Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Recuerdo imborrable

Una pareja de fotógrafos platenses que retrata a alumnos de colegios rurales de todo el país y les regala la clásica imagen, además de documentar la cotidianidad de toda la comunidad educativa

Recuerdo imborrable

Foto grupal de la Comunidad Huayquillan en Colipili, Neuquén

Por: Textos María laura lópez silva Fotos César santoro, Erica Voget y Ber greco

20 de Enero de 2019 | 08:39
Edición impresa

Memoria escolar es un proyecto fotográfico de Érica Voget (37) y Ber Greco (43), dos platenses que tenían ganas de que este arte que los une se plasmara en un objetivo social y documental.

“Comenzamos pensando que tener el recuerdo de la foto escolar es algo súper común en los colegios urbanos, donde muchos fotógrafos ofrecen su servicio y cobran por eso”, explicó Ber, que también es director de arte, y agregó “Esos son recuerdos que quedan para siempre en las historias personales, y las escuelas rurales no está esa posibilidad”.

El proyecto apunta a dar igualdad a todos los chicos, pero además registrar y valorar la educación pública, libre y gratuita, y fortalecer los derechos de los niños.

“Todo empezó a inicios del 2018. Pensábamos ir a escuelas de la región. Después ampliamos la idea a llevar esto a una institución por provincia. Finalmente, en La Plata no hicimos ningún registro aún porque primero surgió el registro en Formosa, donde pasamos varios días en contacto con toda la comunidad y pasamos de querer sacar la foto individual y grupal para mandarla por correo, a realizar un documental de varios días y entregar el material en mano. Eso fue posible porque un cliente nos donó una impresora, que llevamos a todos los viajes”, contó Érica.

La financiación de los viajes es a pulmón y por donaciones e las personas que se van enterando del proyecto en las redes sociales y del boca en boca.

Hasta ahora, esta pareja recorrió 10 escuelas entre Formosa, Jujuy, Neuquén y San Luis, donde el proyecto fue declarado de interés provincial y les pagaron los pasajes para que puedan ir a realizar el trabajo.

“Esto nos ganó el corazón. Ver la reacción y felicidad de los chicos y sus familias, la calidez de la gente con la que nos encontramos en cada viaje y el apoyo de amigos y personas anónimas que aportan al proyecto en el contexto en que se encuentra el país, es asombroso. Nosotros dejamos de lados otras ofertas laborales para poder llevarlo a cabo”, relató Greco.

El contacto con cada escuela que visitan lo hacen con los directivos de las mimas, y mediante una red de docentes rurales que se pasan el dato de esta movida solidaria.

Previo a la visita Érica y Ber se encargan de tener todas las autorizaciones de los padres y de las instituciones para poder realizar el trabajo sin problemas. Explican de qué se trata el proyecto y cuál es la idea.

“Nos gusta mostrar a los chicos en su entorno con la naturaleza y en su cotidianidad. Hay colegios que no están en los parajes, que son los albergues donde los alumnos viven de lunes a viernes con los maestros, cocineros y celadores. Allí se generan situaciones de mucha más cercanía porque terminamos compartiendo con ellos sus actividades y hasta hacemos excursiones.”, contaron los fotógrafos que se emocionan con el trabajo, la vocación y el sacrificio de estas comunidades educativas.

“Por ahí sacamos las fotos a la mañana y al otro día nos invitan a la casa de algún nene y ya tienen la foto colgada en la pared. Es muy lindo sentir que estás dando un registro así a una familia que no tendría la oportunidad de otra manera”, agregaron.

Voget y Greco apuntan a hacer crecer el proyecto llegando a todas las provincias en un plazo de dos años aproximadamente y con la ilusión de poder llevarlo a América Latina. “Nos escriben fotógrafos de todos lados, gente que quiere colaborar y que nos felicita. Estamos contentos con los que se generó a partir de esto”, resaltaron.

Además de regalar la foto, Voget y Greco llevan en cada viaje útiles escolares que la gente les dona para entregarlos en las escuelas que visitan.

“Siempre tratamos de ir a los sitios más olvidados y desprotegidos, ahí donde quizás las donaciones no llegan. No apuntamos a una mirada crítica de la situación, sino a mostrar la realidad de cada lugar”, reforzaron.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

Foto grupal de la Comunidad Huayquillan en Colipili, Neuquén

Los alumnos de la escuela rural de La Lomita, en el límite entre San Luis y Córdoba

Ber Greco y Érica Voget, los creadores de memoria escolar, en su casa-estudio de La Plata

La carpeta que entregan a los alumnos. Esta es de la escuela de Abra Colorada en Jujuy

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla