Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Séptimo Día |UN ALMANAQUE CAPRICHOSO Y AHORA CONDICIONADO POR LA PANDEMIA
Apogeo y decadencia de las fiestas y los feriados

Los días de celebraciones que suben y bajan: de la Madre, del Amigo, del Niño, de San Patricio, de los Enamorados, de los Inocentes. Muchas de esas jornadas vienen de Grecia, Roma y de la historia del cristianismo

Apogeo y decadencia de las fiestas y los feriados

Rawpixel, Freepik.com

Por: MARCELO ORTALE
marhila2003@yahoo.com.ar

12 de Julio de 2020 | 08:04
Edición impresa

Mal año este de 2020 y pésimo para las celebraciones sociales, ya que aquí no se hablará de las fiestas patrias. Ya venían caprichosos los días en rojo en los almanaques anteriores, por los corrimientos de fechas hacia los viernes o lunes, por la aparición de días-puente, pero con la pandemia y los más de tres meses de reclusión domiciliaria, mucha gente ha perdido ahora hasta la noción certera sobre la jornada en la que se encuentra. “¿Hoy es domingo…?” es uno de los interrogantes que hoy, domingo, se podrán presentar en muchos escenarios domésticos.

En pocas horas más llegará el Día del Amigo, una fiesta que en la Argentina venía in-crescendo, con bares y boliches cada vez más llenos de colegas de profesión o del trabajo, ex compañeros de escuela o del ya desaparecido servicio militar e, inclusive, a veces, de amigos. Un día que en este año, se verá privado de brindis presenciales y del café compartido en los bares de la Tierra, esa bebida definida en un proverbio turco: “El café perfecto debe ser negro como la noche, ardiente como el infierno, fuerte como el pecado y dulce como el amor”.

El día del Amigo tiene una particularidad: fue inventado por un argentino, el odontólogo Enrique Febbraro, en homenaje a la llegada del hombre a la Luna, que ocurrió el 20 de junio de 1969. A través de un conocido común, Febbraro tenía contactos con el astronauta Edwin Aldrin que descendió a la Luna con su compañero Neil Armstrong. Su entusiasmo por la conquista lunar del Apolo XI fue tal que envío mil cartas a distintas personas en el mundo proponiendo la instauración universal de esa jornada como día del Amigo y la aceptación fue inmediata. Ahora habrá que ver en qué planeta sin contagios se podrá celebrar el inminente y nuevo Día del Amigo (sin boliches, sin cafés compartidos, sin brindis, sin abrazos y por zoom).

DÍAS FAMILIARES

Junto al del Amigo, el Día de la Mujer es uno de los que ha tenido mayor crecimiento y adhesión en nuestro país. Flores a granel, comidas hasta dejar sin reserva de sillas a los restaurantes, fiestas, discurso ad-hoc, agasajos, aplausos. No obstante, se conoce que el origen de esta fecha es ciertamente dramático: el 8 de marzo de 1908 murieron 129 mujeres al incendiarse la fábrica Cotton de Nueva York, cuando se encontraban realizando una huelga con permanencia en su lugar de trabajo en demanda de igualdad salarial con los varones, de reducción de la jornada diaria de diez horas y de otras mejoras laborales.

También se suele olvidar a una pretérita mujer, considerada como la primera que, en la vera Antigüedad, luchó por los derechos de su género. Ocurre que 500 años antes de Cristo una griega, Lisistrata, tal como lo cuenta Aristófanes en la comedia homónima, decidió reflejar el hartazgo de todas las mujeres de Atenas por verse desatendidas, porque sus esposos se la pasaban yendo a luchar contra ejércitos extranjeros, de modo que impulsó una huelga sexual contra los varones para obligarlos a que pusieran fin a tantas guerras. Los historiadores no confirman si esta iniciativa, tan vanguardista, mermó el reconocido espíritu bélico de los griegos y si las levas se convirtieron en menos exitosas.

Aquí puede mencionarse al Día de la Madre, que también es de origen griego y quedó establecido en honor de la madre de Zeus, que era nada menos que la diosa Rea, esposa del rey Cronos famoso porque se comía a sus hijos para que no lo sucedieran en el trono. Pues bien, Rea cuando lo tuvo a Zeus envolvió una piedra y se la dio a Cronos, que se la comió pensando que era su hijo. Y así se salvó Zeus del padre antropófago. A todo esto, los romanos adoraron a Cibeles, diosa de la tierra y la fertilidad, hasta que el cristianismo honró a la Virgen María y estableció al 8 de diciembre, Día de la Inmaculada Concepción, como fecha de tributo a las madres.

El Día de la Madre es de origen griego y recuerda a Rea, la madre de Zeuz

 

El calendario litúrgico ofreció nuevas variantes, trasladándose la fecha primero al 11 de octubre –Día de la Maternidad de la Virgen María- y luego al 1º de enero, hasta que las cámaras comerciales ganaron terreno y el Día de la Madre pasó a ser en nuestro país el tercer domingo de octubre.

Mucho más jovencito, casi un impúber frente al de su consorte, el Día del Padre se festejó por primera vez en la Argentina el 24 de agosto de 1958. Ese mismo día, pero en el año 1816 había nacido Merceditas, la única hija de José de San Martín y por eso se extendió el homenaje a todos los padres. Esa jornada pasaba casi desapercibida, pero luego la fecha se trasladó al tercer domingo de junio y florecieron los paquetes en las manos paternas.

Debería también mencionarse el 14 de febrero, Día de los Enamorados, una de las más antiguas celebraciones ya que se remonta al Siglo III y tiene 1.750 años de historia. La jornada se llena de corazones dibujados, de promesas, de flechas que atraviesan con dulzura los corazones más dispuestos. Sin embargo, el origen de la fiesta nos remonta a una situación casi dramática.

Ocurre que el emperador Claudio ordenó que se prohibieran en Roma los matrimonios entre jóvenes, para así poder dejar solteros a los varones y que esos solteros hicieran la guerra y no el amor. Pero vivía entonces en Roma un sacerdote, un auténtico “activista del amor”, llamado Valentín. Este cura decidió entonces celebrar matrimonios en la clandestinidad. ¿Qué ocurrió? Que fue descubierto por el Emperador y que éste ordenó encarcelarlo y luego ejecutarlo, el 14 de febrero de 270. Dos siglos después el Papa Gelasio I lo hizo santo a Valentín.

Ahora bien, recién salido del horno, instaurándose la fecha del segundo sábado de septiembre y como contrapartida de lo anterior, en España se lanzó en 2012 el Día Mundial de los Divorciados y Separados, promovido por la Asociación de Fomento de Torremolinos. Se aguarda su previsible convalidación en el almanaque de las celebraciones argentinas, ya que año tras año se vienen batiendo récords de divorcios en nuestro país.

MÁS DÍAS Y LOS FERIADOS

Faltan tantos “días” de los que hablar…Por ejemplo del de los Fieles Difuntos (también llamado Día de los Muertos) que hasta hace algunas décadas concitaba múltiples adhesiones. Las radios -en la primera mitad de la década del 50- sólo debían emitir música sacra las 24 horas y los cementerios, también disciplinados, se veían llenos de gente con ramos de flores.

El Día de los Enamorados se remonta al Siglo III y tiene 1.750 años

 

Ese fervor no desapareció, pero se disipó un poco. Mucho peor le fue al Día de la Raza, los 12 de octubre, eclipsado por una andanada de vituperios y convertido en el “Día de la diversidad cultural”, que se destina a analizar y valorar la variedad de culturas de los pueblos originarios. En esta mutación fueron incontables las grúas a las que hubo que acudir para trasladar de aquí para allá a las incontables estatuas de Cristóbal Colón, aunque el 7 de este mes un grupo de manifestantes en la ciudad de Baltimore (costa este de EE UU) decidió economizar trámites y arrojó la estatua del Descubridor al cercano río homónimo.

Puede hablarse también del 17 de Marzo, Día de San Patricio, que en la Argentina empezó a festejarse tímidamente en la década del 90, hasta que millones de argentinos, en esa misma fecha, se sintieron irlandeses y consumieron otros tantos litros de cerveza en tributo al santo patrono de Irlanda. O del Día del Niño, que se celebra el tercer domingo de agosto y ha sido, acaso, el más rentable después de los festejos navideños y de fines de año. O del Día del Abuelo, una suerte de austera sucursal de los días del Padre y de la Madre que en la Argentina tiene como fecha el 26 de julio, aunque también se lo celebra otro tercer domingo, pero de agosto y además queda el Día de la Abuela, para el segundo domingo de noviembre.

Hay más días, claro, como el de los Santos Inocentes, el 28 de diciembre. De muy antigua data, el creador de la jornada, nada festiva en su época, fue el Rey Herodes que ordenó matar a todos los niños menores de dos años cuando su rudimentario servicio de inteligencia le informó que había nacido el Mesías, al que veía como su futuro sucesor. Esta trágica intención de perpetuarse en el poder –una pandemia común a tantos príncipes y diversos funcionarios públicos- se fue traduciendo con el correr de los siglos en una seguidilla de bromas, humor negro y noticias falsas con las que hace sufrir por un rato a las víctimas. Para rematar la dudosa chanza con la frase “que la inocencia te valga”.

GRECIA Y ROMA

La antigua Grecia y el Imperio Romano suelen ser citados por la gravitación cultural que ejercieron y siguen ejerciendo sobre la historia. Sus filósofos y artistas continúan derramando belleza y conocimientos. Pero habría que señalarlo: ambas civilizaciones tenían una gran cantidad de feriados al año. Los feriados de Atenas que eran de naturaleza cívica, religiosa y deportiva podían rondar los 120 días al año. A tal grado de brillantez llegaron en el arte de “feriar” que Pericles, en una de sus piezas oratorias, exaltó entre los principales atractivos de la ciudad ateniense a “esos concursos y esas fiestas que se suceden a lo largo del año”.

Roma no le fue en zaga. Entre idus, kalendas y nonas, entre jornadas “fasti” y “nefasti”, la mitad de cada año eran días feriados. Lo que se debe destacar es que, en los seis meses de trabajo que tenían en cada año, los griegos y romanos crearon obras inolvidables, construyeron acueductos y caminos por toda Europa, elevaron el arte y los mitos, tallaron en piedra y en papiros cánticos y dramas teatrales indelebles, fundaron la democracia, le dieron aire y leyes a las formas republicanas, enseñaron a pensar y se volvieron inmortales.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Rawpixel, Freepik.com

El 20 de julio, el hombre pisó la luna por primera vez / Nasa.gov

El día del Amigo tiene una particularidad: fue inventado por un argentino, el odontólogo Enrique Febbraro / Rawpixel, Freepik.com

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla