Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Cómo cuidar del sol las cicatrices

Sea cual fuere la razón de la herida, hay que tener ciertos recaudos para que no quede pigmentada

Cómo cuidar del sol las cicatrices

Se recomienda usar crema solar de un FPS alto / shutterstock

16 de Octubre de 2019 | 01:09
Edición impresa

Cualquier tipo de herida, desde una cicatriz quirúrgica hasta una de una caída, una quemadura con la plancha, un peeling realizado en pleno verano o una piel irritada simplemente por el uso de una nueva crema, pueden meternos en problemas si exponemos esa piel bajo el sol.

El riesgo es que la zona dañada se hiperpigmente y se quede por muchos tiempo de color marrón. Pero los especialistas explican cómo evitar este problema y solucionarlo de la mejor forma posible si llega a ocurrir.

La mayoría de la gente sabe que las cicatrices recientes hay que protegerlas. Pero si se tienen algunas con varios años los cuidados son distintos. El signo más importante al que hay que estar atentos para saber si una cicatriz se puede exponer a los rayos solares o no es su coloración. Cuando la cicatriz aún conserva un color rojizo, esa tonalidad indica que aún hay inflamación y remodelación, y es mejor evitar que la dé el sol.

El tiempo que tarda ese color rojizo en desaparecer varía mucho de una persona a otra. A alguien puede que sus sesiones de láser no le provoquen ni cosquillas y que, en cambio, a otro la piel permanezca dolorida días. Hay que estar atento a las señales y tapar con ropa la herida. Además se recomienda usar crema solar a menudo (y de un FPS alto).

En cuanto a los tratamientos con láser en verano, todos suponen un riesgo de hiperpigmentación, pero con matices, porque hay láseres y láseres. Los expertos dicen que existen láseres de depilación y rejuvenecimiento que producen un enrojecimiento fugaz, que en horas o en un par de días desaparecen, por lo que se pueden usar durante todo el año si tras la sesión se emplea la fotoprotección adecuada de la forma correcta, esto es, evitando la sobreexposición solar y renovando la crema cada dos o tres horas”.

Pero hay que recordar que ningún fotoprotector por muy alto que sea el FPS nos va a proteger si está bajo el sol. Antes de hacerse cualquier tratamiento estético, lo mejor es consultar con un especialista: los dermatólogos utilizan una gran variedad de láseres y muchos de ellos sí que se pueden realizar en verano sin peligro o con mínimos cuidados e incluso pueden incluir en el mismo tratamiento una crema despigmentante suave de forma preventiva. Pero otros son más agresivos y en épocas de sol están completamente contraindicados.

Y si ya estamos con el problema encima, no hay que aterrarse. Si se observa que la piel que estaba dañada ha pasado del rojo al color café, ha llegado el momento de acudir a consulta a aplicar un tratamiento despigmentante porque para estos casos las simples cremas a las que tenemos acceso el común de las personas suelen no dar resultados.

Además, si ya se está en la consulta, se puede preguntar sobre la posibilidad de usar los láseres que pueden ayudar a disimular la propia cicatriz. No hay ningún láser que borre completamente una cicatriz, pero es cierto que existen láseres fraccionados que si se utilizan de forma precoz en cualquier tipo de cicatriz, está demostrado que al final esta se va a disimular más porque hacen que el proceso de cicatrización sea muy correcto.

Cuando la cicatriz aún conserva un color rojizo, es mejor evitar exponerla al sol

 

Multimedia

Se recomienda usar crema solar de un FPS alto / shutterstock

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla