Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Juan Pablo Buscarini: una charla sobre el tablero

2 de Julio de 2014 | 00:00
JUAN PABLO BUSCARINI, JUNTO A DAVID MAZOUSZ,  PROTAGONISTA DE SU FILME “EL INVENTOR DE JUEGOS”
JUAN PABLO BUSCARINI, JUNTO A DAVID MAZOUSZ, PROTAGONISTA DE SU FILME “EL INVENTOR DE JUEGOS”

Por NICOLAS ISASI

En diálogo con EL DIA, el realizador Juan Pablo Buscari contó algunos secretos de “El inventor de juegos”, el filme que desembarca mañana en las salas locales con miras a reventar la taquilla durante las vacaciones de invierno.

¿Cómo fue el paso del libro al guión cinematográfico?

“Hubo 3 etapas en un proceso de trabajo que duró de 2007 a 2011. En primer lugar tuve encuentros con De Santis, una persona noble y generosa que me permitió proponerle ideas con absoluta libertad. El libro tenía muchos capítulos, uno podría pensarlo casi como una miniserie de televisión. Por eso la idea era unificar todo en un buen guión. Fui escribiendo en español y trabajé con la ayuda de colaboradores hasta realizar la primera versión en inglés” aclara el director. La lectura de un nativo le indicó que no estaba para presentarlo directamente a los actores. “Ahí me choqué con la realidad que la traducción no era tan precisa, y había perdido el encanto original, por lo cual me ayudaron a mejorarla. En Inglaterra se hizo la última etapa del guión, esta vez en inglés, mientras terminaba Un cuento chino en España”.

La decisión del Director de Fotografía Roman Osin (Orgullo y Prejuicio) fue sin dudas un acierto. Logra una impecable fotografía a lo largo de toda la película. ¿De qué manera trabajaste con él?

“A Roman lo conocí en un festival cuando estaba con El ratón Pérez y me gustó mucho por esa puesta de cámara que hizo en Orgullo y Prejuicio: era moderna para una película de época, tenía una buena iluminación y fluidez de cámara. Él quedó muy conforme con el guión y aceptó, pero aclarando que se instalaría en Buenos Aires 5 semanas antes del rodaje. Se levantaba todos los días a las 8 de la mañana, y recorría cada locación con tiempo. Ese rigor de trabajo es el que se ve en la película” afirma Buscarini. “Se trabajó con 2 equipos de cámara. Por ser una película en 3D, armar cada plano lleva el doble de tiempo. Así es que una cámara iba avanzando para que al movernos de lugar, ya estaba todo listo en otro lado. El temor del 3D nos llevó a tener una puesta en escena muy planificada, que de paso le sirvió mucho a las otras áreas”.

¿Cómo se trabajó la banda sonora?

“Los canadienses me propusieron a Keith Power (Hawai 5.0), músico y compositor del mismo país, residente en Los Ángeles. No hizo muchos largometrajes, pero escuché trabajos suyos y me encantó. Hablé con él para transmitirle aquello que buscaba desde la música, las emociones y el seguimiento a los personajes. Sabía que gran parte de la película iba a tener música porque era muy importante. La grabó a distancia vía satélite desde Los Angeles con la orquesta de Bratislava (Eslovaquia). Es algo que se está usando mucho en este momento”.

¿Cuáles eran los límites en una producción semejante?

“Pensé en grande pero tuve un límite muy fuerte todo el tiempo: la sensación de que si no cumplía día a día con el plan de rodaje, empezaba a descarrilar artísticamente. Una película filmada en Argentina con un elenco y equipo tan importantes necesitaba tener un orden, sino entraba en un efecto dominó” confiesa Buscarini. “Después también me pasaba que para lograr lo que queríamos con arte, subordinamos todo a la mejor locación posible, no a la más cómoda o la más cerca. Éramos como un circo itinerante. No es fácil mover 200 personas de un lado a otro, de la República de los Niños al San José de Bs. As. y así todo el tiempo. El alto estándar de esos lugares, se traduce en lo que se ve en pantalla. La película tiene 11 semanas de rodaje, 9 fueron en locaciones y 2 en estudio”.

¿Cómo fue trabajar en la República de los Niños?

“Una gran locación. Cuando fui con mis hijas hace algunos años, ya tenía el guión y sabía que todas las locaciones eran posibles de encontrar con alguna búsqueda exhaustiva, pero la ciudad de Zyl era lo más complejo, si no la encontraba acá… no sé... En Hollywood hubiesen hecho toda la ciudad en un estudio, pero no teníamos esa posibilidad. En ese momento estaba mucho más abandonada y decadente de lo que es ahora. Pero no es un parque de diversiones, sino una mini ciudad con una escala rarísima. Recuerdo que los canadienses vinieron a la Argentina para cerrar el acuerdo de coproducción y estaban muy curiosos, por eso los invité a ver algunas locaciones. Cuando fuimos para La Plata, no podían creerlo. Hay que entrar en la lógica del canadiense, para ellos si hay algo así es un parque temático o de diversiones, pero no veían sponsors, no se vendían cosas, era ideal. También fue complicado porque no se podía clausurar la entrada al público y si el día era lindo había 15000 personas dando vueltas”.

¿Qué expectativas tenés con el estreno?

“La ansiedad es que esté a la altura de todo el esfuerzo que se hizo. En el cine es lo que es. No es el estreno de teatro que puede fallar algo porque es en vivo. La película ya está hecha. La vimos con gente en diversas provincias y en Canadá, la respuesta de la gente es buena”.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla