Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $80,05
Dólar Ahorro/Turista $132.08
Dólar Blue $145,00
Euro $92,81
Merval 0,00%
Riesgo País 1330
Hogar |Calidez en los pies
Cómo elegir las alfombras para pasillos

Formas, colores y hasta tamaños. Un accesorio ideal para colocar en invierno

Cómo elegir las alfombras para pasillos
15 de Junio de 2020 | 01:48
Edición impresa

Las zonas de paso, como pasillos y distribuidores, no ofrecen muchas opciones decorativas aunque sean una de las zonas de la casa con más tránsito y movimiento de la casa. Pero además de cuadros y una buena iluminación, elegir la alfombra adecuada es clave para darle un lindo aspecto a ese espacio, sobre todo ahora que se viene el frío y dejamos los zapatos en la puerta.

Y es que las alfombras aportan calidez, protegen el suelo y la pisada y dan también un toque de color y personalidad a una zona de la casa difícil de decorar y que ofrece pocas alternativas. Estos objetos hacen estos espacios de paso más acogedores, crean contraste y modifican la percepción del espacio.

Pero además, las alfombras marcan áreas. Sí, también en los pasillos. Por ejemplo, son ideales para colocar en la zona que da acceso a la sala de noche de la casa, haciéndola más acogedora. O bien puede servir para delimitar y destacar el área en la que va colocada.

Si no cuentan con una base anti deslizante debajo –o tiras adhesivas que se colocan en el perímetro de la alfombra–, pueden ser peligrosas o provocar tropiezos. Esa es una de las causas de rechazo de este objeto de decoración. Los anti deslizantes son un elemento muy importante también para que la alfombra se mantenga en su posición: una alfombra torcida en el pasillo se ve enseguida y crea un efecto muy feo. Asimismo, es fundamental que ‘respire’ y tener en cuenta las dimensiones del pasillo si no se quiere potenciar el efecto tubo.

Tamaño

Lo ideal es que una alfombra pasillera esté entre 10 y 15 centímetros separada de la pared (a cada lado). Es decir, tiene que medir, como mínimo 20 centímetros menos que el ancho del pasillo. Respecto al largo: entre 45 y 60 centímetros más corta que el pasillo. Hay que tener en cuenta también hacia dónde es la apertura de las puertas –para que la alfombra no sea un obstáculo– y se abran con facilidad.

Antes de elegir una alfombra, se debe medir bien el espacio. Una buena manera de hacerse a la idea de cuánto puede ocupar y cuál será su efecto, es marcar en el suelo cuáles son las dimensiones. Esto se puede hacer con cinta de pintor o colocando unos papeles en lo que sería la superficie de la alfombra.

La alfombra puede servir para delimitar y destacar el área en la que va colocada

 

Si se elige una alfombra que llegue de lado al lado del pasillo, el efecto resultará bastante agobiante. En cambio, si es demasiado estrecha, parecerá de juguete y no quedará bien. Lo ideal para un resultado óptimo es dejar un espacio entre la alfombra y el zócalo.

También hay que pensar que si se quiere poner una alfombra en una zona de paso y mucho tránsito, de debe elegir una de un material resistente. Por ejemplo, un modelo de pelo largo no es lo más recomendable, ya que terminará destrozado en pocos meses. Las de sisal son resistentes y fáciles de limpiar y las de lana de pelo corto son ideales para pasillos que dan acceso a las habitaciones.

En cuanto a las formas, las ideales son las que tienen forma rectangular o alargada. Pero en pasillos muy largos o amplios, se pueden poner varias alfombras seguidas, ya que reducirán la sensación de ‘efecto túnel’ y lo acortarán. El mismo efecto se consigue si las alfombras son redondas, una tendencia que cada vez se ve más. Hay que evitar que tenga demasiado grosor para no tropezar ni caerse.

Si se quiere un plus de originalidad y estética, las alfombras kilim son la estrella de las zonas de paso. Sus figuras geométricas y vivos colores consiguen un resultado original, desenfadado y con poder decorativo.

Respecto al color, generalmente, los pasillos son zonas oscuras y sin ventanas. Por eso, una alfombra de un color claro y neutro ampliará y aportará luminosidad, aunque se verán más las manchas. En cambio, si el pasillo sí que dispone de luz natural, se puede jugar más con las opciones y elegir un modelo más vistoso y original que tenga colores y carácter.

Los estampados y motivos gráficos de las alfombras sirven para jugar con la luminosidad y la percepción del espacio. Además disimulan mejor las manchas y resisten más a la suciedad. Un pasillo estrecho con una alfombra de rayas horizontales parecerá más ancho. Mientras, las de estampados geométricos sencillos aportarán un toque moderno y delicado.

Si hay una alfombra en el pasillo, lo ideal es evitar la presencia de cualquier otro mueble, ya que lo único que harán será restar importancia a la alfombra. En el caso de que sí que lo haya, la alfombra debe quedar completamente liberada, especialmente si va colocada en el recibidor.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Lisas o con diseños. La elección del tipo de alfombra dependerá del estilo de la casa y del tamaño del pasillo donde se quiera colocar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla