Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Esta noche, reggae y música negra

Santiago Palazzo: “Soy un melómano irrecuperable y peligrosamente vicioso”

Santiago Palazzo: “Soy un melómano irrecuperable y peligrosamente vicioso”

Santiago Palazzo haciendo lo que ama: pasar música

“Hacía mucho que no se me daba de jugar frente al público en La Plata”, dice Santiago Palazzo, selector de música de amplia experiencia radial y una vida ligada al reggae que esta noche, desde las 21, tendrá la chance de desplegar su ludismo musical en la esquina de 10 y 50, donde desde agosto se vienen llevando a cabo veladas cerveceras musicalizadas por importantes DJs del ambiente.

Y aunque Palazzo, “melómano irrecuperable y peligrosamente vicioso: todo lo que sea música lo consumo ávidamente”, dueño de un conocimiento enciclopédico y que podría pasar horas hablando de música (de hecho, lo hace como forma de vida en su tarea radial), dice que DJ es otra cosa, que en su nacimiento jamaiquino implicaba cantar sobre los discos, lo cierto es que fue incluido en el ciclo, y promete lo que acostumbra a hacer oír a sus fieles escuchas: “No es un programa 100% reggae: teniendo capital en Kingston, la música reggae es central, pero quiero pasar música negra de lo más variada posible”, explica Palazzo.

Es que el melómano irrecuperable tiene un currículum que revela su amor por la música toda, una amplitud musical que excede el reggae: en los últimos 15 años se ha especializado en música reggae y sus afluentes con su programa “La De Dios” (desde el 2014 dirige la radio online www.ladedios.com.ar), pero también pasa tango y comenzó como operador de Nacional Folkórica.

“Siendo muy pibito una tía mía era archivista del Colón: me llevaba a los ensayos, tuve la suerte de consumir música muy elaborada desde muy chiquilín, y eso me prendió de alguna manera, aunque mis viejos no tenían nada que ver con la música”, cuenta. Aparecieron primero la música clásica, el jazz, luego el rock, el reggae. Y lentamente, apareció también una idea lógica: “Cuando la música es tu vicio, tratás de hacer tu selección permanentemente, siempre pensando en animar algo”. Así nació el oficio de selector de música y pensó en estudiar radio, donde desembarcó muy joven en 1992 para quedarse.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla