Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El infierno tan temido: se vino el verano con todo y el agua no aparece por ningún lado

Bronca e indignación en plena ola de calor. Se extiende la sequía en la zona Norte y los usuarios dependen de los bidones de Absa. En Villa Castells y Gonnet hay sectores en los que no sale una gota de las canillas. Vecinos dicen que el agua, cuando sale, es “intomable”

El infierno tan temido: se vino el verano con todo y el agua no aparece por ningún lado
13 de Diciembre de 2019 | 05:56
Edición impresa

En una semana de calor infernal, muchas zonas del Norte permanecieron con baja o nula presión de agua y los vecinos pusieron el grito en el cielo a raíz de la sequía que padecieron en una de la seguidilla de días mas calurosos del año.

Esa zona arrastra interminables problemas con el servicuio de agua potable que iban a quedar solucionados con la construcción y puesta en marcha del Acueducto Norte, según informaron en reiteradas oportunidades desde la empresa estastal ABSA, pero lo cierto es que para los vecinos de Gonnet y Villa Castells la solución parece que nunca llega, ya que desde el sábado al mediodía, no cuentan con el servicio de agua por una rotura en el tramo de 14 y 489.

Otra vez falló el acueducto norte y los vecinos se quedaron sin agua en plena ola de calor

 

Ante la ola de reclamos, desde ABSA grabaron un mensaje para los vecinos que llamaban al teléfono de atención al cliente. “Debido a la reparación de un tramo del Acueducto Norte en calle 489 y 14, podrás notar falta de agua en la localidad de Gonnet. Las tareas finalizarán alrededor de la hora 18. Luego, de forma paulatina y progresiva, hacia la noche irán recuperando la presión habitual”, decía el mensaje. Per5o parece que la solución, al cierre de esta edición, no llegó, según relataron vecinos a este diario.

En Gonnet los vecinos que viven en las calles 508 y 509 de 20 a 21 subrayaron que en los últimos tres años tuvieron problemas con el suministro de agua, pero en las últimas 48 horas directamente no subió nada a los tanques.

“Llegaron las facturas de Absa correspondientes a enero y febrero, vamos a tener que pagar casi dos mil pesos y no tenemos ni una gota, no sé cómo no tienen vergüenza de cobrar por un servicio que no se da”, contó Adriana Silvera, una de las tantas vecinas de Gonnet afectada por la falta de agua.

Como se informó en las últimas horas, también sufrió ese problema un amplio sector de Villa Castells, que desde hace días está con las canillas secas. Según pudo saberse en ese caso fue producto de una avería en la red de agua.

Según señalaron, cuando el termómetro superaba por largo los 30 grados, el suministro en los hogares todavía brillaba por su ausencia y vecinos de una vasta zona fueron a la delegación comunal para asirse de los bidones que provee la empresa ABSA.

“No podemos refrescarnos, pero además se dificultan las tareas domésticas como lavar la ropa, lavar los platos o usar el baño”, dijo una mujer.

Para conseguir agua los usuarios tuvieron que dirigirse hasta la delegación municipal donde se entregan los bidones que suministra ABSA.

“Entregan seis bidones por familia”, contó una usuaria de 12 y 491 que se identificó como Claudia.

En medio de ese calvario, la mujer sostuvo que “baja presión hay siempre, pero en los últimos días no tuvimos agua”. Por este motivo fue al centro comunal donde se encontró con una gran cantidad de vecinos con el mismo problema.

La gente se quejó por esperas que se prolongaron durante buena parte de la mañana todos los días de la semana.

Por su parte, Silvia Gómez, vecina de 12 y 491, contó que la escasez de agua se agudizó desde el sábado.

“Todavía estamos a la espera de que nos devuelvan este servicio”, apuntó otro vecino.

Además se indicó que en 12 y 489 la gente pasó varios días casi sin una gota de servicio.

ABSA comenzó a suministrar agua envasada tiempo atrás por los problemas de potabilidad y los riesgos a los que estaban expuestos los usuarios, aunque en estas jornadas de calor son cada vez más los vecinos con canillas secas en sus hogares que se acercaron para conseguir los bidones.

“Hace un mes que no tenemos presión en la zona de 461 entre 19 y 20 de City Bell, a pesar de los reclamos no se da una respuesta”, afirmó un vecino.

Un amplio sector de Villa Castells está desde hace días sin una gota de agua en las canillas

 

También se sumó un largo corte en la zona de la plaza La Emilia, en City Bell (474 y 32) en donde los vecinos tuvieron apenas un hilo de agua o padecieron el calor directamente sin servicio.

También se remarcó que en los últimos años creció mucho la población, se construteron muchos duplex en pequeños terrenos sin control, muchos domicilios hicieron piletas, hay mas comercios, restaurantes, clubes, lavadero de autos, y los vecinos opinaron que no se hicieron obras adecuadas.

“Desde octubre de 2018 hay graves problemas con el agua, pero no hay ni solución, ni controles; seguimos con un hilo de agua siendo que es un derecho fundamental”, sostuvo Liliana, vecina de la zona Norte que además consignó que paga facturas de 700 pesos y no tiene pileta.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

Los vecinos reciben los bidones a cuentagotas. Aseguran que no alcanzan / Sebastián Casali

Cargan un tanque pàra abastecer de agua a la zona

El calor dominó una semana complicada

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla