Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $98,21
Dólar Ahorro/Turista $162.05
Dólar Blue $140,00
Euro $114,16
Riesgo País 1614
Policiales |TERROR EN LA CASA
Reducen a una familia y le roban más de dos millones de pesos en City Bell

Eran tres, con barbijos, gorritas y armas. Encañonaron a un matrimonio y su hija de 10 años. A la pareja la ataron. Y al hombre le pegaron en la cabeza. Se llevaron 10 mil dólares, 400 mil pesos, joyas y una camioneta

Reducen a una familia y le roban más de dos millones de pesos en City Bell

la cuadra de 468 entre 160 y 161, donde ocurrió el violento asalto el viernes por la noche/cesar santoro

7 de Marzo de 2021 | 05:46
Edición impresa

Un rincón tranquilo para vivir en familia, lejos de los ruidos y los peligros de la ciudad. Seguramente eso pesó en la elección que hizo una pareja antes de instalarse en una confortable casa situada en un sector de City Bell, el mismo lugar que en un instante, y por unos cuantos minutos, trocó de paraíso a infierno por obra y gracia de tres encapuchados que los redujo junto con su pequeña hija, para huir con un monto millonario.

El episodio no fue muy distinto en su mecánica a los golpes que viene padeciendo productores, comerciantes y quinteros afincados en la zona oeste, sobre todo por la violencia que desplegaron sobre víctimas que no opusieron resistencia.

Sucedió minutos antes de las 22 del viernes en una importante propiedad situada en 468 entre 160 y 161, donde estaban una pareja de alrededor de 40 años (pidieron mantener sus identidades en reserva) y su hija de 10.

“Mi marido cocinaba y yo estaba acomodando la casa”, contó la mujer a este diario al recordar los instantes previos a la irrupción de los intrusos: “Nos dimos cuenta porque vimos por la ventana que tres tipos estaban saltando el alambrado”.

Los delincuentes, a su vez, advirtieron que fueron vistos. Y jugaron otra carta: “Hicieron como que escapaban por el fondo, pero se terminaron metiendo por una puerta trasera”, explicó la mujer.

Ya dentro del domicilio, tomaron el control absoluto de la situación. “Se fueron a donde estaba mi marido y le pusieron un arma en la cabeza”, agregó la mujer, quien salió de inmediato a buscar a la niña para ponerla a salvo.

Rápidos de reflejos, los ladrones las capturaron y trasladaron hasta el interior de la casa, donde ya estaba el esposo. “A mi nena la dejaron encerrada en el lavadero y a nosotros nos llevaron al comedor”, detalló la dueña de la propiedad, aportando que desde ese momento no cesaron de pedirles dólares y amenazarlos de muerte.

Aunque el matrimonio ni atinó a oponer resistencia, para anular cualquier intento los asaltantes los ataron con cinta y los llevaron a un baño.

“A mi marido le pegaban en la cabeza y empezaron a revolver toda la casa”, recordó la esposa, quien calculó que el calvario “duró alrededor de seis minutos”, aunque se sabe que el tiempo corre distinto bajo circunstancias extremas.

“Uno estaba como loco y otro era más tranquilo; cumplía órdenes. Me pedían que no los mirara”

Víctima

 

La banda revisó todos los ambientes de la casa, en una recorrida que no pasó por alto muebles, ni rincones. Así fueron reuniendo todo lo de valor que encontraron, aunque se concentraron en descubrir los sitios en los que las víctimas guardaban el efectivo. Y tuvieron éxito: según el reporte oficial, la banda escapó con 10 mil dólares y 400 mil pesos.

Arrasaron también con joyas, ropa y zapatillas y se llevaron una Dodge RAM.

“Cuando vieron las llaves de la camioneta abrieron la puerta de la casa y empezaron a cargar todo”, relató la mujer en la puerta de esa propiedad que sirvió de escenario para este calvario, y donde ayer celebraban el cumpleaños de uno de sus hijos.

La familia esperaba recuperar, al menos, la camioneta, pero hasta anoche no había aparecido.

PROFESIONALES

Una vez que los intrusos escaparon en el mismo auto en el que llegaron -un Volkswagen Vento de color gris- y la camioneta de las víctimas, éstas lograron liberarse de las ligaduras y llamaron al 911.

“A mi nena la encerraron en el lavadero y a nosotros nos llevaron al comedor”

 

Los primeros policías que llegaron al lugar salieron en busca de los responsables con la descripción que los damnificados hicieron de ellos y de los vehículos. No los encontraron.

“Tenían armas cortas, como 9 milímetros-recordó la mujer-; entraron con gorras, barbijos y tenían entre 35 y 40 años”.

Además de ocultar sus rostros, se cuidaron de evitar que las víctimas los observaran con detenimiento: “Me obligaron a agachar la cabeza para que no los mirara”, agregó la dueña de casa, apuntando que “había uno más loco y otro más tranquilo, que seguía las órdenes”.

Igual que la familia asaltada, los investigadores están convencidos de que el golpe no fue obra de una banda de improvisados que actuó al voleo, por la modalidad y un dato que sumaron los vecinos: en la tarde del viernes merodeó la zona un Vento de color gris.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla