Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Toda la semana |VÍNCULOS FAMILIARES
Nietos y abuelos: cómo hacer para extrañarse menos

Más allá de la falta de contacto físico, es necesario mantener la relación entre estas generaciones con llamadas, videos y hasta cuentos

Nietos y abuelos: cómo hacer para extrañarse menos

Las videollamadas son una buena opción para que abuelos y nietos sigan en contacto

13 de Septiembre de 2020 | 08:27
Edición impresa

A veces los nietos viven a cientos de kilómetros, a veces viven muy cerca pero es imposible verlos por la pandemia. Las distancias se han vuelto una normalidad en muchos lugares del mundo y a la vez un desafío para los abuelos, que muchas veces no utilizan las redes ni los mismos dispositivos de comunicación que la tercera generación de la familia.

La buena noticia es que la cercanía con los nietos también se puede lograr a pesar de la distancia. La única condición es que todos estén de acuerdo.

Por supuesto, en líneas generales vale decir que cuando los abuelos ven reducida su movilidad, lo mejor es que sus hijos y nietos viajen adonde están ellos y no a la inversa. Si los abuelos están bien, los niños pueden quedarse de vez en cuando a dormir. Salvo en este momento de cuarentena, a no ser que tanto los niños como los adultos mayores hayan respetado el aislamiento social durante 15 días.

De cara a lo que en algún momento va a volver a suceder: verse y abrazarse, os especialistas recomiendan que los abuelos compartan vacaciones con sus nietos. No sólo es bueno para los abuelos, sino también para los padres, que pueden relajarse un poco al contar con sus padres mientras ellos disfrutan de poder compartir experiencias con los más pequeños.

Al menos cuando todo sale bien... porque está claro que si la distancia se convierte en cercanía permanente pueden surgir peleas. Pero a pesar de ese riesgo, “tener la posibilidad de compartir tanto tiempo de corrido suele ser un gran momento para todos”, asegura el psicólogo Andreas Winkler.

CONTACTO VIRTUAL

¿Pero qué pasa si resulta imposible pensar en unas vacaciones juntos a raíz de la pandemia? Los abuelos son el principal grupo de riesgo y por más que les cueste y les duela, no pueden ver a sus nietos aunque tal vez vivan en el mismo barrio.

Ante este contexto, hay que mantener el contacto por otras vías. Winkler ha observado que no son pocas las personas mayores que se sienten a gusto utilizando los nuevos medios de comunicación.

Algunos abuelos incluso han comenzado a hablar más que antes de la pandemia con sus nietos.

“Ver al otro en movimiento es mucho más palpable que escuchar sólo una voz en el teléfono”, sostiene la psicóloga Angelika Enzian. Pero por supuesto que las llamadas también ayudan.

Cuanto más pequeños son los niños, más importante es que tengan contacto directo con los abuelos, explica la especialista, que propone que el encuentro telefónico o por videollamada tenga su espacio fijo en la semana.

“Cuando llamamos todos los domingos a la abuela, la abuela se convierte en una persona de referencia y en todo caso será extraño cuando de pronto un domingo no se hace ese llamado”.

Los padres juegan un papel central en esta relación, porque los niños absorben inmediatamente la atmósfera de cómo reaccionan sus padres a los abuelos.

Sólo les hace falta escuchar su tono de voz para saber si a los padres los alegra o no recibir un llamado de los abuelos. Y si los atienden con desgano, pueden contagiar a los más pequeños. “Obligarlos a hablar no tendría ningún sentido.”

REGALOS PERSONALES

Si los mayores tienen ganas, pueden escribirles o leerles a sus nietos un cuento sobre alguna temática que les guste a los pequeños. Luego los graban en el teléfono celular y se los mandan.

“Escriba su propia historia”, recomienda Angelika Enzian. Si los abuelos conservan fotografías de años pasados, también pueden armar un foto-libro.

Los regalos personales o el envío de un “dinerito” puede ser otra buena idea para mantener el contacto. “El dinero es una buena opción cuando los abuelos no tienen la posibilidad de comprar un regalo. En ese caso los padres pueden hacerlo”, comenta Enzian.

VISITAS CORTAS

No a todos les gusta pasar un día completo en el gran círculo familiar. Muchos necesitan tener cierta tranquilidad o poder recluirse. Si es así, más vale decirlo claramente, recomienda Andreas Winkler. “Hay parejas mayores a las que les basta estar en esa compañía y no precisan tener muchos contactos sociales”, observa.

Puede pasar que los grandes encuentros familiares se vuelvan muy ruidosos y movidos, sobre todo cuando los mayores ven disminuida su capacidad de audición y no pueden participar del mismo modo en las conversaciones de todos.

“Cuando es así, los niños deben aceptarlo”, opina Winkler. En esos casos, mejor hacer una visita corta aceptando que es lo mejor para los abuelos. (DPA)

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla