Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

ESCANDALO EN EL PAMI

La ministra de Desarrollo Social, Graciela Fernández Meijide, rechazó hoy de plano la posibilidad de renunciar a su cargo; defendió a su cuñado, Angel Tonietto, y aseguró que el ex interventor del PAMI fue designado personalmente por el presidente Fernando de la Rúa.
"Cuando yo se lo presenté a De la Rúa ni se sabía que iba a ir al PAMI. Además, al Presidente no le importó que fuera o no pariente, sino que se fijó en sus ideas y en su capacidad de manejo", sostuvo Fernández Meijide.
La ministra evaluó que "lo mejor que pudo pasar es que el funcionario dio rápidamente un paso al costado para no estorbar la investigación", en un nuevo intento por diferenciar la mecánica aliancista de la utilizada por el Gobierno anterior ante un caso de corrupción.
"No voy a aflojar porque la Argentina se merece tener mejores planes de desarrollo social para todos, incluso el PAMI", subrayó Fernández Meijide al ser consultada por la posibilidad de que, tras este episodio, se aleje de la cartera de Desarrollo Social.
En cuanto a las presuntas irregularidades cometidas por su cuñado, la ministra dejó entrever una hipótesis sobre una presunta conspiración contra Tonietto y las políticas de saneamiento puestas en marcha por la Alianza en el PAMI.

"Ninguno de nosotros es ingenuo como para no calcular que cada año el déficit del PAMI era de más de 200 millones, y por esas parcelas de poder económico, que no son nada despreciables, se pelea como se pelea", deslizó.
En tanto, Fernández Meijide aseguró que la política de transparencia "continúa en pie", aunque admitió que lo ocurrido "no fue cómodo para nadie".
La ministra aseguró que recibió ayer la renuncia de Tonietto, el marido de su hermana, "con mucho dolor".
"Con mucho dolor, porque él hacía su trabajo de alma, es un médico que hace medicina pública por vocación y es muy respetado", señaló.
Según una denuncia, la hermana de la ministra y esposa de Tonietto, Juana Castagnola, se habría beneficiado con la recategorización de dos clínicas para discapacitados, reubicación que le permitiría aumentar en un 25 por ciento más los ingresos provenientes del PAMI.

De acuerdo con esa misma publicación, existe un informe que desaconseja esa medida, pero Fernández Meijide negó terminantemente que hubiera habido algún tipo de influencia.
"La influencia no ocurrió, no hubo de ninguna manera y, hasta donde nosotros sabemos, no hubo ninguna presión", indicó la funcionaria.
Fernández Meijide trató de dejar en claro el procedimiento mediante el cual Tonietto se incorporó a la intervención de la obra social al señalar que ella se lo presentó a De la Rúa y el mandatario decidió convocarlo.
"El Presidente habló con él y en un momento dado me dijo que quería que Tonietto fuera parte de la intervención", afirmó.
Por otra parte, la funcionaria intentó demostrar que estas acusaciones provocan una reacción distinta a la que tenía la anterior gestión.

"Esta es la diferencia con el menemismo: no protegemos, aún cuando el afecto está en juego", aseguró.
Aunque esta es la segunda acusación que pesa sobre Tonietto y que involucra a un interventor del PAMI, Fernández Meijide dijo que no afecta al Gobierno, que tomó a la intervención de la obra social de los jubilados como el ejemplo de la lucha contra la corrupción.
"Si las conductas fueran confusas, tenebrosas, dirían 'estamos igual'. Pero no es el caso: todos damos la cara, decimos lo que tenemos que decir, quien cree que puede causar un daño, aún con dolor, da un paso al costado y es definitivo", afirmó.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...