Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Revista Domingo |ALCANCÍAS TECNOLÓGICAS
Tendencias: el boom de las billeteras electrónicas

Pagar o recibir dinero desde el teléfono se convirtió en una modalidad que explotó a partir de la cuarentena. Cómo funcionan estas aplicaciones que suman cada vez más adeptos y que parecieran haberse instalado para siempre

Tendencias: el boom de las billeteras electrónicas
9 de Agosto de 2020 | 05:01
Edición impresa

Ya en septiembre del año pasado, un informe de una consultora económica, Kantar, revelaba que el 61 por ciento de los argentinos usaba el teléfono celular como billetera para realizar transacciones financieras. Y entre ellas, en ese entonces, las más populares eran el pago de servicios, la recarga de crédito para la línea móvil y la carga para el transporte público (SUBE). Casi la mitad de ellos utilizaba la aplicación del banco con el que habitualmente operaba, pero otro tanto usaba el servicio de alguna billetera móvil, como la de Mercado Pago, ValePei, TodoPago y RapiPago, entre otras. El tema es que en lo que va de este año, cuarentena mediante, el uso de estos mecanismos de pago se multiplicó. ¿Es otro de los cambios que trajo el coronavirus y que llegó para quedarse?

Juan Cons, de Accion Point, una empresa especializada en el desarrollo de soluciones de negocios basadas en Tecnología de la Información, sostiene que “la situación actual que vive el mundo ha acelerado procesos digitales como el de la billetera digital, herramienta que permite a las personas transportar sus tarjetas de crédito o débito digitalmente en cualquier dispositivo móvil y hacer cualquier tipo de transacción de manera virtual”.

“Al usar este método -agrega- las personas pueden hacer compras de manera fácil y rápida con la tecnología NFC (Near Field Communication). De hecho, la inclusión de esta tecnología en los teléfonos inteligentes está haciendo que la billetera electrónica comience a ser omnipresente, al punto que los pagos móviles ya comenzaron a convertirse en una necesidad vital para las fintech, es decir aquellas que no son una unidad de negocio de un banco tradicional, y de los mismos bancos también”.

El uso de las billeteras electrónicas creció un 785 por ciento en los últimos 12 meses

 

Para quienes aún no están familiarizados con estos sistemas, el especialista explica que “las billeteras digitales son aplicaciones que permiten enviar o solicitar dinero vía dispositivos móviles, y no solo sirven para facilitar y acelerar las transacciones, sino que también pueden ser una herramienta de inclusión financiera, que le permite a los usuarios almacenar fondos, realizar transacciones y rastrear historiales de pagos de forma segura, gracias a la implementación de software especializado”.

“Además -añade- estos nuevos modelos económicos contribuyen al desarrollo de un país y son una gran oportunidad para seguir con el crecimiento del comercio electrónico, al contar con empresas que brinden el mayor número de opciones posibles para el pago de los usuarios. El futuro de las billeteras digitales se complementará inclusive con soluciones de inteligencia artificial que automaticen transacciones de rutina, y se proyecta que estas plataformas evolucionarán para agrupar una gran cantidad de opciones. En la medida que las billeteras digitales continúen por este rumbo, se convertirán en un disparador del comercio electrónico, por lo que será determinante poder conectarlas con todos los comercios y las entidades financieras, generando un ecosistema seguro y donde los grandes beneficiarios serán los usuarios finales”.

EL FENÓMENO ELECTRÓNICO EN CUARENTENA

Según datos de la Red Link, el uso de las billeteras electrónicas creció un 785 por ciento durante los últimos 12 meses, en especial, desde la implementación de la cuarentena para morigerar el avance del coronavirus.

El salto más pronunciado, de acuerdo a este informe, se dio entre los iniciados en el uso de la billetera electrónica ValePei -que permite el envío y solicitud de dinero al instante a personas que tengan la app y que pueden o no estar bancarizados- con un crecimiento exponencial del 785 por ciento, hasta llegar a los 90.638 nuevos usuarios.

Al mismo tiempo, la imposición del aislamiento obligatorio para la mayor parte de la población desde el 20 de marzo hizo que cayera fuertemente el uso de cajeros automáticos, que registró un 22 por ciento menos de operaciones en marzo que el mismo mes de 2019.

Por otra parte, la aplicación “Cuenta DNI” del Banco de la Provincia de Buenos Aires, que funciona a la vez como una caja de ahorro y una billetera electrónica que permite comprar en comercios, enviar y recibir dinero y recargar el celular y las tarjetas de transporte, tuvo más de medio millón de nuevos usuarios.

El dato toma relevancia si se tiene en cuenta que el 51 por ciento de las descargas fue realizada por nuevos clientes, y que la mayoría de ellos eran personas que no contaban con anterioridad con una cuenta bancaria.

“Cuenta DNI es una herramienta innovadora de inclusión financiera, que nos permite ampliar de forma exponencial la bancarización en la Provincia de Buenos Aires y llegar a todos los puntos del país”, aseguran desde la entidad.

Lo cierto es que la cuarentena incrementó el uso de las billeteras electrónicas, y en el sector vislumbran que en el país se está dando un nuevo paso hacia una economía sin dinero físico para las transacciones.

Los principales actores del sector también mantienen la expectativa de ser utilizadas como canales para llegar a quienes no tienen cuentas bancarias, como sucede en la actualidad con un importante número de potenciales beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

FORTALEZAS Y DEBILIDADES

En cuanto al rol sanitario de las billeteras electrónicas, la cámara que agrupa a las “fintech” señala que las “plataformas digitales evitan el manejo de efectivo y contribuyen a morigerar el riesgo de contagio”.

Desde “Naranja X”, en tanto, su titular, Gastón Irigoyen, señala que “las billeteras constituyen además una alternativa viable para quienes no están bancarizados pero cuentan con un celular. Y en la coyuntura impuesta por la pandemia, impulsó la adopción de herramientas de pagos sin contacto, lo que a su vez ayudó a evidenciar que, a futuro, el uso del efectivo debería disminuir, pues ya está comprobado que el manejo de efectivo es inseguro, incómodo y en este contexto también un foco de infección”.

En lo que hace a las “debilidades” del sistema, analistas del ambiente “fintech” coinciden en que la “mayor debilidad” de las billeteras electrónicas para los pagos a no bancarizados es “cultural”, y que por lo tanto incluye la educación tecnológica y financiera.

“Desde el 20 de marzo la realidad cambió sustancialmente -sostiene el responsable en Argentina de “4Finannce”, Salvador Calogero- el pago presencial se redujo desde un 60 por ciento al 30 por ciento tras el inicio de la cuarentena; mientras que las transferencias bancarias treparon del 30 por ciento al 50 por ciento y los pagos digitales del 10 por ciento al 20 por ciento”.

Calogero considera que “la infraestructura tecnológica de las billeteras digitales, aún las que no tienen detrás a un banco tradicional, puede responder a un incremento de la demanda porque todas las empresas fintech nacieron con una infraestructura digital y trabajando con proveedores que se encuentran en la nube, lo cual permite tener esa flexibilidad en dosificar los recursos necesarios”.

“La principal barrera para el uso de billeteras virtuales no está del lado del consumidor sino del comercio, especialmente de los más chicos, porque piensan que formalizar la economía es pagar más impuestos”, apunta por su parte el titular de “Moni”, Juan Pablo Bruzzo.

En ese sentido, desde Mercado Pago, Alejandro Melhem señala que “el uso del link de pago por parte de comerciantes, profesionales y emprendedores creció exponencialmente desde que comenzó la cuarentena, porque llega a los compradores o clientes aún cuando estos no tengan descargada la aplicación de Mercado Pago. Este servicio tiene un 90% más de vendedores activos, lo que representa un total de 18 mil comerciantes, profesionales y emprendedores. La facturación promedio por día es de $5.000, y un ticket promedio por compra es de $1.800”.

Por su parte, desde TodoPago, la plataforma del grupo Prisma, promocionan el uso del Botón de Pago, que “no está dirigido a un segmento en especial y que está “pensado para que puedan utilizarlo desde cualquier teléfono”, según resalta el responsable de la empresa, Agustín Parodi.

En lo que hace a la experiencia de los usuarios, el informe de la consultora Kantar detalla que los consumidores de entre 35 y 45 años son los que más operaciones realizan con dinero electrónico, debido a que corresponde a un segmento con mayor independencia financiera que, además, tiene muy buena relación con las nuevas tecnologías.

Y entre los clientes bancarios que no realizaron aún operaciones con su celular, 39 por ciento del total relevado, el principal argumento que esgrimen es la “falta de costumbre” o la “desconfianza” con este tipo de sistema, aunque una parte importante de ellos reconoce que es probable que en el corto plazo incorpore este hábito. Entre los que sí utilizaron el teléfono para realizar pagos, nueve de cada 10 dice haber tenido una experiencia exitosa, y argumentan que la modalidad les resultó “práctica, segura y permite ahorrar tiempo”.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia
cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla