Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Gourmet |ENTREVISTA
Dana y Ariel: pasión por la cocina de mar

Pasión por la cocina de mar. Hace cuatro años se casaron y fundaron Alta Mar, una pescadería que cuenta con dos locales y un depósito en el que procesan los productos antes de su comercialización. Ella es pastelera y él estudió gastronomía en el IGA. Buscan ampliar la cultura de comer pescados y mariscos. En octubre, lanzan su “rotisería de mar”

Dana y Ariel: pasión por la cocina de mar
Cecilia Famá

Cecilia Famá
vivirbien@eldia.com

29 de Septiembre de 2022 | 06:25
Edición impresa

Ariel Rivera (29) trabajaba en una pescadería que vendió su fondo de comercio una semana antes de su casamiento con Dana Espindola (24). Literalmente, se quedó sin trabajo. Entonces, el sueño que tenían de llevar adelante un proyecto juntos vinculado con la gastronomía se precipitó. Con la expertise y contactos de él, además de su pasión por los pescados y mariscos, la seguridad de los productos y la procedencia, crearon “Alta Mar”, una pescadería que hoy cuenta con dos locales con venta al público, uno en 13 entre 37 y 38 y el otro en diagonal 73 y 29.

“Quisimos emprender dentro del rubro, pero con otro enfoque”, aclaran, desde el espacio que crearon a pulmón y que hoy ya ha instalado su marca en dos barrios de la ciudad hasta donde llegan los clientes para conseguir desde merluza y rebozados hasta la pesca fresca del día, o langostas cubanas, atún rojo o pulpo español. Ellos tienen de todo e incluso enseñan las mejores formas de prepararlo.

“Nos enfocamos mucho en la seguridad del producto. En establecer procesos para manipularlo de manera correcta y transmitir a nuestros clientes la importancia de comer lo que está de temporada o la pesca del día. También estamos en todo el proceso de la cadena: sabemos dónde y qué barco lo pescó: quiénes lo transportan y cuáles son las plantas habilitadas -de hecho, los rebozados congelados los traemos de una de Mar del Plata-. Nuestro sueño era conectar todo esto con la gastronomía y lo estamos empezamos a hacer. Empezamos a generar vínculos con los cocineros de la ciudad y nosotros mismos vamos a lanzar nuestra propia rotisería de mar, en octubre”, anticipan.

Ya se pueden probar algunas de las cosas que ellos mismos cocinan: de martes a sábados hacen rolls de sushi, y los sábados Ariel prepara una paella de mariscos espectacular, que está disponible por porciones desde el mediodía.

“Estamos felices. Después de cuatro años de trabajo, vamos a estar lanzando la cocina de Alta Mar, una rotisería con productos seleccionados, con pesca fresca y vegetales orgánicos. Vamos a hacer empanadas, tartas, picadas de mar, conos de rabas , fish & chips y también propuestas de viandas del dia”, detalla entusiasmada Dana, que ya proyecta armar algunos postres en formato take away y volver a los tiempos en los que su emprendimiento personal era la pastelería. Por esos tiempos se conocieron y aún sin ser novios, él le regaló una batidora.

Toda una declaración de amor... ¿o una premonición? Ariel se ríe y confiesa: “ella hacía tortas y postres con una batidora manual y como yo me había comprado una un poco más profesional, se la regalé”. Fue hace más de 7 años, y ahora la tienen en su casa.

PONER EN VALOR LO NACIONAL

Si bien Alta Mar cuenta con gran cantidad de productos importados -pulpos, atún rojo, langostas, sepias-, Dana y Ariel buscan fomentar y poner en valor el consumo de lo nacional. “Lo que hacemos es explicarles a los clientes lo buenos que son nuestros pescados y mariscos, como la trucha, la merluza, la corvina, el pejerrey. También traemos mariscos vivos del sur, como mejillones, ostras... Mucha gente viene a buscar pescado por un tema de salud y eligen salmón por sus valores nutricionales, o porque se lo dice el médico. Tanto nosotros como nuestro personal, capacitado especialmente para estar en este rubro, explicamos cuán ricos en nutrientes son también nuestros pescados, que además son menos costosos. Así que muchos se animan a probar y luego vienen a buscarlos especialmente. Hacemos el trabajo de educar a nuestros clientes en estas cuestiones que nos apasionan”, revelan.

Dana explica que en la ciudad ve tres tipos de consumidores de pescados y mariscos: “uno es el que busca innovación, que le gusta que haya mucho producto para probar, porque viajó y probó tal o cual cosa y quiere prepararla en su casa; el otro, el más familiar, que busca la promo de merluza o nuestras milanesas de elaboración propia, o los medallones. Y el último, el que le gusta la juntada y cocinar estas cosas, que viene a buscar el calamar para hacer rabas o el mix de mariscos para preparar una paella”.

En las redes sociales de la pescadería se pueden ver decenas de recetas, con videos. Son platos que ellos mismos preparan y muestran cómo se elaboran. “Curiosamente en nuestro país no hay tanta cultura de cocinar pescado. Entonces nosotros mostramos muchas formas de hacerlo. Y también cuando el cliente viene acá encuentra un mismo producto fileteado o por pencas y le explicamos cómo prepararlos a uno o al otro, de acuerdo al gusto personal. En una carnicería, todos saben qué corte es para milanesa o cuál para horno o parrilla. Bueno, intentamos hacer eso, explicar y que todos aprendan”, señalan y agregan: “incluso a muchas personas les mandamos recetas por WhatsApp para que preparen los que acaban de comprar. Es nuestro ‘servicio post venta’”.

Por WhatsApp también envían cada lunes una lista de productos disponibles con sus respectivos precios, para el delivery de los martes. La gente hace su pedido y ellos realizan el reparto a domicilio. El teléfono para comunicarse y recibir el listado es 221 611-8853.

Los locales de Alta Mar también cuentan con un “market” que ofrece condimentos, pastas secas, salsas y vinos.

¿Qué es Alta Mar hoy para sus creadores? Para Dana “es el lugar donde siento que puedo hacer todo lo que me gusta; ser creativa, ayudar a la gente; poder fusionar la gastronomía con un negocio, innovar y desarrollarme”. Y para Ariel “es el lugar desde donde puedo desarrollar la puesta en valor de un producto que me apasiona; donde puedo innovar creando cosas”. A los veintipico, estos jóvenes emprendedores locales apuestan a la gastronomía desde un lugar distinto. Y siguen estudiando, ahora ambos en el IAG de CABA. Apuestan a fomentar el consumo de los productos que llegan de nuestro mar, y pronto van a preparar platos con ellos, desde su propia cocina. En las redes: @altamarpescaderia.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla