó, Aldosivi sorprendió con una jugada de pelota parada que pudo ser el empate. Lucas Villalba levantó desde la izquierda, en un tiro libre, y Gino empalmó desde el borde del área. El bombazo fue al cuerpo del arquero, por eso el partido continuó 1-0.

El conjunto de Mar del Plata volvió a imponer condiciones, apareciendo en la Bombonera el recuerdo del partido contra Almagro, el de la Copa Argentina, que en circunstancias parecidas desembocó en un empate que los penales transformó en derrota.

El bajón también preocupó al entrenador, quien enseguida dispuso los ingresos de Mauro Zárate y Alexis Mac Allister, en lugar de Obando y Tevez. En el caso del Apache, más que por el nivel exhibido, quizás para que llegue a pleno al cruce con Liga de Quito.

Por más que visualmente Aldosivi se instaló por un momento a la altura de Boca, sus carencias en los metros finales se hicieron evidentes. No convirtió en la derrota frente a Estudiantes, más allá del gol que el árbitro le anuló por una posición adelantada que no existió, y tampoco en el posterior empate de local con Argentinos.

No la embocó el visitante, y los refrescos terminaron asegurando el triunfo boquense: falló Zárate en una corrida limpia por la derecha, pero acertó Eduardo Salvio en la primera pelota que tocó y mandó a guardar desde fuera del área.

La movida de Alfaro desembocó en un triunfo que Boca necesitaba con urgencia, por aquella derrota por la Copa Argentina y por lo que se viene: la llave con Liga de Ecuador por la Copa Libertadores, que se definirá en la Bombonera, y obviamente es la obsesión de un equipo que tras ese cruce irá al Monumental para visitar a River.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla