Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Mujer Platense |Única
Lady Di Princesa de la moda

Falleció hace un cuarto de siglo, pero sus looks siguen muy presentes. En un nuevo aniversario de su muerte, continúa marcando tendencia

Lady Di Princesa de la moda

El vestido de su casamiento / web

31 de Agosto de 2022 | 02:59
Edición impresa

No es casualidad que Lady Di sea siendo, aún, una de las referentes de la moda tanto para los diseñadores más tops como para cualquier ser humano. Un día como hoy pero de 1997, la persona que pasó a la historia bajo el mote de “La princesa del pueblo” falleció trágicamente en un accidente de tránsito.

Su vida estaba cambiando, todo parecía encaminarse para poder cumplir el sueño de vivir en paz. Lejos de la Familia Británica, estaba dispuesta a todo para ser feliz. Ya no lo era. Pese a los lujos que le ofrecía el reino, el cariño que le había tomado el pueblo y el amor incondicional hacia sus hijos, esas paredes habían calado profundo en ella y no era capaz de continuar soportándolo.

Hace 25 años que ya no está entre los mortales pero sus imágenes, sus apariciones en cada rincón del mundo y su compromiso social la dejaron entre las mujeres más influyentes de la historia. Sus looks, que reflejaban inevitablemente cómo la hacía sentir la vida que llevaba, marcaron tendencia para siempre.

En pleno verano británico, un 29 de julio de 1981 la maestra Diana Spencer pasaba a ser la princesa Diana de Gales tras casarse con el príncipe Carlos de Inglaterra en la catedral de San Pablo de Londres. Fue la ceremonia que paralizó el mundo. Todos querían verla, estar cerca de ella o simplemente apreciarla a través de una pantalla.

Llegó a la iglesia con un vestido soñado para cualquier novia. Había sido de la reina María de Teck, hecho completamente en seda y bordado con encaje, lentejuelas y diez mil perlas. Este fue, sin margen de error, el vestido que todas querían tener y que millones copiaron para dar el “Si, quiero”.

Ese mismo año, a cuatro meses de haberse convertido en la integrante oficial de la Familia Real británica, mostró al mundo su vestido de “Bella Durmiente”. Fue conocido así por su diseño, sus tonos y sus complementos. Además, para darle un toque de humor al apodo que recibió, se quedó dormida en el Albert & Victoria Museum. Años más tarde, saldrían a la luz los problemas por los que pasó en su matrimonio, que la llevaron a quedarse dormida.

Con su impronta, marcó un antes y un después en la forma de ver a la Familia Real

Un desfile de modas en Londres era la ocasión perfecta para estrenar ese vestido azul con el que muchas mujeres soñaron. A lunares, con mangas asimétricas y lucir inolvidable, ese nombre de 1982 brilló. El vestido azul, que no es el de Floricienta.

Este tipo de estampados era de los favoritos de la princesa del pueblo. Pasó por toda la gama de colores y tipo de lunares a lo largo de su vida, yendo desde un azul oscuro a un rojo intenso, siempre con los círculos blancos acompañando el diseño.

Los trajes, sus aliados

La elegancia era su herramienta favorita para deslumbrar a donde fuera. Sin embargo, los vestidos no eran solo las prendas que se encontraban en su armario. Los trajes, muchos de los que ella puso de moda, eran los elegidos para las jornadas de trabajo y solidaridad.

Los paparazzis la seguían a donde fuera, no solo en las noches de gala, también al ir a llevar y buscar a su hijo al jardín. En una de esas mañanas fue que mostró a las cámaras su “little black dress”, que no pasa de moda. A éste, la royal lo combinó con una chaqueta americana azul oversize, un estilo que este año se vio en muchas famosas.

Una de las privilegiadas que tuvo el placer de vestir a Lady Di fue Catherine Walker. Con colores rosa y fucsia, llegó a Kuwait para formar parte del tour real en el Golfo Pérsico durante principios de 1989. Para su estancia en Mallorca, en el marco de las vacaciones de la Familia Real británica junto a la Familia Real española, un traje de tres piezas fue el que optó por llevar.

Estaba compuesto por una camisa amarilla, de manga cortas y corte clásico junto a un pantalón de sastre de la misma tonalidad.

El famoso vestido de la venganza no podía faltar en la selección. Fue ese look total negro, acompañado por un pañuelo, bien ajustado al cuerpo y drapeado. Ese que lució en la fiesta Serpentine Gallery, al que debió ir horas después de confirmar que su esposo la estaba engañando con Camila. Tenía escote en forma de corazón y bien cortito, que hacía lucir su figura como nada.

Otro de los vestidos que quedará en el imaginario social es el que utilizó para bailar con John Travolta, el joven actor más deseado del momento. Ocurrió en el marco de la visita de Diana Spencer a la Casa Blanca y el actor tuvo el placer de invitarla una pieza con el vestido de terciopelo azul creado por Víctor Edelstein.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

El vestido de su casamiento / web

El look de la venganza

Con John Travolta en la casa blanca / web

Junto a sus hijos y su marido con el estilo “little black dress” / web

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla