Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
River es semifinalista de la Copa Argentina, casi sin despeinarse

En el segundo tiempo se produjo el regreso a las canchas de Juanfer Quintero, luego superar una larga lesión

River es semifinalista de la Copa Argentina, casi sin despeinarse

El festejo del primer gol de la noche, el de Rafael Santos Borré ante Almagro / Fotobaires

12 de Octubre de 2019 | 04:02
Edición impresa

River es una maquinita. Por el torneo que sea su nivel no baja de intensidad. Ayer lo sufrió Almagro, a quien derrotó 2-0 por los cuartos de final de la Copa Argentina, resultado que pudo y debió ser mayor por las diferencias mostradas en cancha.

Los de Marcelo Gallardo jugaron el partido con los dientes apretados y la sincronización de siempre. A los 6 minutos llegó el primer gol, luego cinco toques la pelota le quedó a Nacho Fernández. El ex Gimnasia le pegó con tremenda potencia y le rompió el travesaño de Christian Limousin. En el rebote el colombiano Santos Borré la empujó al gol.

Tras el gol River siguió atacando y el tercer gol estaba más cerca del tercero que el Tricolor del empate. No obstante, en una contra, sobre el final del primer tiempo Franco Armani le sacó un mano a mano a Facundo Suárez. Fue la única vez que el triunfo tuvo una mínima discusión.

Si Almagro tenía alguna chance de soñar con el empate se acabaron a los 34 segundos de comenzado el segundo tiempo, cuando el defensor Nicolás Arrechea vio la tarjeta roja, tras su infracción a Santos Borré cuando estaba por pisar el área.

“No queríamos tener sorpresas. Por eso lo jugamos cómo lo jugamos. Lo ganamos con facilidad

Marcelo Gallardo
DT River

 

Por eso no sorprendió que a los 12 minutos, otra vez gracias a una genial habilitación de Nacho, Ignacio Scocco definiera ante la salida de Limousin para poner el 2-0 y bajarle finalmente la cortina a un partido que no tuvo más duelo.

River contó con una infinidad de oportunidades de gol como para aumentar la diferencia y cerrar la noche con un resultado mucho más abultado. Almagro se defendió como pudo e incluso su entrenador empezó a cuidar futbolistas para el duelo de la semana ante Defensores de Belgrano, su verdadero objetivo en este año.

En medio del vendaval se produjo el regreso oficial de Juan Fernando Quintero, luego de casi 8 meses. El colombiano, autor del segundo gol en la final de la Libertadores 2018 en España pegó la vuelta y se mostró fino, picante y con la fuerza de siempre. Se llevó una ovación antes, durante y después.

River está en otra semifinal, esta vez de la Copa Argentina, donde todos los años es protagonista. Se las verá con el ganador de Colón y Estudiantes de Buenos Aires. Pero está claro que si sigue jugando en este nivel no tendrá rivales, sea quien sea el que tenga enfrente.

LA FELICIDAD DE QUINTERO

Luego de 208 días, Juan Fernando Quintero declaró: “Estoy contento. Les agradezco a mis compañeros. Con ellos es más fácil. Tenía ansiedad por volver a jugar. Me sentí bien. Ahora pensamos en Arsenal, luego en Boca”.

LA BANDERA DE LA POLÉMICA

Cuando River saltó al campo de juego y mientras se jugaba el segundo tiempo, los hinchas millonarios desplegaron una bandera gigante, la que supuestamente la facción del Oeste le robó hace unos años a los denominados Borrachos del Tablón. Con los líderes de éstos últimos con derecho de admisión, anoche los nuevos capos del corazón de la tribuna pasearon su nueva inmunidad por Mendoza.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla