Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $109,46
Dólar Ahorro/Turista $180.61
Dólar Blue $209,00
Euro $122,64
Riesgo País 1885
ELDIA |LA PROVINCIA
Inseguridad: cruce de acusaciones políticas

El ministro Casal atribuyó a “grupos organizados” los incidentes ocurridos tras el asesinato de una joven

12 de Marzo de 2013 | 00:00
Edición impresa
EL GOBERNADOR SCIOLI, AYER, JUNTO AL MINISTRO DE SEGURIDAD RICARDO CASAL Y EL JEFE DE GABINETE, ALBERTO PÉREZ. PARA LA PROVINCIA, LOS INCIDENTES REGISTRADOS EN JUNÍN FUERON “PLANIFICADOS”
EL GOBERNADOR SCIOLI, AYER, JUNTO AL MINISTRO DE SEGURIDAD RICARDO CASAL Y EL JEFE DE GABINETE, ALBERTO PÉREZ. PARA LA PROVINCIA, LOS INCIDENTES REGISTRADOS EN JUNÍN FUERON “PLANIFICADOS”

En medio de durísimos cruces políticos y denuncias de desestabilización surgidas desde el municipio, el ministro de Seguridad bonaerense Ricardo Casal, aseguró ayer que los violentos hechos registrados en Junín durante una marcha en reclamo de justicia por el asesinato de una joven, fueron “planificados”.

“Acá hay gente que planificó el caos, esto no lo armaron los vecinos”, evaluó Casal, horas después de los incidentes y en medio de un tironeo político entre la administración de Daniel Scioli y el gobierno nacional por las responsabilidades en materia seguridad.

Según el ministro, los episodios de violencia frente a la municipalidad y la comisaría de Junín fueron llevados a cabo por “grupos organizados”. Y acotó: “La gente de Junín que se enojó, que la separo de los vándalos, viene trabajando con nosotros hace meses en la mesa de seguridad de Junín”.

Casal aseguró que “acá hay gente que planificó el caos, atacaron la comisaría con bombas molotov, esto no lo armó el vecino. Hubo una actitud organizada en los incidentes de Junín, fueron a romper instituciones, la comisaría, la Municipalidad, el Banco Provincia”.

“FUERON MILITANTES”

A la denuncia de la supuesta planificación se subieron también funcionarios municipales que incluso fueron un poco más allá y hablaron de un intento por “desestabilizar” al gobierno local.

Para el intendente Mario Meoni, los incidentes fueron promovidos por “militantes de algún partido político”, que no identificó, “que pretendían que hubiese disturbios y fuertes ruidos para provocar desestabilización”.

“Lejos que ser gente que se manifestaba por un reclamo de seguridad, se trataba de delincuentes, algunos militantes de algún partido político”, precisó el jefe comunal radical al contar que la falta de fuerzas de seguridad suficientes derivó en una marcha “desmadrada absolutamente” con el lanzamiento de “bombas molotov, piedras con gomeras” y otros proyectiles.

El funcionario añadió que los manifestantes destruyeron varias sedes comunales: “El municipio fue incendiado en varios lugares, intentaron romper el edificio de tribunales, rompieron totalmente los vidrios y cajeros del Banco de la Provincia, comercios y atacaron los dos diarios locales”, relató.

Y acotó: “Uno no encuentra explicación a tanta irracionalidad, a tanta locura, por más disputas políticas que haya, por más que nos quieran quitar a nosotros de la conducción del municipio”, denunció.

“INTENTO DE GOLPE”

La teoría conspirativa fue abonada por otros funcionarios y legisladores cercanos al intendente radical, quienes virtualmente se refirieron a un intento de “golpe de estado”.

Así lo indicó el presidente del Concejo Deliberante, Pablo Petraglia, quien dijo que “para desplazarlo (al jefe comunal) están los mecanismos institucionales. Hubo elecciones y el intendente ganó, hay mayoría en el Concejo Deliberante. Por los mecanismos institucionales, esto es un golpe de estado”, sostuvo.

“Aquí hubo más que una indignación popular: hubo pícaros, sinvergüenzas o directamente delincuentes que aprovecharon la situación” para generar caos, indicó el concejal.

“Somos presa de una interna mucho más grande. El intendente hace 40 días le pidió al gobierno nacional la Gendarmería y el refuerzo de la Policía Federal, y hubo oídos sordos”, manifestó Petraglia, quien incluyó la situación de la ciudad dentro de la interna entre Cristina Kirchner y Daniel Scioli. “La Nación hizo oídos sordos y la Provincia, lamentablemente, hace lo que puede con la escasez de fondos que tiene, pero no se la exime de su responsabilidad porque es la responsable primaria de la seguridad”, indicó.

CONTRA LOS K

Por su parte, la senadora juninense Malena Baro, dijo que “no hay lugar a dudas” de que hubo infiltrados y aseguró que “podemos probarlo a través de nuestros videos y cámaras de seguridad”.

Pero además, le apuntó directamente al kirchnerismo. “Hemos identificado a muchas personas vinculadas a agrupaciones políticas, mayormente del Frente para la Victoria. Estamos hablando de agrupaciones vinculadas con el Poder Ejecutivo y el ministerio de Desarrollo Social de la Nación”.


Notas relacionadas

Para dirigentes kirchneristas, la responsabilidad es del Gobernador

La oposición apunta a la Nación y a la Provincia

Respaldo al intendente Meoni

Cinco detenidos por los graves incidentes

Insisten con los límites a excarcelaciones


Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla