Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Nadie frena la guerra de las pintadas de los hinchas de fútbol y crece la bronca vecinal

Los fanáticos de Estudiantes y Gimnasia cada día ganan nuevos espacios públicos y privados, como Plaza Rocha. Un problema sin solución

Nadie frena la guerra de las pintadas de los hinchas de fútbol y crece la bronca vecinal

Se inauguró el estadio y el barrio se llenó de pintadas / el dia

14 de Noviembre de 2019 | 02:33
Edición impresa

Ocurre en Rosario, entre Newell’s y Central. En Santa Fe, entre Colón y Unión. Pero mal de otros (muchos o pocos), consuelo de tontos. El avance de las pintadas de hinchas de Estudiantes y de Gimnasia no tiene freno por una simple razón: nadie lo pone. ¿Folklore? Nada de eso. Arboles, mobiliario urbano, comercios y viviendas son tomados como propios por unos y otros.

La respuesta de las autoridades siempre transita por los mismos andariveles. Que citarán a los dirigentes de los clubes, que los harán responsables por el accionar de los hinchas, que se “recuperará” lo que se ha dañado.

Los archivos hablan. Cuando este diario dio cuenta del salvaje ataque de hinchas de Gimnasia a gran parte del histórico arbolado del Bosque, en el Municipio aseveraron que citarían a los dos clubes “para que tomen medidas con sus hinchadas” -como se dijo, un clásico- y para “informarles que se iniciará un proceso de recuperación de los árboles dañados”. Ello ocurrió el 13 de julio de este año. Es decir que ayer se cumplieron cuatro meses. Y los árboles siguen sufriendo la pintura azul y blanca. “No es pintura, es cal (¿pura? ¿cómo se puede saber?) y a los árboles les hace bien”, se animó a comentar más de uno en aquel entonces, totalmente a contramano de las opiniones de los ingenieros forestales e investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias. Bien se podría proponer: que cada cual atienda su juego.

Hipódromo, Plaza Rocha y estadio

Nuevas quejas de vecinos llegaron ayer y anteayer desde la Plaza Rocha, el barrio Hipódromo y las calles adyacentes al recién inaugurado estadio de 1 y 57.

Estatuas y árboles del espacio público de 7 y 60 fueron vandalizadas en azul y blanco. Ataque al patrimonio cultural y al patrimonio verde.

En tanto, una amplia zona de la tradicional barriada que se extiende más allá de las vías del ferrocarril se convirtió también, por la “dictadura del rodillo y el pincel”, en “territorio tripero”. La otra, la de avenida 1 y cercanías, en “dominio pincha”.

“No respetan nada. Mi hijo ayer pintó el portón y hoy, cuando se despertó, lo encontró grafiteado por hinchas de Gimnasia”, comentó un frentista del barrio Hipódromo.

“¿No les alcanzó con la inauguración de ese espléndido estadio?”, se preguntó una mujer que vive a menos de una cuadra de la esquina de 1 y 57. “Parece que no, porque los árboles, los paredones y el mobiliario urbano de todas las calles perpendiculares a la avenida 1, desde 55 hasta 58, fueron convertidas en una suerte de extensión de la cancha”, describió, indignada.

El vecino de la zona marcada de azul y blanco aseguró que “se trata de todo el barrio, no sólo de un sector. Se adueñaron del lugar”, puntualizó.

Enumeró: árboles, canastos, puertas y paredes de viviendas. “Pintaron todo de blanco y azul. Hace rato que vienen avanzando y nadie hace nada. Pero nada de nada”, subrayó. “Por parte de la Comuna nunca tuvimos una respuesta”, afirmaron en el barrio, para delimitar la zona “comprada” por los hinchas de Gimnasia: 32, 38, 120 y 122.

El hijo del vecino tendrá que gastar unos 10 mil pesos para volver a poner en condiciones su portón. Un poco menos si se ahorra la mano de obra. Un informe publicado por EL DIA dio cuenta de que “repintar el frente de una casa de medida estándar puede llegar a superar los $40 mil. Y renovar una persiana comercial, no menos de $10 mil”.

El arbolado urbano, ya muy castigado por la falta de mantenimiento, las podas mal realizadas y las mutilaciones, ahora también debe soportar la pintura roja, azul y blanca. Al ataque de los ejemplares del Bosque, les siguieron los de avenida 1 y alrededores que, en rojo y blanco, fueron obligados a festejar la inauguración de un estadio.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

Se inauguró el estadio y el barrio se llenó de pintadas / el dia

hasta los monumentos de la plaza rocha tienen pintadas / s. casali

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla