Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ESPECULACIONES TRAS SU VIAJE A CUBA

Dudas crecientes sobre la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner

A tres meses de la fecha de definición, la ex presidenta esta más pendiente de las causas judiciales y de asuntos personales

Dudas crecientes sobre la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner

La ex presidenta, durante la última sesión en la cámara de senadores de la nación/twitter

Mariano Spezzapria

@mnspezzapria

El repentino viaje de Cristina Kirchner a Cuba se convirtió en las últimas horas en motivo de fuertes especulaciones entre dirigentes políticos, sindicalistas y empresarios. Esos comentarios, dichos por lo bajo y en reserva, no hacen referencia al estado de salud de Florencia, la hija de la ex presidenta, sino al futuro de quien hoy es la principal figura de la oposición a nivel nacional.

Concretamente, plantean dudas crecientes sobre la candidatura de Cristina para las elecciones presidenciales de este año. El hecho de que a sólo tres meses de la fecha de definición, la ex presidenta esté más pendiente de las causas judiciales y de asuntos personales acrecienta esa incertidumbre, que no afecta solamente al peronismo sino también al Gobierno de Cambiemos.

La propia Cristina vinculó la patología que padece su hija –una obstrucción linfática- con la “persecución” de la que, según ella denuncia, es víctima su familia por parte de la Justicia federal, que investiga actos de corrupción cometidos entre 2003 y 2015. Con esa lógica mandó a difundir la situación que atraviesa Florencia, antes de que la ventilara Comodoro Py, dijeron en su entorno.

El video que tanta polémica levantó en los últimos días, al que algunos etiquetaron como una victimización, fue elaborado en las oficinas del Instituto Patria, sede central del kirchnerismo. Allí, a sólo una cuadra y media del Congreso, Cristina mantiene prácticamente todas sus reuniones políticas. Ahí mismo se tomó la foto con Ramón Rioseco antes de la derrota en Neuquén.

Los dirigentes que la visitan no terminan de hacerse una idea de qué es lo que Cristina definirá sobre su futuro político. Pero hay dos elementos para tener en cuenta: entre sus colaboradores de mayor confianza no falta quien le recomiende no participar de la elección presidencial y preservarse tanto en términos políticos como personales. El caso de Florencia es un ejemplo.

Uno de ellos es Eduardo Valdés, el ex embajador argentino ante el Vaticano, quien ante la ausencia de un vocero formal, es consultado por los medios como una suerte de intérprete de Cristina. Pero también hay varios intendentes del Conurbano que –pese a que la senadora mide bien en sus distritos- ya trabajan en el armado de un “frente de unidad” sin ella a la cabeza.

En la misma línea se mueven los diputados nacionales Felipe Solá, Daniel Scioli y Agustín Rossi. Los tres legisladores justicialistas ya están anotados en la grilla de los precandidatos presidenciales del PJ, a la espera de lo que pueda suceder con Cristina. “La decisión está tomada de manera independiente a lo que definan otros dirigentes”, afirmó el jueves Scioli en su presentación.

Rossi, por su parte, le dijo a EL DIA que si Cristina no fuera candidata, entonces habrá que ir a una PASO –una elección interna- para consagrar al candidato presidencial del PJ. La indefinición de Cristina también mantiene a la expectativa a otros sectores del peronismo, agrupados en Alternativa Federal. En ese nucleamiento, tampoco creen que la ex presenta se presentará.

En sentido contrario, la mesa chica del Gobierno nacional parece haber diseñado toda su estrategia electoral para confrontar en forma directa –y exclusiva- con Cristina Kirchner. En la Casa Rosada creen que la ex presidenta será parte de la oferta de candidatos porque está apremiada por su situación judicial, en lo que podría definirse como una postulación en defensa propia.

Pero el viaje de la senadora por Buenos Aires a Cuba también abrió interrogantes en las filas de Cambiemos. Incluso, no faltan los que se preguntan qué pasaría si la ex presidenta permanece en La Habana más tiempo que el esperado para acompañar a su hija, mientras se repone, antes de regresar al país. En cuestión de tiempo, las especulaciones pueden convertirse en sospechas.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...