Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El tábano picó fuerte

En silencio y cuando pocos lo esperaban, Mateo Retegui se transformó en el héroe del clásico. Estudiantes y su hábito de sacar adelante partidos bravos para poder festejar nuevamente. 

El tábano picó fuerte
2 de Noviembre de 2019 | 19:49

No brilla por ser un delantero virtuoso y no anda derrochando elegancia dentro del área. Más bien todo lo contrario. Sacrificio, entrega y acomodarse a lo que pide el equipo, terminan siendo las razones principales para que el juvenil sea hoy el 9 titular de Estudiantes. Dejó atrás nada más y nada menos que a Federico González (en algún momento volverá al equipo) y con el grito en el bosque se metió aún más en la consideración de los hinchas.

El "tábano" se quedó de manera justa con todas las luces del derby de nuestra ciudad, y al igual que Lucas Albertengo en el clásico pasado, sorprendió a propios y extraños con esa buena definición tras la pared con la Gata.
"Lo ganamos todos" gritó cuando salió del vestuario, dejando de lado la timidez de sus 20 años. Y sí, Estudiantes volvió a ganar un clásico más de manera conjunta, donde lo colectivo se impuso por sobre los arrestos individuales.


No abundaron los rendimientos altos como frente a Rosario Central, pero después del gol el equipo entendió que con oficio podía quedarse con la victoria como finalmente sucedió. En el primer tiempo fue Gimnasia el que impuso ciertas condiciones llevando algo de peligro a la zona que custodió Mariano Andújar. El descanso sirvió para refrescar conceptos, calmar a Gastón Fernández (se salvó de la expulsión) y arrancar de nuevo.
Ahí fue cuando creció Iván Gómez, la defensa volvió a tener cierto orden, el arquero respondió, y la Gata apareció para gestar la jugada del gol. Ya con la ventaja, el equipo manejó los tiempos jugando de contra pero sin colgarse del travesaño.


Estudiantes volvió a festejar y suma así tres victorias en fila que sirven para ratificar la levantada del equipo tras la eliminación de Copa Argentina, donde el ciclo parecía llegar a su fin. Mordió la banquina y todos pudieron acomodar de nuevo el carro.
Victoria que se celebra como corresponde para un equipo al que no le sobró nada, o mejor dicho si, experiencia.

Fernando Serrano Estoy en la Redonda desde 2008 (El equipo deportivo y la Supertransmi) y cubriendo exclusivamente la información diaria de Estudiantes desde 2011, en los distintos programas de la emisora y las transmisiones.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla