Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Encuentro con vidal y jefes comunales AFINES en la quinta de olivos

Macri reunió a la tropa bonaerense, ratificó el rumbo y bajó un mensaje motivacional

El Presidente pidió un esfuerzo en medio de las dificultades. También cargó contra los “predicadores del fracaso”

Macri reunió a la tropa bonaerense, ratificó el rumbo y bajó un mensaje motivacional

Macri y vidal en la quinta de olivos, junto a los intendentes bonaerenses de cambiemos/gobernación

“Si Perú y Colombia pudieron hacerlo, ¿por qué no vamos a poder nosotros?”. Mauricio Macri procuró convencer ayer a los intendentes bonaerenses de Cambiemos de que el rumbo económico de su gobierno, aún pese a las dificultades, es el correcto. Fue incluso un poco más allá en su discurso optimista y aventuró que en 10 años el país podrá acercarse a los índices de inflación y desempleo que las naciones vecinas.

El Presidente convocó a los alcaldes del oficialismo a la quinta de Olivos. Fue una nueva escala del plan trazado en la Casa Rosada que apunta a despejar dudas sobre la posibilidad de que Cambiemos opte por un plan alternativo y sea María Eugenia Vidal quien encabece la fórmula presidencial en lugar del actual mandatario. El mensaje esperanzador y el pedido de que todo el mundo salga a hablar con la gente que se escuchó en Olivos, apuntaron a esa misma dirección.

La Gobernadora, en esa sintonía, estuvo siempre al lado de Macri.

El jefe de Estado recibió a los intendentes a almorzar. El menú, chorizo, morcilla y un medallón de lomo. Vino Malbec, agua y un postre como para no desentonar con los tiempos de apremio: el clásico queso y dulce.

La primera parte de la arenga estuvo a cargo de Vidal. “Hay muchos lugares concretos que podemos mostrar y eso no es verso y no es cadena nacional. Nosotros no somos espectadores, nosotros gobernamos y tomamos decisiones todos los días. Nos tenemos que anclar en lo concreto, en lo que hicimos y sabiendo que el Presidente y su equipo hacen lo mejor para que el país deje el camino de los últimos setenta años”, afirmó.

DIFICULTADES

Según trascendió, la mayoría de los intendentes fueron contestes con ese mensaje, aunque algunos machacaron sobre las dificultades que afrontan en sus distritos producto de la recesión de la economía.

“Estamos en una situación crítica. La gente se olvida de todo lo que robó el kirchnerismo”, alertó uno de los alcaldes del interior. Pero luego aflojó la soga aunque con una advertencia. “Lo felicito (al Presidente) por el coraje, pero vamos a necesitar más coraje aún”, advirtió.

El micrófono fue pasando a manos de otros intendentes. El de Berisso, Jorge Nedela, rescató la importancia de la puesta en funcionamiento del Same y de la reactivación del puerto que se producirá en breve con la llegada del primer barco a la terminal de contenedores.

Acaso como para salir al cruce de las versiones que hablan de la supuesta preferencia de no pocos intendentes por Vidal en lugar de Macri, el jefe comunal de Vicente López utilizó un tono enfático. “Cuando arrancamos muchos no eran intendentes y hoy tenemos que trabajar para estar cerca y volver a ganar. Nunca planteamos una grieta y una diferencia, dejamos que las decisiones se tomen y acompañamos”, señaló Jorge Macri.

No pocos jefes comunales confiesan en off de récord sus temores por la pobre imagen que recoge el Presidente en la Provincia y el impacto que esa performance pudiera tener en sus distritos. De acuerdo a las encuestas que se conocieron en las últimas semanas, el jefe de Estado estaría midiendo entre 10 y 12 puntos menos que Vidal.

No se trata de un temor que anide solamente en las comunas. En varios despachos de Casa de Gobierno existe incertidumbre sobre la suerte que podría correr Vidal producto de un posible efecto arrastre negativo.

CONTRA EL POPULISMO

Pese a todo, en la reunión se procuró dejar de lado aquellos fantasmas. “Estamos convencidos del camino para ganarle al populismo y nos hacemos cargo de que somos parte de una epopeya para dejar atrás en la historia a ese populismo”, dijo el vicegobernador Daniel Salvador.

“Este año se va a terminar el mito de que los únicos que pueden gobernar son los peronistas”, abundó el intendente de Lincoln, Salvador Serenal.

Al final, llegó el turno de Macri, observado por el poderoso jefe de Gabinete, Marcos Peña. “No cambié, soy el mismo; sé perfectamente lo que le pasa a los argentinos, sé lo que es haber perdido el crédito con los mercados”, lanzó. Pero se esperanzó en que “se va comprendiendo la magnitud del cambio que hemos emprendido”.

Luego pidió a los alcaldes austeridad y habló de “la euforia y alegría que vio en Expoagro”, donde fue vitoreado por el campo.

“El camino comenzó y necesitamos reafirmarlo como comunidad”, finalizó el Presidente.

“Durante años escuchamos a lo que decían que nos íbamos a separar en 2015 y en el 2017; y hoy vamos de cara a otra elección con la misma coherencia y el mismo convencimiento de que este es el camino correcto que necesita nuestro país”, dijo por su parte el platense Julio Garro.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...