Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
UN TRASTORNO TAMBIÉN LLAMADO INCONTINENCIA AFECTIVA

Risa patológica, la enfermedad real detrás del éxito del Guasón

El éxito de “Joker” no sólo volvió el foco sobre uno de los villanos más famosos sino también sobre una patología infrecuente

Risa patológica, la enfermedad real detrás del éxito del Guasón

Estos ataques de risa exagerada pueden durar apenas minutos y generan en quien la padece aislamiento social, angustia y depresión / outnow

Alabada por la mayoría del público y considerada un fenómeno de taquilla a nivel global, la película “Joker” no sólo pone de manifiesto los orígenes y la transformación que experimenta el enemigo más emblemático de Batman, el Guasón para nosotros, sino que además pone al descubierto una enfermedad mental hasta ahora no muy conocida pero cuyos síntomas inspiraron al personaje protagonizado por Joaquin Phoenix. ¿Pero cuánto de cierto hay entre lo que se interpreta en la pantalla y la patología de la vida real?

En la película, el Guasón se llama en realidad Arthur Fleck y es un comediante que debe luchar contra la crueldad de la sociedad -una sociedad violenta, egoísta y acaso inquietantemente parecida a la nuestra- y con las penurias de su propia enfermedad mental, una patología que, si bien en el film nunca se le da nombre ni se insinúa su diagnóstico, lo obliga a llevar una tarjeta informativa para aquellos momentos en que el trastorno desata su síntoma principal: una risa incontenible y frenética y que, ya fuera de la pantalla, se la suele llamar como incontinencia afectiva o risa patológica.

El propio actor reveló que para componer el personaje se inspiró en las carcajadas de aquellas personas que sufren este trastorno neurológico. “Comencé con la risa -precisó Phoenix-. Observé videos en youtube de personas que sufren de risa patológica, un trastorno real que hace que las personas se rían sin control”.

Tambien conocida como Labilidad Emocional o síndrome pseudobulbar, se trata de una enfermedad que se caracteriza por episodios de risa o llanto repentinos, descontrolados y fuera de lugar, que generalmente se desata en personas con determinadas enfermedades o lesiones neurológicas como Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), Esclerosis Múltiple (EM), afecciones neurológicas como Parkinson o Alzheimer, o lesiones cerebrales traumáticas, que pueden afectar la manera en la que el cerebro controla la expresión emocional.

“Hay que tener en cuenta que la patología que manifiesta el actor es una caracterización que parte de la ficción”, aclara el psiquiatra platense Pedro Gargoloff, para quien, sin embargo, es cierto que en esta composición actoral que realiza Phoenix “aparece una serie de trastornos mentales mezclados con ciertos síntomas depresivos. La labilidad significa que una persona responde de manera exagerada, tal como ocurre en el film, pero en la vida real esa reacción sorpresiva se traduce más en un llanto que en una risa. Se trata de una manifestación que aparece en ciertos trastornos mentales de naturaleza orgánica, como lo pueden ser la esclerosis múltiple o la secuela de un accidente cerebrovascular”.

Estos ataques de risa exagerada y sin sentido pueden durar apenas minutos y, tal como le ocurre al personaje del film, generan en quien la padece una profunda vergüenza, aislamiento social, angustia y depresión.

Al decir de los especialistas, la risa patológica o síndrome pseudobulbar no suele diagnosticarse bien y se la confunde con trastornos del estado de ánimo. Sin embargo, cuando el diagnóstico es certero se la puede controlar con medicamentos -generalmente antidepresivos e inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina- que pueden ayudar a reducir los episodios pero no a su cura.

“Esa risa paradojal -agrega Gargoloff-, es bastante infrecuente. Se trata de una reacción desmedida ante una situación que no corresponde y, si bien tiene una base real, es bueno aclarar que no representa una manifestación regular”.

Como se dijo, los síntomas primarios de la incontinencia afectiva son los ataques frecuentes, involuntarios e incontrolables de llanto o risa que resultan exagerados o no están conectados con el estado emocional ni el contexto que se está viviendo (algo que en la película se observa en varias escenas). El grado de respuesta emocional causado por esta patología suele ser sorprendente, con un llanto o una risa que pueden durar varios minutos. Por ejemplo, uno se puede reír de manera desaforada en respuesta a un comentario medianamente gracioso. O se puede reír y hasta llorar en situaciones que nada tienen de graciosas o tristes.

Como la enfermedad muchas veces incluye llanto, apuntan los expertos, se la suele confundir con depresión. Sin embargo, mientras los episodios de labilidad emocional tienden a ser breves, los que desencadena la depresión provoca una sensación persistente de tristeza. Además, las personas con labilidad emocional con frecuencia carecen de ciertas características de la depresión, como trastornos del sueño o pérdida del apetito.

“Aunque Fleck/Joker comete crímenes despreciables -dice el propio actor-, mostrar lo que el personaje está experimentando psicológicamente puede permitir que el público simpatice con él”. Y tiene razón: por más despreciables y horrendos que sean, resulta difícil no sintonizar desde la butaca con ese hombre que está sufriendo y ríe sin parar. Aunque ese hombre, claro, sea el más villano de todos.

Exagerado
Las personas que sufren de incontinencia afectiva experimentan emociones como cualquier otra persona, pero frecuentemente lo hacen de manera exagerada o fuera de lugar, lo que impacta negativamente sus relaciones personales y su vida en general, tal y como se retrata en la historia de Arthur Fleck.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla