Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Mujer Platense |Cómo vestiremos cuando termine la cuarentena
Ropa cómoda, tejidos más tecnológicos y coloridos, las tendencias post COVID-19

Analistas y expertos del mundo fashion creen que el consumo de indumentaria disminuirá y que los clientes buscarán calidad y versatilidad ante todo

Ropa cómoda, tejidos más tecnológicos y coloridos, las tendencias post COVID-19
4 de Junio de 2020 | 02:15
Edición impresa

En Europa, de a poco, ya están saliendo de la cuarentena y si bien es verano allá, las tendencias que utilizan de ese lado del océano llegarán aquí en unos mese. Sobre todo en cuestiones que tienen que ver en cómo adaptar el guardarropas para prevenir el contagio de coronavirus y mantener la asepsia.

¿Cómo vestiremos cuando podamos empezar a llevar looks normales? ¿Qué nos pondremos cuando podamos empezar a ver a nuestra familia y amigos, hacer planes en la calle y en los bares y restaurantes? ¿Y los looks de trabajo en oficina? ¿Sabremos volver a vestir fuera de casa? En todo este tiempo, muchos hicieron una limpieza del armario y muchos se dieron cuenta que faltaba ropa para estar bien vestidos y cómodos en casa.

A la vez, no son pocos quienes han tomado conciencia de que no es necesario tener tanto, sino tener lo que realmente se necesita y se vaya a usar.

Con estas reflexiones es que varios expertos, consultores, estilistas y diseñadores dan su opinión a cerca de cómo será la forma de vestir una vez que termine la cuarentena.

Muy sofisticada o muy cómoda

Algunos creen que podríamos oscilar entre dos tendencias. El hecho de llevar tantos días vestidos bajo la premisa de la comodidad y con el conjunto deportivo como bandera, genera que tengamos ganas de arreglarnos para salir a la calle, vestir más formal y dar más importancia al hecho de vestirse. O por el contrario, como lo constatan las nuevas colecciones de moda ‘low cost’, se siga la tendencia ‘homeaway’, en busca de la comodidad por encima de todo. La moda derivará hacia el máximo confort, una moda minimalista sin grandes pretensiones, con piezas monocromáticas, cómodas y versátiles. De hecho en los últimos años, ya se ha avanzado hacia looks mucho más cómodos.”

Otra corriente de pensadores de la moda interpreta que la gente, una vez pase esta crisis, va a querer vestirse de color y transmitir positividad, porque es lo que necesitamos ahora mismo.

En lo que se refiere a la forma de comprar, algunos confían en que nos daremos cuenta de las cosas superfluas, y la gente va a querer apostar por productos con alma, se va a alejar de compras compulsivas, habrá que ser mas ahorradores y conscientes. Esta es una tendencia que lleva tiempo fraguándose pero esta crisis lo va a acelerar.

En esa misma línea, otros consideran que por un lado hay muchas ganas de estar en la calle con colores y alegría, lo que se traducirá en muchísimo estampado y tejidos cómodos y fluidos. Y por otro lado también se cree que el teletrabajo se ha impuesto y que muchas personas desarrollarán en mayor o menor medida el síndrome de la cabaña, por lo tanto pasará más tiempo en casa, con lo que la ropa cómoda pero con estilo es una tendencia innegable.

Aunque no hay que confundir la ropa cómoda con algo puramente informal, ya que las distintas innovaciones en tejidos y materiales aportarán un toque más exclusivo y elegante. De hecho, el tejido de las prendas va a ser diferenciador a partir de ahora, en términos de sostenibilidad y rentabilidad, porque se incorporarán muchas innovaciones en torno a la impermeabilidad, la termorregulación y los avances antibacterianos.

Y es que ante el brote de coronavirus, se han acelerado los estudios sobre textiles antimicrobianos y antivíricos, como la aplicación de componentes antivíricos al algodón o de químicos antibacterianos a los tejidos compuestos con polímeros. Algunas firmas están estudiando las estructuras textiles tridimensionales para optimizar la transferencia de humedad y calor con el fin de que los tejidos sean más transpirables y está usando nanofibras para capturar y descomponer amenazas químicas o biológicas.

También es posible que el futuro de cómo vestiremos y en qué forma cambiaremos los hábitos de consumo se acelere con ropa de pocos talles, fácil de vender, tejidos lavables que no se arruguen, el estilo unisex, muy cómodo y práctico y ropa fácil de vender por internet que utilice fibras fáciles de mantener durante el tiempo.

Tapabocas

Ya lo hemos dicho, el barbijo pasa a formar parte de nuestra vida y aunque las recomendables son las FFP2 y FFP3 que evitan los contagios, muchos diseñadores están lanzando ya sus propias mascarillas de tela lavables en las que se puede añadir un filtro dentro. Y una de las grandes apuestas de las firmas es por llevar toda su creatividad a tapabocas para que sean un complemento de moda que nos va a acompañar al menos todo 2020.

La idea es llevarlo siempre acorde con el look. Está claro que llevar colores alegres enmarcando la cara siempre favorece mucho.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla